Como-crear-un-presupuesto-realista-que-funcione

Cómo Crear un Presupuesto Realista que Funcione

Hoy vamos a desmitificar la leyenda urbana del presupuesto, esa “rara avis” que todos evitan como si fuera la peste. Y es que hablar de números se nos hace bola. Te crees que hace falta ser un matemático experto o un contable con gafas de pasta para poder hablar de estos temas, y no es cierto.

Las finanzas personales tienen mucho más de personales que de finanzas. Comparte en X

Y es que es cierto, las emociones y creencias son el principal problema, no las matemáticas (yo siempre las supendía). Así que vamos a perderle el miedo y vamos a hablar de algo fundamental para tener tu economía personal bajo control: crear un presupuesto realista que realmente funcione para ti y no al revés.

Y no, un presupuesto tampoco es una cárcel que te impide disfrutar de la vida. Es más bien esa brújula que te guía, incluso cuando surgen cambios en el camino. Es una herramienta que te ayuda a alcanzar tus metas financieras. La clave está en ser realista y no castigarte demasiado. Así que vamos allá, que no muerde.

¿Qué es un presupuesto?

Un presupuesto es una herramienta que te permite planificar tus ingresos y gastos. Ya te hablé de la importancia de llevar un control de ingresos y gastos, que te ayude a saber exactamente cuánto dinero entra y cuánto sale cada mes. Bueno, pues este sería el siguiente paso.

Ahora que ya tienes más o menos claro el panorama, puedes planificar como se irá desarrollando tu futuro, y no solo hablo del financiero, aunque está claro que es de donde va a partir todo. Vas a tener mucho más claro en qué gastar y en qué no. Es como un mapa del tesoro, pero sin piratas y con muchas más facturas.

Esto te permitirá hacer ajustes que hagan que vayas a donde quieres ir y no a donde te lleven las corrientes. Imagina que es tu entrenador personal en el gimnasio de las finanzas, pero en lugar de hacerte sudar la gota gorda, te hace sudar números.

Es ese plan maestro que te dice cuánto tienes, cuánto gastas y, lo más importante, cuánto te puedes permitir derrochar en esas cosas que ni necesitas.

¿Por qué necesitas un presupuesto?

Yo soy muy de ir a la aventura. Nunca me ha gustado mucho planificar las cosas, soy más de ir a lo que surja. Y vale, en unas vacaciones a lo mejor hasta mola, pero cuando hablamos de dinero, te aseguro que no es tan excitante ser reactivo.

Por supuesto, no todo se puede planificar, pero sí mucho, al menos lo más importante. Y en temas de pasta es fundamental porque te va a facilitar ciertas cosas:

  • Control del gasto: Evita que te pases de la raya y te quedes sin dinero antes de fin de mes. ¿Te suena eso de llegar al 20 y estar comiendo fideos instantáneos? Pues con un presupuesto, ¡se acabó! Te ayuda a que no acabes el mes rebuscando en los bolsillos del pantalón del año pasado.
  • Ahorro planificado: Te permite asignar una parte de tus ingresos al ahorro, asegurando que no te lo gastes todo en caprichos. Porque algún día esa chaqueta de cuero pasará de moda, pero tu cuenta de ahorros no.
  • Alcanzar metas: Ya sea ahorrar para unas vacaciones, pagar deudas o en criptomonedas (o en clases de yoga, tú eliges), un presupuesto te ayuda a lograrlo. Y no, no vale decir que tu meta es comprar más cosas inútiles.

Cómo crear un presupuesto realista mensual

Igual que con el control de ingresos y gastos, hay varias formas de hacer un presupuesto mensual: puedes usar una libreta, una hoja de cálculo o una aplicación móvil. Lo importante es ser realista con tus cifras y revisarlas periódicamente para ajustarlas si es necesario. No necesitas ser un Einstein financiero.

Solo sigue estos pasos y prepárate para ver cómo tu dinero empieza a trabajar para ti, y no al revés:

Lo que ya estás haciendo con tu control de ingresos y gastos:

  • Anota tus ingresos: Incluye todos tus ingresos mensuales. Esto puede ser tu salario, ingresos adicionales, etc. Es fundamental tener una idea clara de cuánto dinero entra cada mes. No te olvides de esos 10 euros que te da tu abuela cada mes, que todo cuenta.
  • Lista tus gastos fijos: Aquí van cosas como el alquiler o la hipoteca, servicios públicos, etc. Estos gastos no suelen variar mucho mes a mes. Sí no puedes vivir sin Netflix, apúntalo también aquí.

Lo que tienes que tener en cuenta en tu presupuesto:

  • Añade tus gastos variables: Estos son más difíciles de prever, pero la plantilla de notion te puede ayudar con tus artes adivinatorias, viendo como han sido meses anteriores (o si llevas tiempo, el mismo mes, otros años). Incluye categorías como alimentación, transporte, entretenimiento, etc. Detallar estos gastos te dará una mejor perspectiva. Aquí es donde se esconden esos cafés carísimos que te compras cada mañana o los caprichitos del «porque yo lo valgo».
  • Incluye ahorro y deudas: No te olvides de asignar una parte de tus ingresos al ahorro y al pago de deudas. Esto es fundamental para mejorar tu situación financiera a largo plazo y alcanzar tus objetivos financieros. Porque un futuro sin deudas es como un verano sin mosquitos, pura felicidad. Asi que sí, las deudas también cuentan, no las ignores.
  • Revísalo y ajústalo: Un presupuesto no está escrito en piedra. Debes revisarlo regularmente y ajustarlo según tus necesidades y objetivos. Tu presupuesto debe ser más flexible que tú en clase de yoga. Si un mes gastas más en una categoría, ajusta tus otros gastos para compensar. Mantenerte dentro de tu presupuesto es clave. No es el fin del mundo si te pasas un mes, pero no te lo tomes como costumbre.

Herramientas que te ayudan a Presupuestar

Ya te he dicho que hay mil y una herramientas, y me da lo mismo la que uses. La cosa es que la uses. ¿Cual es la mejor? La que uses. Punto. Los motivos me dan lo mismo. Si luego hay que mejorar, ya lo haremos, ahora debemos empezar.

  • Plantilla de Notion: Mi Plantilla de Notion de Ingresos y Gastos es tu aliada como has visto. Te ayudará a mantener todo organizado y a ver de un vistazo si te estás pasando en alguna categoría. No te preocupes, es muy fácil de usar y no necesitas ser un experto en tecnología. Esto es tu presente y tu pasado, tu presupuesto es tu futuro. Le estoy añadiendo la funcion de presupuestos, para que tambien sea tu futuro.
  • Aplicaciones móviles: Existen muchas aplicaciones como Fintonic o Wallet que te ayudan a llevar un control detallado de tus ingresos y gastos. Algunas incluso te envían alertas cuando te estás pasando de la raya. ¡Es como tener un mini-contable en tu bolsillo!
  • Hojas de cálculo: Si prefieres algo más personalizado, puedes usar una hoja de cálculo en Excel o Google Sheets. Aquí es donde puedes ponerte creativo con las fórmulas y gráficos, si eso te pone.

Estrategias para mantener tu presupuesto

Crear un presupuesto es el primer paso, pero mantenerlo es otro cantar. Aquí tienes algunas estrategias para que tu presupuesto no se quede en papel mojado:

  • Sé realista: No te pongas metas imposibles. Si sabes que te gusta salir a cenar los fines de semana, inclúyelo en tu presupuesto. No vale hacer trampas y luego quejarse. Tampoco te flipes y pienses que vas a poder ahorrar cada mes para tus vacaciones, tu nuevo coche, tu nuevo iphone, los regalos de navidad, tus seguros, tu nuevo ordenador, … Tiene que encajar con lo que ingresas. Esto no es la carta a los reyes.
  • Prioriza: Clasifica tus gastos en necesarios y opcionales. Los necesarios son aquellos que no puedes evitar, como el alquiler (tus gastos fijos). Los opcionales son esos caprichos que te das de vez en cuando, como esa cena en el restaurante de moda. Puedes ajustarlos, reducirlos e incluso, puntualmente, eliminarlos. Pero una vez mas se realista. Una vida sin caprichos, no es una vida. El equilibrio es clave.
  • Ahorra primero: Ya te he hablado de pagarte a ti mismo primero y es por algo. Trata de apartar el dinero de tus ahorros tan pronto como cobres. Así evitarás gastarlo en cosas que realmente no necesitas.
  • Usa efectivo: Para ciertas categorías, como el entretenimiento o las compras impulsivas, usa efectivo. Te ayudará a visualizar mejor cuánto estás gastando y a no pasarte de la raya.
  • Revisa y ajusta: Como te dije antes, revisa tu presupuesto regularmente. La vida cambia, y tu presupuesto debe adaptarse a esos cambios. Si te encuentras con gastos inesperados, ajústalo para que no te descuadre todo el mes.

Beneficios de mantener un presupuesto

Mantener un presupuesto tiene muchos beneficios. No solo te ayudará a controlar tus gastos y ahorrar dinero, sino que también te dará tranquilidad y seguridad financiera. Te dejo algunos beneficios adicionales:

  • Reducción del estrés: Saber cuánto puedes gastar cada mes es como tener un GPS emocional, te lleva por la ruta más tranquila y lejos de los atascos de ansiedad. Adiós a las sorpresas de fin de mes.
  • Mejora de hábitos financieros: Te ayudará a desarrollar buenos hábitos financieros y a ser más consciente de tus decisiones de gasto. Para que gastes en lo que TE importa.
  • Alcanzar metas financieras: Ya sea pagar una deuda, ahorrar para unas vacaciones o invertir en tu futuro, un presupuesto te ayudará a alcanzar tus metas más rápido.
  • Mayor disciplina: Mantener un presupuesto requiere disciplina, y esa disciplina se trasladará a otras áreas de tu vida. Como digo siempre si tu vida financiera cambia, toda tu vida va a cambiar.

Preguntas frecuentes sobre la creación de un presupuesto

¿Cómo hago un presupuesto si tengo ingresos variables?

Si tus ingresos varían cada mes, usa el promedio de tus ingresos de los últimos seis meses. Esto te dará una base sobre la cual trabajar. Además, asegúrate de tener un fondo de emergencia para cubrir los meses en los que ganes menos. Te hablo de ello con mas detalle aquí.

¿Qué hago si no puedo mantenerme dentro de mi presupuesto?

Si te encuentras gastando más de lo que presupuestaste, que no panda el cúnico, es normal y sobre todo cuando empiezas. Revisa tus gastos y ajusta las categorías. Piensa en ello como un juego de Tetris financiero: a veces necesitas rotar y reorganizar las piezas para que todo encaje perfectamente.

Y si necesitas un poco más de combustible para tu cohete financiero, considera formas de aumentar tus ingresos. Tal vez sea el momento de buscar trabajos adicionales o de convertirte en un minimalista moderno, vendiendo esas cosas que ya no necesitas. Recuerda, cada euro cuenta.

¿Con qué frecuencia debo revisar mi presupuesto?

Crear un presupuesto realista es solo el primer paso. Mantenerlo requiere que lo revises con la frecuencia de un relojero suizo. Lo ideal es revisarlo al menos una vez al mes, cuando cierras el control de ingresos y gastos puede ser un buen momento. Sin embargo, si tienes ingresos o gastos variables, puede ser útil revisarlo cada semana.

Pero una vez mas, moderación, no te vuelvas loco. No pases de no tener presupuesto a revisarlo cada día.

Ejemplo práctico de presupuesto

Para ayudarte a empezar, aquí tienes un ejemplo práctico de un presupuesto mensual que puedes ajustar a tu situación financiera:

Ingresos: 

  • Sueldo: 1500€
  • Ingresos adicionales: 200€
  • Total ingresos: 1700€

Gastos fijos:

  • Alquiler: 600€
  • Servicios públicos: 150€
  • Internet y teléfono: 50€
  • Transporte: 100€
  • Total gastos fijos: 900€

Gastos variables:

  • Alimentación: 200€
  • Entretenimiento: 100€
  • Compras: 100€
  • Ropa: 50€
  • Total gastos variables: 450€

Ahorro y deudas:

  • Ahorro: 200€
  • Pago de deudas: 150€
  • Total ahorro y deudas: 350€

Resumen:

  • Total ingresos: 1700€
  • Total gastos: 1700€

En este ejemplo, los ingresos y los gastos están tan equilibrados como un duelo de miradas entre Vito y Michael Corleone. Si en algún mes se presentan gastos extraordinarios, como un circo que llega a la ciudad sin avisar, puedes ajustar el presupuesto reduciendo algunas categorías no esenciales.

Consejos finales

Cómo has visto, un presupuesto realista que funcione, es otra parte clave para mejorar tu salud financiera. Las empresas los usan, los que tienen dinero los usan, los gobiernos los… (bueno los gobiernos se los pasan por el forro y asi nos va al resto, pero no deberían ser un ejemplo a seguir).

Y tú también deberías usarlo. Te va a ayudar a muchas cosas, como a planificar tus objetivos a largo plazo, decidir por donde quieres que vaya tu dinero y tu vida, etc. Pero ante todo, no te olvides:

  • Sé flexible: La vida es impredecible y puede que necesites ajustar tu presupuesto de vez en cuando. No pasa nada, lo importante es no perder el rumbo. ¡Adáptate como un ninja financiero!
  • No te castigues: Si un mes te pasas en alguna categoría, no te fustigues. Aprende de ello y ajústate mejor el próximo mes. ¡Un error no te define, aprende y sigue adelante!
  • Involucra a tu familia: Si vives con otras personas, asegúrate de que todos estén al tanto del presupuesto y colaboren para seguirlo. Que todos sepan que el dinero no crece en los árboles… a menos que tengas un huerto de billetes (¡yo también quiero uno!).

Recuerda, el objetivo de un presupuesto realista es darte libertad para alcanzar tus metas, no ponerte trabas para limitarte. ¡Hazlo, diviértete y disfruta del proceso de tomar el control de tus finanzas!

Y si necesitas una mano, no dudes en echar un vistazo a mi Plantilla de Notion de Ingresos y Gastos. ¡Es la herramienta que necesitas para mantener tus finanzas en orden!


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *