Ser inversor racional o emocional

big bankruptcy at lehman brothers

Hay veces que no sabemos si ser inversor racional o emocional. Hay que ser racional, lo que pasa que es difícil. Las emociones nos la tenemos que guardar para los buenos momentos, como el bautizo de un hijo, para nuestra boda, para la primera comunión de una hija, etc. En inversiones hay que ser tremendamente frío, como el buen jugador de poker que mantiene el mismo nivel de excitación en todas las etapas de juego.

Hay que ser selectivos y ver en qué sector invertir. De hecho, hay veces que compras, por ejemplo, unas acciones pongamos a 4 euros por acción, y llega un momento en que están a 8 €, y dices, “uff, ¿debe ser ya el momento de vender y sacar una plusvalía? O me espero un poco, pero ¿y si baja?”.

Lo primero es definir cuál es nuestro perfil de inversor. Hay que ver si queremos invertir a largo plazo o a corto plazo. Si nuestro objetivo es a largo plazo, mira bien lo que compraste. No deberían asustarte las correcciones de precio, porque tu objetivo es a largo plazo.

Sin embargo, si eres inversor a corto plazo, estás entrando y saliendo de los mercados si es muy importante la toma de plusvalías. Pero para ello yo os recomiendo aplicar los límites como por ejemplo un stop loss que viene a ser una protección para que si el valor baja de determinado valor (el que nosotros decidamos) automáticamente se venda, pero si sube mantenemos las acciones.

Incluso, aunque no siempre es lo más recomendable, podríamos reajustar este límite stop loss, para acercarlo más al precio tras la subida. De esta forma, como te decía, nos protegemos de una perdida de valor, pero seguimos dentro si el valor sube, para no perder este aumento, si llegara a producirse.

Generalmente, quien compra emocionalmente una acción, vende emocionalmente, si compra racionalmente, vende racionalmente. Los inversores “emocionales” son los que permiten generar oportunidades para aquellos que no son tan emocionales, mucho más fríos, y más largoplacistas.

El emocional, generalmente ante una corrección, se asusta, sale y vende y después se arrepiente. Cuando sale y vende ¿Quién le compra? Esa persona que quizá tenga más conocimientos, más memoria, más vocación de largo plazo y no sea tan emocional.

Una cosa es disfrutar el mercado. Es una felicidad esperar la llegada de un lunes para empezar de nuevo a meterse en los mercados a operar. Pero desde el punto de vista de inversor, frio como una nevera. Conserva el objetivo de inversión y no te asustes cuando haya correcciones.

Además, tenemos que tener claro, si no somos nosotros los que gestionamos nuestra cartera de inversiones (ya sabéis que yo siempre te recomiendo aprender para encargarte tú mismo), que si nos llama nuestro corredor de bolsa, broker, o banquero para decirnos que debemos vender x acción, hay que recordar que vive de las comisiones, por bajas que sean.

A los alumnos que me preguntan esta situación concreta, si yo veo que por ejemplo esa acción no está para venderla, les digo que le pregunten si él va a vender las suyas, en el caso de que las tuviera. Ten en cuenta que, en ocasiones, esa persona que vive de comisiones puede ser proclive a decir toma ya la plusvalía, porque le deja una ganancia a la persona y encima le deja una ganancia al trabajo que desarrolla.

Por eso hay que pensar si tenemos la necesidad de salir ya del mercado, ¿o podemos mantener esas acciones por uno, dos o tres años porque pensamos que ese valor puede subir mucho más? Warren Buffet, uno de los mayores inversores o inversionistas estadounidenses, cuando le preguntan cuál es su plazo predeterminado para vender las acciones, contesta que nunca.

Él compra las acciones para quedárselas, y para seguir ganando dinero de ellas, bien sea por dividendos o cupón o como lo quieras llamar. Esto se aplica a todo tipo de inversión.

Consejos y Errores en la Inversión

inversión

No tiene mucho mérito invertir, y en una época de subida general decir que mi cartera de inversión ha subido. Lo bueno es haber invertido en los valores que más han subido. De igual modo, en una época bajista, lo ideal es haber invertido en los valores que han corregido menos su precio, o que hayan subido aunque poco.

Ten en cuenta que la diversificación es importante en lo que se refiere a fuentes de ingresos, pero no tanto a lo mejor en invertir en muchas acciones de diferentes sectores a lo loco. El inversor americano, Warren Buffet, pese a invertir en muchos valores diferentes, dice que la diversificación es la protección de los perdedores.

En el mismo caso que te he comentado antes, si tu broker te dice que diversifiques, está asegurándose varias comisiones en lugar de una sola. Por este motivo tenemos que aprender y formarnos, primero para gestionar nosotros mismos todas nuestras inversiones y patrimonio, y segundo para saber que valores serán los que mejor se van a desarrollar y minimizar los riesgos, sin olvidar que cualquier inversión tiene un riesgo.

Tenemos que tener también claro para qué queremos invertir, o que vamos a hacer con lo que saquemos, si lo queremos para un extra, o simplemente porque queremos sacar más rentabilidad a nuestro dinero, ya que, como siempre te digo, hoy ahorrar es perder.

La mayoría de la gente no hace este análisis. La mayoría dice, “es que a mi prima le fue muy bien con esta acción y le llego un dinero, así que llamé a mi banco y compre esa acción”. Si tú le preguntas por qué compró esa acción y no otra, se quedan callados porque no hay racionalidad, no hay un método, no hay rigor, y después vienen los lamentos y empiezan a buscar culpables.

Errores por no saber manejar las emociones

  • Hay mucho vendedor arrepentido, sobre todo de las petroleras, porque sacaron una plusvalía, las vendió y con ese dinero, en lugar de reinvertirlo, se compraron un coche o un piso, o un televisor, un bono, etc. Si les preguntas, ¿por qué te deshiciste de un activo tan bueno? “Porque estaba empezando a bajar”. ¿Pero cuál es el objetivo de tu inversión? “Si yo soy largoplacista, pero me llamo mi broker y me presiono…”. No debemos buscar culpables, no le tenemos que echar la culpa al broker, porque seguramente no nos puso una pistola en la cabeza. Todo ha sido por hacerlo de forma emocional.
  • No se sale de un activo para meterse en un pasivo. Es decir. Yo no vendo tal acción o cualquier activo, por mucha rentabilidad que le haya sacado, para comprar por ejemplo un coche. ¿Por qué? El coche es una satisfacción, un lujo, una necesidad, pero un coche no es un activo (al menos no siempre, si quieres saber en qué caso puede ser un activo, pincha aquí). Un activo es lo que produce ingresos, y el coche no los produce. ¿Cómo me voy a salir de un activo al que le tengo confianza o expectativas de buena valorización para meterme en un pasivo que no haga más que sacar dinero de mi bolsillo? En lugar de eso, compra el coche con el flujo de efectivo disponible o con las rentas de tus activos.

Después de leer a Robert T. Kiyosaky o a Harv Eker, si algo me queda claro es que la gente no tiene dinero porque se mete en pasivos que les sacan todos los días dinero del bolsillo.

Los verdaderamente ricos de los que hay que aprender, nos enseñan que uno tiene que construir activos que generen ingresos, para que algún día podamos conseguir la libertad financiera y seguir teniendo un flujo de efectivo disponible sin que directamente la produzcamos.

La psicología del inversor o inversionista es lo interesante. Comprar en las caídas y vender en las subidas es algo que la gente tiene interiorizado hasta que finalmente llegan las caídas. Ahí es cuando se ve realmente la aversión al riesgo de cada uno y si te estás haciendo trampas al solitario.

¿Por qué Más del 90% de personas PIERDEN DINERO con sus INVERSIONES?

¿Por qué la mayoría de las personas pierden dinero con sus inversiones? Te pongo un ejemplo con el fondo de inversión magellan de Peter Lynch, que fue uno de los más rentables de la historia y, sin embargo, el 90% tuvo perdidas en lugar de ganancias por culpa de las emociones y el pánico en las bajadas y subidas del mercado.

Al empezar a invertir en bolsa es muy habitual cometer errores que no cuesten mucho dinero. Este es uno de los principales errores en la inversión, no te dejes llevar por el miedo y mantén tu estrategia al invertir y serás más rentable y obtendrás beneficios.

Parece tan fácil… “Compra en rojo, vende en verde”, pero somos humanos y la avaricia hace que no vendamos por desear más y en rojo vendemos por sentir que se va a 0. Por eso el control de los sentimientos en el mercado es la parte troncal. Es importante tener una estrategia y seguirla, al fin y al cabo es dinero que te podías permitir perder. ¿O no?

Parece tan fácil, que eso lo complica todo. La gente quiere hacerse rica rápidamente… Pero eso no siempre funciona así. Como digo, hay sentarse y trazar un plan: ¿Qué rendimiento quieres conseguir? Es relativamente fácil conseguir entre un 10% y un 20% anual invirtiendo en criptomonedas tal como yo te digo, siendo MUY MUY PRUDENTES. Y es casi más fácil tener esa consistencia simplemente haciendo HOLD (mantener tus compras).

(Si te parece poco un 10% anual, solamente os invito a que mires la rentabilidad del mercado inmobiliario, los bonos o los depósitos bancarios…)

Sobre todo, si compras en momentos de caída. No hay que ser ingeniero aeroespacial… Solamente seguir formándose. Hay mucho gurú suelto… Grandísimos fondos de inversión, gente preparadísima… Y si ni siquiera son capaces de sacar más rentabilidad que cualquier bolsa en su conjunto. Solamente tienes que ver la prensa especializada. Las criptomonedas son mucho más volátiles que las acciones “normales”. Es lo que hace que las ganancias (y pérdidas) sean también más abultadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio