inflacion-deudas-ahorro

Cómo la inflación beneficia al que tiene deudas y perjudica al ahorrador

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

La inflación es uno de los conceptos económicos más importantes que debes conocer si quieres mejorar tu educación financiera y tus finanzas personales. La inflación afecta directamente al valor de tu dinero y a tu capacidad de ahorro e inversión. En el episodio de mi podcast que tienes arriba te lo cuentan Mario y Eva, nuestros presentadores y en este post te lo amplío yo, te explico qué es la inflación, cómo se mide, cuál es su situación actual en España y cómo beneficia al que tiene deudas y perjudica al ahorrador.

¿Qué es la inflación y cómo se mide?

La inflación se define como el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios que consumimos. La inflación reduce el poder adquisitivo de nuestro dinero, es decir, la cantidad de cosas que podemos comprar con él.

Para medir la inflación se utilizan diferentes índices que recogen los precios de una cesta de productos representativa del consumo medio de la población. El índice más utilizado es el Índice de Precios al Consumo (IPC), que se calcula mensualmente y anualmente por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El IPC refleja el porcentaje de variación de los precios entre dos periodos de tiempo. Por ejemplo, si el IPC anual en 2022 fue del 3%, significa que los precios subieron un 3% en promedio respecto al año anterior. Es decir, que con el mismo dinero podías comprar un 3% menos de cosas que el año pasado.

¿Cuál es la situación actual de la inflación en España?

Según los datos del INE, el IPC anual en España en abril de 2023 fue del 6,1%, lo que supone un aumento de 1,1 puntos respecto al mes anterior. Este incremento se debe principalmente al encarecimiento de los carburantes y combustibles, así como de la electricidad y el gas.

La inflación en España se sitúa por encima del objetivo del Banco Central Europeo (BCE), que es mantenerla por debajo, pero cerca del 2%. El BCE es el responsable de la política monetaria de la zona euro y tiene como principal herramienta para controlar la inflación, el tipo de interés, que es el precio del dinero, por eso los están subiendo.

El tipo de interés es el porcentaje que se paga o se cobra por prestar o pedir dinero. El BCE fija el tipo de interés al que presta dinero a los bancos comerciales, que a su vez lo prestan a los clientes. Cuando el BCE sube el tipo de interés, encarece el crédito y desincentiva el consumo y la inversión. Esto reduce la demanda y frena la subida de precios. Por el contrario, cuando el BCE baja el tipo de interés, abarata el crédito e incentiva el consumo y la inversión. Esto aumenta la demanda y presiona al alza los precios.

Actualmente, los tipos de interés del BCE se encuentran en el 3,50 %, el 3,75 % y el 3,00 %, respectivamente, con efectos a partir del 22 de marzo de 2023. Esta política monetaria expansiva busca mantener la estabilidad de precios y la estabilidad financiera en la zona del euro.

¿Cómo beneficia la inflación al que tiene deudas y perjudica al ahorrador?

La inflación afecta de forma diferente a las personas que tienen deudas y a las que tienen ahorros. Veamos por qué.

Beneficios para las personas con deudas

Las personas que tienen deudas se benefician de la inflación porque el valor real de sus deudas disminuye. Es decir, deben menos dinero en términos reales que cuando pidieron el préstamo.

Esto se debe a que las deudas suelen tener un tipo de interés nominal fijo o variable, pero no ajustado a la inflación. Por ejemplo, si pides un préstamo hipotecario de 100.000 euros a 20 años con un tipo de interés nominal del 2%, pagarás una cuota mensual fija de 505 euros durante todo ese periodo.

Sin embargo, si la inflación es del 3%, el valor real de tu deuda se reduce cada año. Es decir, que con el mismo dinero puedes comprar más cosas que cuando pediste el préstamo. Por lo tanto, la inflación te favorece porque reduces tu carga financiera.

Perjuicios para las personas con ahorros

Las personas que tienen ahorros se perjudican por la inflación porque el valor real de sus ahorros disminuye. Es decir, pueden comprar menos cosas con su dinero que cuando lo ahorraron. Por eso siempre digo que, hoy en día, ahorrar es perder. La inversión es imprescindible.

Esto se debe a que los ahorros suelen tener un tipo de interés nominal fijo o variable, pero no ajustado a la inflación. Por ejemplo, si ahorras 10.000 euros en una cuenta bancaria que te da un tipo de interés nominal del 1%, al cabo de un año tendrás 10.100 euros.
Sin embargo, si la inflación es del 3%, el valor real de tu ahorro se reduce cada año. Es decir, que con el mismo dinero puedes comprar menos cosas que cuando lo ahorraste. Por lo tanto, la inflación te perjudica porque pierdes poder adquisitivo.

inflacion-deudas-ahorro

¿Cómo proteger tus ahorros de la inflación y qué opciones de inversión tienes?

Para proteger tus ahorros de la inflación y evitar perder poder adquisitivo, debes buscar opciones de inversión que te den una rentabilidad real positiva. La rentabilidad real es la rentabilidad nominal menos la inflación. Por ejemplo, si inviertes en un depósito que te da un 2% de rentabilidad nominal y la inflación es del 3%, tu rentabilidad real será del -1%. Es decir, estarás perdiendo dinero en términos reales.

Las opciones de inversión que puedes elegir dependen de tu perfil de riesgo y tu horizonte temporal. El perfil de riesgo es la disposición que tienes a asumir pérdidas potenciales en tus inversiones. El horizonte temporal es el plazo que tienes previsto para mantener tus inversiones.

En general, cuanto mayor sea tu perfil de riesgo y tu horizonte temporal, mayor será la rentabilidad esperada de tus inversiones, pero también mayor será la volatilidad o variación de los precios. Por el contrario, cuanto menor sea tu perfil de riesgo y tu horizonte temporal, menor será la rentabilidad esperada de tus inversiones, pero también menor será la volatilidad.

Algunas opciones de inversión que puedes considerar son las siguientes:

  • Renta fija: son activos financieros que representan una deuda y que pagan unos intereses fijos o variables. Por ejemplo, los bonos del Estado o las obligaciones negociables de las empresas. La renta fija tiene un riesgo bajo o moderado y una rentabilidad baja o moderada. La renta fija suele ser adecuada para perfiles conservadores y horizontes temporales cortos o medios.
  • Renta variable: son activos financieros que representan una participación en el capital de una empresa y que pueden generar dividendos o plusvalías. Por ejemplo, las acciones de las empresas cotizadas en bolsa. La renta variable tiene un riesgo alto y una rentabilidad alta. La renta variable suele ser adecuada para perfiles arriesgados y horizontes temporales largos.
  • Fondos de inversión: son instrumentos financieros que reúnen el dinero de varios inversores y lo invierten en una cartera diversificada de activos financieros. Por ejemplo, los fondos indexados o los fondos mutuos. Los fondos de inversión tienen un riesgo y una rentabilidad variables según la composición y la gestión de la cartera. Pueden ser de acumulación o de distribución y de gestión activa o pasiva. Los fondos comunes de inversión pueden ser adecuados para cualquier perfil y horizonte temporal según el tipo y el estilo del fondo.
  • Bienes raíces: son activos tangibles que consisten en propiedades inmobiliarias como casas, apartamentos, locales comerciales, plazas de garaje o terrenos. Los inmuebles o bienes raíces pueden generar ingresos por alquiler (vacacional o larga estancia) o por venta. Los bienes raíces tienen un riesgo moderado y una rentabilidad moderada o alta. Los bienes raíces suelen ser adecuados para perfiles moderados o arriesgados y horizontes temporales medios o largos.
  • Criptomonedas: son activos digitales que funcionan como medio de intercambio y que se basan en la tecnología blockchain. Por ejemplo, el bitcoin, el ethereum o el dogecoin. Las criptomonedas pueden generar ganancias por la variación de su precio o por el interés que pagan algunas plataformas. Las criptomonedas tienen un riesgo muy alto y una rentabilidad muy alta o muy baja. Las criptomonedas suelen ser adecuadas para perfiles muy arriesgados y horizontes temporales cortos o medios.

Estas son solo algunas de las opciones de inversión que existen en el mercado. Antes de invertir, debes informarte bien sobre las características, los riesgos y las ventajas de cada una de ellas. También debes tener en cuenta tu situación financiera personal, tus objetivos y tu tolerancia al riesgo. Recuerda que ninguna inversión está exenta de riesgo y que rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. Puedes encontrar mucha más información en este mismo blog.

Datos interesantes sobre la inflación y la capacidad de ahorro en España

Para terminar este post, te dejo algunos datos interesantes sobre la inflación y la capacidad de ahorro en España que he obtenido de fuentes oficiales como el INE, el Banco de España o el Ministerio de Economía:

  • La inflación media anual en España en 2022 fue del 8,4%, la más alta en 35 años.
  • En abril de 2023, la tasa de variación anual del IPC en España fue del 4,1%, 8 décimas superior a la del mes anterior.
  • La tasa anual del indicador adelantado de la inflación subyacente, que excluye los elementos más volátiles como los alimentos frescos y la energía, disminuyó nueve décimas, hasta el 6,6% en abril de 2023, lo que indica una inflación persistente y elevada.
  • La tasa de ahorro de los hogares se hunde hasta el 7,2% en 2022, lo que supone 6,6 puntos por debajo de la de 2021, según informó este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la cifra más baja desde 2018.
  • La riqueza financiera neta de las familias españolas e instituciones sin fines de lucro al servicio de los hogares (ISFLSH) se situó en 1,96 billones de euros en 2022, lo que supone un descenso del 0,2% en tasa interanual.
  • El endeudamiento de los hogares e ISFLSH pasó de 712 mil millones en junio de 2021 a 717,6 mil millones en el mismo trimestre de 2022. La ratio sobre el PIB disminuyó hasta el 56,5%, porcentaje inferior al 61,5% del mismo trimestre de 2021.

Espero que este episodio y el post te hayan sido útiles y te hayan ayudado a entender mejor qué es la inflación y cómo te afecta. Si te ha quedado cualquier duda, puedes dejarme un comentario o darme tu opinión o sugerencia aquí abajo. También puedes suscribirte a mi podcast para no perderte ningún episodio.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *