Lugares-para-ahorrar-dinero

394.- Los peores lugares para ahorrar dinero y por qué los bancos son uno de ellos

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Sabes dónde guardas tu dinero y por qué? ¿Te has parado a pensar si estás eligiendo el mejor lugar para ahorrar tu dinero o si estás perdiendo oportunidades de hacerlo crecer? En este episodio te voy a contar los peores lugares para ahorrar dinero y por qué los bancos son uno de ellos. Te voy a explicar las desventajas de cada lugar y cómo puedes perder poder adquisitivo, seguridad y rentabilidad por guardar tu dinero en el sitio equivocado.

También te voy a dar algunas alternativas mejores para invertir tu dinero y hacerlo trabajar para ti. No te pierdas este episodio si quieres mejorar tus finanzas personales y evitar la crisis.

Qué es el poder adquisitivo y cómo afecta a tu dinero

El poder adquisitivo es la capacidad que tiene tu dinero para comprar bienes y servicios. El poder adquisitivo depende del precio de los productos y de la inflación. La inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios.

La inflación hace que tu dinero valga menos con el tiempo, porque cada vez puedes comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero. Por eso, es importante que tu dinero crezca al menos al mismo ritmo que la inflación, para mantener o aumentar tu poder adquisitivo.

Qué es la inflación y cómo te roba valor a tu dinero

Como te decía, la inflación es el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios. La inflación se mide con el Índice de Precios al Consumo (IPC), que refleja la variación de los precios de una cesta de productos representativa del consumo de los hogares.

Ya te contaba que la inflación te roba valor a tu dinero porque hace que cada vez puedas comprar menos cosas con la misma cantidad de dinero. Pero vamos a ver un ejemplo: si hace 10 años podías comprar un café por 1 euro, hoy quizás te cueste 1,20 euros. Eso significa que tu euro ha perdido un 20% de su valor en 10 años.

La inflación también afecta a tus ahorros e inversiones, porque reduce su rentabilidad real. La rentabilidad real es la rentabilidad nominal (la que te ofrece el producto financiero) menos la inflación. Por ejemplo, si tienes un depósito bancario que te ofrece un 1% de interés anual, pero la inflación es del 2%, tu rentabilidad real será del -1%. Eso significa que estarás perdiendo dinero en términos reales.

Por qué guardar el dinero en casa es una de las peores opciones que puedes elegir

Guardar el dinero en casa puede parecerte una opción segura y cómoda, pero en realidad es una de las peores opciones que puedes elegir para ahorrar tu dinero. Estos son algunos motivos:

  • No ganas ningún interés por tu dinero. Tu dinero se queda estancado y pierde valor con el tiempo por la inflación.
  • No tienes ninguna garantía ni protección en caso de robo, incendio o catástrofe natural. Si pierdes tu dinero por alguna de estas causas, no podrás recuperarlo (a no ser que sean lingotes de oro) ni reclamarlo a nadie.
  • No contribuyes al desarrollo económico ni social. Tu dinero no se mueve ni genera actividad económica ni empleo. Además, no pagas impuestos ni contribuyes al sostenimiento de los servicios públicos.
  • No aprovechas las ventajas fiscales ni las oportunidades de inversión que ofrecen otros productos financieros. Podrías ahorrar o ganar más dinero si invirtieras tu dinero en productos que se adapten a tu perfil, tu objetivo y tu horizonte temporal.

Por qué los bancos te pagan unos intereses muy bajos por tu dinero y te cobran comisiones y gastos por sus servicios

Los bancos son entidades financieras que se dedican a intermediar entre ahorradores e inversores. Los bancos captan el dinero de los ahorradores (depósitos) y lo prestan a los inversores (créditos). Los bancos ganan dinero por la diferencia entre el interés que cobran por los créditos y el interés que pagan por los depósitos.

Los bancos también ofrecen otros servicios financieros como cuentas corrientes, tarjetas, transferencias, cajeros automáticos, etc. Los bancos cobran comisiones y gastos por estos servicios para cubrir sus costes operativos y obtener beneficios.

Los bancos te pagan unos intereses muy bajos por tu dinero porque el precio del dinero está determinado por el mercado y por el Banco Central Europeo (BCE). El BCE fija el tipo de interés al que presta el dinero a los bancos (tipo de interés oficial). Este tipo de interés influye en el tipo de interés al que los bancos se prestan el dinero entre ellos (tipo interbancario). Y este tipo de interés influye en el tipo de interés al que los bancos prestan el dinero a sus clientes (tipo de interés comercial).

Actualmente, el tipo de interés oficial del BCE es del 0%, lo que significa que el BCE presta el dinero gratis a los bancos. Esto hace que el tipo interbancario también sea muy bajo (en torno al 0%) y que el tipo de interés comercial sea muy bajo (en torno al 1% o menos). Por eso, los bancos te pagan unos intereses muy bajos por tu dinero, porque ellos también lo consiguen muy barato.

Los bancos te cobran comisiones y gastos por sus servicios porque tienen unos costes operativos que deben cubrir y porque buscan obtener beneficios. Los bancos tienen unos costes fijos como los sueldos de sus empleados, el alquiler o mantenimiento de sus oficinas o cajeros automáticos, etc. Los bancos también tienen unos costes variables como las provisiones por impagos o morosidad, los impuestos o las tasas regulatorias, etc.

Los bancos cobran comisiones y gastos por sus servicios para cubrir estos costes operativos y obtener beneficios. Pueden cobrar comisiones y gastos por diferentes conceptos como la apertura o mantenimiento de una cuenta corriente, la emisión o renovación de una tarjeta, la realización o recepción de una transferencia, la disposición o ingreso de efectivo en un cajero automático, etc.

Qué riesgos tienen los bancos de quiebra o rescate y cómo pueden afectar a tu dinero

Los bancos son entidades financieras que están expuestas a diferentes riesgos que pueden poner en peligro su solvencia o su liquidez. La solvencia es la capacidad de un banco para hacer frente a sus obligaciones financieras con sus activos (lo que tiene). La liquidez es la capacidad de un banco para hacer frente a sus obligaciones financieras con su efectivo disponible (lo que tiene líquido).

Los principales riesgos a los que se enfrentan los bancos son:

  • Riesgo de crédito: Es el riesgo de que sus clientes no devuelvan los préstamos concedidos o lo hagan con retraso o dificultad. Esto puede provocar pérdidas para el banco o dificultades para recuperar su dinero.
  • Riesgo de mercado: Es el riesgo de que cambien las condiciones del mercado financiero (tipos de interés, tipos de cambio, precios de los activos) y afecten negativamente al valor o rentabilidad de los activos o pasivos del banco.
  • Riesgo operativo: Es el riesgo derivado del funcionamiento interno del banco (procesos, sistemas, personas) o del entorno externo (fraudes, robos, catástrofes naturales) y que pueden causar pérdidas o daños al banco.
  • Riesgo sistémico: Es el riesgo derivado de la interconexión entre los diferentes agentes del sistema financiero (bancos, empresas, estados) y que puede provocar una crisis generalizada o contagiosa si uno o varios agentes fallan o entran en dificultades.

Estos riesgos pueden hacer que un banco entre en quiebra o rescate si no puede hacer frente a sus obligaciones financieras con sus propios recursos. La quiebra significa que un banco cierra sus operaciones y liquida sus activos para pagar a sus acreedores (los que le prestan el dinero). El rescate significa que un banco recibe ayuda financiera de otra entidad (otro banco, el estado, el BCE) para evitar su quiebra y seguir operando.

Estas situaciones pueden afectar a tu dinero si tienes una cuenta bancaria o un depósito bancario en el banco afectado. En ese caso, puedes perder tu dinero o tener dificultades para acceder a él. Por eso, es importante que conozcas el nivel de solvencia y liquidez de tu banco y que diversifiques tu dinero entre diferentes entidades.

Qué otras opciones hay para invertir tu dinero como los fondos de inversión, las criptomonedas o las finanzas descentralizadas

Si quieres hacer crecer tu dinero y evitar los riesgos y las desventajas de los bancos, existen otras opciones para invertir tu dinero como los fondos de inversión, las criptomonedas o las finanzas descentralizadas. Estas opciones tienen sus propias características, ventajas e inconvenientes que debes conocer antes de elegirlas.

Los fondos de inversión son productos financieros que invierten el dinero de varios ahorradores en una cartera diversificada de activos (acciones, bonos, materias primas, etc.). Los fondos de inversión pueden ser de diferentes tipos según el nivel de riesgo, la rentabilidad esperada, la estrategia de inversión o la comisión que cobran. Personalmente y aunque invierto en fondos de gestión activa, me gustan más los fondos de inversión indexados. Los fondos de inversión tienen las siguientes ventajas:

Lugares-para-ahorrar-dinero
  • Te permiten acceder a mercados y activos que quizás no podrías comprar por tu cuenta.
  • Te ofrecen una gestión profesional y especializada de tu dinero por parte de expertos (en los fondos de gestión activa).
  • Te permiten diversificar tu dinero entre diferentes activos y reducir el riesgo.
  • Te permiten ahorrar impuestos al diferir el pago hasta el momento del reembolso.

Pero los fondos de inversión también tienen algunos inconvenientes:

  • No te garantizan una rentabilidad fija ni el capital invertido. Puedes ganar o perder dinero según la evolución del mercado.
  • Te cobran comisiones por la gestión, el depósito, la suscripción o el reembolso que pueden reducir tu rentabilidad.
  • No te permiten disponer de tu dinero en cualquier momento. Puedes tener limitaciones o penalizaciones por el reembolso anticipado, según el fondo.

Las criptomonedas son monedas digitales que se crean y se transfieren mediante tecnología blockchain. La blockchain es una cadena de bloques que registra y verifica todas las transacciones realizadas con criptomonedas. Las criptomonedas más conocidas son el bitcoin, el ethereum o el dogecoin. Las criptomonedas tienen las siguientes ventajas:

  • Te permiten realizar transacciones rápidas, seguras y baratas a nivel global sin intermediarios ni reguladores.
  • Te ofrecen una alta rentabilidad potencial por su escasez y su alta demanda.
  • Te permiten participar en proyectos innovadores y disruptivos relacionados con la tecnología blockchain.

Pero las criptomonedas también tienen sus inconvenientes:

Las finanzas descentralizadas (DeFi) son servicios financieros que se ofrecen mediante plataformas basadas en la tecnología blockchain. Las DeFi permiten realizar operaciones financieras como préstamos, inversiones, pagos o intercambios sin intermediarios ni reguladores. Las DeFi más populares son Uniswap, Compound o Aave. Las DeFi tienen las siguientes ventajas:

  • Te permiten acceder a servicios financieros sin restricciones ni requisitos.
  • Te ofrecen una mayor transparencia y seguridad al basarse en contratos inteligentes que se ejecutan automáticamente.
  • Te permiten obtener una mayor rentabilidad por tu dinero al participar en protocolos que generan ingresos pasivos.

Pero las DeFi también tienen algunos inconvenientes:

  • Tienen una alta complejidad técnica y operativa. Requieren conocimientos avanzados sobre blockchain y criptomonedas.
  • Tienen un alto riesgo operacional y regulatorio. Pueden sufrir fallos técnicos, ataques informáticos o cambios normativos que afecten a su funcionamiento.
  • Tienen unos costes elevados por las comisiones de red que se pagan por cada operación realizada en la blockchain.

Cómo elegir la opción de inversión que más te convenga según tu perfil, tu objetivo y tu horizonte temporal

Como has visto, existen muchas opciones para invertir tu dinero aparte de los bancos. Pero no todas son iguales ni te convienen igual, y yo solo he comentado algunas, que hay muchas más. Para elegir la opción de inversión que más te convenga según tu perfil, tu objetivo y tu horizonte temporal debes tener en cuenta los siguientes factores:

  • Tu perfil de riesgo: Es la capacidad y la disposición que tienes para asumir riesgos con tu dinero. Depende de factores como tu edad, tus ingresos, tus gastos, tus conocimientos o tus emociones. Según tu perfil de riesgo puedes ser conservador (prefieres preservar tu capital aunque ganes poco), moderado (buscas un equilibrio entre rentabilidad y seguridad) o agresivo (buscas maximizar tu rentabilidad aunque asumas más riesgos).
  • Tu objetivo financiero: Es lo que quieres conseguir con tu dinero. Puede ser ahorrar para un imprevisto, comprar una casa, pagar la universidad de tus hijos, jubilarte anticipadamente, etc. Según tu objetivo financiero puedes tener diferentes necesidades de liquidez (facilidad para disponer de tu dinero), rentabilidad (ganancia que obtienes por tu dinero) o seguridad (garantía de recuperar tu dinero).
  • Tu horizonte temporal: Es el plazo que tienes para alcanzar tu objetivo financiero. Puede ser corto plazo (menos de un año), medio plazo (entre uno y cinco años) o largo plazo (más de cinco años). Según tu horizonte temporal puedes asumir más o menos riesgos con tu dinero y optar por productos más o menos líquidos o rentables.

Teniendo en cuenta estos factores puedes elegir la opción de inversión que más te convenga según tu perfil, tu objetivo y tu horizonte temporal. Por ejemplo:

  • Si eres conservador, quieres ahorrar para un imprevisto y tienes un horizonte temporal corto puedes optar por un fondo monetario o una cuenta remunerada.
  • Si eres moderado, quieres comprar una casa y tienes un horizonte temporal medio puedes optar por un fondo mixto o un depósito estructurado.
  • Si eres agresivo, quieres jubilarte anticipadamente y tienes un horizonte temporal largo puedes optar por un fondo de renta variable o una criptomoneda.

Estos son solo algunos ejemplos ilustrativos. Lo importante es que analices bien tus circunstancias personales y financieras y que compares las diferentes opciones disponibles antes de tomar una decisión.

En resumen…

En este episodio te he contado los peores lugares para ahorrar dinero y por qué los bancos son uno de ellos. También te he dado algunas alternativas mejores para invertir tu dinero y hacerlo crecer. Si quieres que profundice en algo de lo que menciono o que trate algún otro tema, cuéntamelo en los comentarios.

Espero que te haya gustado este episodio y que te haya servido para mejorar tus conocimientos sobre finanzas personales. Si es así, te agradecería mucho que me dejaras una valoración positiva en Spotify o en la plataforma que uses para escuchar el podcast. También puedes compartirlo con tus amigos o familiares que creas que les puede interesar. Así me ayudas a llegar a más gente y a seguir creando contenido de calidad para ti.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *