Para las personas que decidieron ir a estudiar a la universidad alguna carrera como contabilidad o economía para saber más sobre finanzas personales, y sienten que fue un mal gasto de tiempo, les informo que esa es la realidad del sistema educativo en casi toda España, Latinoamérica y varias partes del mundo. Esto es porque en gran parte las clases teóricas y las pocas que son prácticas, no nos sitúan en escenarios reales. Tal cual sucede con muchas carreras que están llenas de materias que al final serán desechadas, haciéndonos perder tiempo valioso que pudimos administrar en algo que fuese más útil.

Finanzas Personales

Nuestra educación no nos enseña sobre Finanzas Personales

El mayor problema de las instituciones de grado superior al enseñar algo relacionado con las finanzas personales o generales, es que no nos enseñan cómo usar el dinero que tenemos y que ganaremos por trabajo. No nos enseñan a mantenerlo cuando lo hemos ganado. Y tampoco nos enseñan a invertirlo para generar mas ingresos. Esto en parte queda de obligación para los padres. Pero seamos claros, no todos tienen padres expertos en el tema financiero.

Así pasa lo que pasa. Nuestras Finanzas flaquean. Nos metemos en un crédito del banco o de alguna financiera que nos ahoga por completo. No comparamos nuestro seguro y al final tenemos que pagar mas. El ahorro no es una prioridad para nosotros (esto está bien cuando ya tenemos nuestro colchón de tranquilidad). Y ya ni hablamos de la Inversión. La situación económica relacionada con la política se nos escapa. Y podría seguir…

8 Recomendaciones Para nuestras Finanzas Personales

Así pues, tanto quien estudia finanzas como quien no, tendrá básicamente los mismos problemas a la hora de administrar debidamente su dinero. Por ello te daré estos 8 tips que te ayudarán a manejar mejor tus finanzas personales:

  1. Exígete un pago o premio en forma de ahorro. Coge un mínimo porcentaje de tu sueldo y mételo en una cuenta de ahorro mensualmente. Yo te recomiendo un 10 %. Tienes pinchando aquí un artículo donde os hablo de las mejores cuentas bancarias por si necesitas. Esto dependerá de cuanto puedes prescindir de tu nómina o ingresos mensuales o quincenales. Así tendrás ahorros para crear tu colchón de tranquilidad. Para poder comprarte algún capricho se utilizaría otro porcentaje del 10% que dedicarías a eso. Lujos. El dinero para responder a una necesidad urgente no debería salir de este colchón de tranquilidad. En este otro artículo os hablo de como dividir estos ingresos para conseguir la abundancia que todos deseamos.
  2. Verifica cuanto gastas. Acumula tus facturas, y aprende de qué cosas puedes prescindir al final del mes, para no volver hacer malos gastos para el próximo mes. Puedes profundizar mas como te cuento en este artículo.
  3. No debas al banco ni tengas servicios como televisión de pago. Estar a tiempo con las facturas reducirá enormemente los intereses que corresponden al pago de tarjetas de crédito o te evita gastos adicionales por pagos de reconexión de servicios televisivos o telefonía e Internet. En este artículo te enseño como convertirte en tu propio Banco.
  4. Hipotecas y prestamos son algo que debes respetar. Siempre. Pero siempre págalos, y antes de entrar en una deuda con alguno, analiza muy bien tu capacidad de pagarlo a corto plazo. Podrías perder hasta tu casa y quedar en bancarrota (si tienes la suerte de vivir fuera de España) sino tienes cuidado con esto. Aunque ten en cuenta que en el caso de las hipotecas no siempre nos interesa quitarnos capital por adelantado.
  5. Realiza un diagrama de flujo o presupuesto de los gastos, analizando gastos e ingresos y todo lo que contengan estos diagramas. Te ayudará a analizar también los gastos de los que puedes prescindir y en qué cosas puedes invertir. Puedes ampliar la información en este articulo.
  6. Ten en mente las metas por tiempo. Verifica en que tiempo puedes tener alguna de tus adquisiciones necesarias ya sea por trabajo o capricho. Eso te ayudará a saber cuánto debes reunir mensualmente para alcanzar tu meta.
  7. Ten un colchón de tranquilidad (no me gusta llamarlo fondo de Emergencia) del cual puedas disponer y cubrir al menos 24 meses (lo mas que puedas pero sería interesante llegar como mínimo a los 24 meses) de desempleo de forma cómoda. En tiempos de crisis económica personales o gubernamentales, podrías necesitarlo.

En resumen…

Edúcate. Nada te cuesta leer semanalmente anuncios donde se hable del mercado, de posibilidades de inversión y de aumentos en la demanda de algún producto, bien o servicio. Esto podrá aumentar las posibilidades de generar ingresos si sabes aprovechar las oportunidades financieras siempre y cuando estés educado en el área. La educación Financiera es fundamental, y tanto en mi blog, como en el canal de youtube, el canal de podcast o en nuestras redes sociales siempre estarás a la última.

Pin It on Pinterest

Share This