tres zonas económicas

Las tres zonas de tu economía personal: qué son y cómo mejorarlas

¿Te has preguntado alguna vez en qué zona se encuentra tu economía personal? Yo lo hago a menudo, y te aseguro que me ayuda mucho a tomar mejores decisiones financieras. Por eso, hoy quiero compartir contigo un concepto que me parece muy útil para entender y mejorar nuestra situación económica: las tres zonas.

Las tres zonas son una forma de clasificar nuestra economía personal según el equilibrio entre nuestros ingresos y nuestros gastos, es decir, entre nuestros activos y nuestros pasivos. Dependiendo de este equilibrio, podemos estar en la zona verde, en la zona roja o en la zona negra. Cada una de ellas tiene unas características y unas implicaciones diferentes para nuestro bienestar financiero.

Te voy a explicar qué es cada zona, cómo identificarla y cómo gestionarla de la mejor manera posible. Espero que te sirva de ayuda y que puedas aplicarlo a tu propia economía personal.

¿Qué es la zona verde?

La zona verde es aquella en la que tus ingresos superan a tus gastos, y tienes un remanente que puedes ahorrar o invertir. Nuestros activos superan a nuestros pasivos. En esta zona te sientes cómodo y seguro con tu economía personal, ya que tienes cubiertas tus necesidades básicas y puedes permitirte algunos caprichos. Además, tienes un colchón financiero que te protege ante posibles imprevistos o emergencias.

La zona verde es la situación ideal a la que todos deberíamos aspirar. Sin embargo, no debemos conformarnos con ella, sino que debemos aprovecharla para seguir creciendo y mejorando nuestra economía personal. Para ello, te recomiendo que sigas estos consejos:

¿Qué es la zona roja?

La zona roja es aquella en la que tus gastos superan a tus ingresos, y tienes un déficit que te obliga a endeudarte o a recurrir a tus ahorros. En esta zona te sientes incómodo e inseguro con tu economía personal, ya que no llegas a fin de mes y tienes dificultades para pagar tus deudas o para afrontar tus compromisos financieros. Además, no tienes un margen de maniobra que te permita hacer frente a posibles eventualidades o oportunidades.

tres zonas económicas

La zona roja es una situación muy común entre la población, pero también muy peligrosa y perjudicial para nuestra economía personal. Por eso, debemos salir de ella lo antes posible. Para ello, te recomiendo que sigas estos consejos:

¿Qué es la zona negra?

La zona negra es aquella en la que tus gastos superan ampliamente a tus ingresos, y tienes un agujero financiero que te impide cumplir con tus obligaciones económicas. En esta zona te sientes angustiado y desesperado con tu economía personal, ya que estás al borde de la bancarrota y no tienes recursos ni soluciones para salir del atolladero. Además, sufres las consecuencias legales, sociales y emocionales de tu insolvencia.

La zona negra es una situación extrema y dramática que debemos evitar a toda costa. Pero si por alguna razón te encuentras en ella, no pierdas la esperanza ni te rindas (yo he pasado por dos y he salido, tú también puedes). Aún puedes salir de ella con mucho esfuerzo y dedicación. Para ello, te recomiendo que sigas estos consejos:

  • Busca ayuda profesional lo antes posible. Puedes acudir a un asesor financiero, un abogado o un psicólogo que te oriente y te apoye para resolver tus problemas económicos.
  • Prioriza tus necesidades básicas y asegúrate de cubrir tu alimentación, tu salud y tu vivienda.
  • Elimina todos los gastos superfluos o innecesarios, y trata de reducir al mínimo los imprescindibles.
  • Busca todas las fuentes de ingresos posibles, aunque sean pequeñas o temporales. No descartes ninguna opción ni tengas miedo de pedir ayuda.
  • Intenta renegociar tus deudas con tus acreedores, y busca soluciones alternativas como la refinanciación, la quita o la dación en pago.

Como en el caso anterior, lo primero que tenemos que hacer es recortar gastos. Aquí incluso perdiendo “calidad de vida” que, de otra forma, ni tendríamos. Hay que ser más severos. Buscar ingresos adicionales, negociar con los bancos, etc.

Hay luz al final del túnel

En conclusión, tu economía personal se puede dividir en tres zonas: la zona verde, la zona roja y la zona negra. Depende de ti elegir en cuál quieres estar. Obviamente, tenemos que llegar cuanto antes o mantenernos en la Zona Verde, donde puedes mejorar tu economía personal sin sufrir ni estancarte. Esto lo ve cualquiera, pero no parece tan fácil ¿verdad? Pues no, fácil no es, sino ya lo habrías hecho, pero si es posible.

¿Estás en Zona Roja y te cuesta llegar a fin de mes? ¿Estás en la Zona Negra y no ves la salida? Si estás en la zona roja o en la zona negra, no te desanimes ni te resignes. Siempre hay una salida si estás dispuesto a cambiar y a actuar. Si tienes dificultades para mantener tus finanzas controladas, aquí encontrarás sugerencias para poner algo de orden y conseguir resultados que te lleven de vuelta a la Zona Verde.

Si tienes dificultades para mantener tus finanzas controladas, no encuentras trabajo o acumulas una gran cantidad de deudas, en este blog te trato de ayudar a superar estas dificultades. A cambiar tus paradigmas y a que aumentes tu columna de activos, a que te apalanques y salgas cuanto antes de la carrera de la rata. La finalidad de este blog es que aprendas todo lo que tienes que hacer para llegar a final de mes en positivo y estar en disposición de ahorrar. Quizá lo primero sea Tomar Conciencia.

Como siempre te digo, los problemas de dinero no se solucionan con dinero, sino con imaginación. Se que tu situación es muy grave o muy seria pero, párate un momento y piensa. Seguro que se te ocurre algo. Conozco gente haciéndose millonaria vendiendo patas de pollos a China. Si, las que tiran a la basura en todas las carnicerías. Por ponerte solo un ejemplo.

Y tu ¿En que zona te encuentras? ¿Estás dispuesto a cambiar tus hábitos para cambiar tu situación? Cuentamelo en los comentarios.


Comentarios

  1. Podemos dividir tu economía en 3 Zonas, Verde, Roja y Negra. Tanto en finanzas personales como en nuestro negocio etc https://t.co/uS9EOPsyPz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *