operar con CFDs

¿Qué son los CFDs o contratos por diferencia y cómo puedes operar con ellos?

Los CFDsContratos por Diferencia (Contracts For Difference) son un tipo de productos financieros que te permiten ganar dinero con las subidas y las bajadas de los precios de otros activos, sin tener que comprarlos ni venderlos. En este artículo te voy a explicar qué son los CFDs, cómo funcionan, qué ventajas y desventajas tienen, y cómo puedes operar con ellos de forma segura y rentable.

¿Cómo funcionan los CFDs?

Los CFDs son acuerdos entre tú y tu bróker para intercambiar la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre de un activo subyacente. El activo subyacente puede ser una acción, una divisa, una materia prima, un índice, una criptomoneda o cualquier otro producto financiero que tenga un precio determinado por el mercado.

Al operar con CFDs no compras ni vendes el activo subyacente, sino que especulas con su evolución. Esto significa que puedes ganar tanto si el precio del activo sube como si baja, siempre que aciertes con la dirección del movimiento. Para ello, puedes abrir una posición de compra (long) si esperas que el precio suba, o una posición de venta (short) si esperas que el precio baje.

Los CFDs son instrumentos apalancados, lo que significa que puedes operar con más dinero del que tienes disponible en tu cuenta. El apalancamiento te permite multiplicar tus beneficios potenciales, pero también tus pérdidas potenciales. Por eso, es importante que gestiones bien el riesgo y que uses herramientas como los stops loss o los take profit para limitar tus pérdidas o asegurar tus ganancias.

Ventajas de operar con CFDs

Operar con CFDs tiene varias ventajas frente a otras formas de inversión, como por ejemplo:

  • Acceso a una gran variedad de mercados: los CFDs te permiten operar con casi cualquier activo financiero desde una misma plataforma, sin necesidad de abrir cuentas en diferentes mercados o intermediarios.
  • Flexibilidad: los CFDs te permiten operar en cualquier dirección (alcista o bajista), en cualquier momento (las 24 horas del día) y con cualquier cantidad (desde pequeñas cantidades hasta grandes volúmenes).
  • Apalancamiento: los CFDs te permiten operar con más dinero del que tienes disponible en tu cuenta, lo que aumenta tus posibilidades de obtener beneficios mayores con una inversión menor.
  • Bajos costes: los CFDs no tienen comisiones de compra o venta, sino que se basan en el spread o diferencial entre el precio de compra y el precio de venta de un CFD. El spread suele ser menor que el de otros productos financieros, lo que reduce tus costes de operación.
  • Beneficios adicionales: los CFDs te permiten obtener beneficios adicionales como los dividendos o los ajustes por intereses cuando operas con acciones o índices.

Desventajas de operar con CFDs

Operar con CFDs también tiene algunos inconvenientes que tienes que tener en cuenta, como por ejemplo:

  • Riesgo elevado: los CFDs son instrumentos apalancados, lo que implica que puedes perder más dinero del que inviertes. Por eso, es importante que uses un apalancamiento moderado y acorde a tu nivel de experiencia y a tu perfil de riesgo.
  • Costes ocultos: los CFDs tienen algunos costes ocultos que tienes que considerar, como por ejemplo el rollover o interés nocturno que se cobra o se paga por mantener una posición abierta durante la noche, o las comisiones por inactividad que se cobran si no operas durante un periodo determinado.
  • Falta de regulación: los CFDs son productos extrabursátiles (OTC), lo que significa que no están regulados por ninguna entidad oficial ni cotizan en ningún mercado organizado. Esto implica que dependen del bróker con el que operas y que pueden existir conflictos de interés o falta de transparencia.
  • Volatilidad: los CFDs son productos que se ven afectados por la volatilidad de los mercados, lo que puede provocar cambios bruscos en los precios y dificultar la predicción de los movimientos. Por eso, es importante que estés atento a las noticias y los eventos que puedan influir en el comportamiento de los activos subyacentes.

Ejemplos de operaciones con CFDs

Para que entiendas mejor cómo funcionan los CFDs, te voy a poner algunos ejemplos de operaciones con diferentes activos subyacentes.

Ejemplo 1: operar con CFDs sobre acciones

Supongamos que quieres operar con CFDs sobre las acciones de Apple, que cotizan a 150 dólares. Crees que el precio va a subir, así que abres una posición de compra (long) de 100 CFDs sobre Apple. El bróker te ofrece un apalancamiento de 10:1, lo que significa que solo tienes que depositar el 10% del valor de la operación como garantía. Por lo tanto, el margen requerido es de:

100 x 150 x 0.1 = 1.500 dólares

Pasado un tiempo, el precio de las acciones de Apple sube a 160 dólares y decides cerrar la posición. El beneficio neto de la operación es la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre multiplicada por el número de CFDs:

(160 – 150) x 100 = 1.000 dólares

Como puedes ver, has obtenido un beneficio del 66% sobre el margen invertido (1.000 / 1.500), mientras que si hubieras comprado las acciones directamente habrías obtenido un beneficio del 6% (10 / 150).

Ejemplo 2: operar con CFDs sobre divisas

Supongamos que quieres operar con CFDs sobre el par EUR/USD, que cotiza a 1.2000. Crees que el euro se va a depreciar frente al dólar, así que abres una posición de venta (short) de 10.000 CFDs sobre EUR/USD. El bróker te ofrece un apalancamiento de 30:1, lo que significa que solo tienes que depositar el 3% del valor de la operación como garantía. Por lo tanto, el margen requerido es de:

10.000 x 1.2000 x 0.03 = 360 dólares

Pasado un tiempo, el precio del par EUR/USD baja a 1.1900 y decides cerrar la posición. El beneficio neto de la operación es la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre multiplicada por el número de CFDs:

(1.2000 – 1.1900) x 10.000 = 100 dólares

Como puedes ver, has obtenido un beneficio del 27% sobre el margen invertido (100 / 360), mientras que si hubieras vendido euros y comprado dólares directamente habrías obtenido un beneficio del 0.8% (0.01 / 1.20).

Ejemplo 3: operar con CFDs sobre materias primas

Supongamos que quieres operar con CFDs sobre el petróleo, que cotiza a 70 dólares por barril. Crees que el precio va a bajar, así que abres una posición de venta (short) de 50 CFDs sobre petróleo. El bróker te ofrece un apalancamiento de 20:1, lo que significa que solo tienes que depositar el 5% del valor de la operación como garantía. Por lo tanto, el margen requerido es de:

50 x 70 x 0.05 = 175 dólares

Pasado un tiempo, el precio del petróleo baja a 65 dólares por barril y decides cerrar la posición. El beneficio neto de la operación es la diferencia entre el precio de apertura y el precio de cierre multiplicada por el número de CFDs:

(70 – 65) x 50 = 250 dólares

Como puedes ver, has obtenido un beneficio del 142% sobre el margen invertido (250 / 175), mientras que si hubieras vendido petróleo directamente habrías obtenido un beneficio del 7% (5 / 70).

operar con CFDs

Países donde puedes operar con CFDs

Los CFDs son productos que puedes operar en muchos países del mundo, siempre que cuentes con un bróker autorizado y regulado por las autoridades competentes. Algunos de los países donde puedes operar con CFDs son:

  • España
  • Reino Unido
  • Alemania
  • Francia
  • Italia
  • Australia
  • Canadá
  • Japón
  • Singapur
  • Sudáfrica
  • México
  • Chile
  • Colombia
  • Perú

¿Por qué los CFDs son ilegales en los Estados Unidos?

Los CFDs son ilegales en los Estados Unidos porque la Comisión de Valores y Bolsa (SEC) y la Comisión de Negociación de Futuros de Materias Primas (CFTC) consideran que son productos demasiado arriesgados y especulativos para los inversores minoristas. Además, los CFDs no cumplen con las normas de transparencia y protección al consumidor que se exigen en el mercado estadounidense.

Dato curioso

Los CFDs fueron creados en Londres en la década de los 90 por Brian Keelan y Jon Wood, dos traders de UBS Warburg. Su objetivo era evitar el impuesto sobre las ganancias de capital que se aplicaba a las acciones en el Reino Unido. Al operar con CFDs, los traders podían obtener los mismos beneficios que con las acciones, pero sin tener que pagar impuestos.

Costes de operar con CFDs

Operar con CFDs implica algunos costes que tienes que tener en cuenta, como por ejemplo:

  • El spread: es la diferencia entre el precio de compra y el precio de venta de un CFD. Es el principal coste de operar con CFDs y depende del bróker, del activo subyacente y de la liquidez del mercado.
  • El rollover o interés nocturno: es el coste o el beneficio que se genera por mantener una posición abierta durante la noche. Se calcula en base a la tasa de interés del activo subyacente y al apalancamiento utilizado. Si operas en largo, pagas un interés; si operas en corto, cobras o pagas un interés, dependiendo de si la tasa es positiva o negativa.
  • Las comisiones: son los cargos que te cobra el bróker por cada operación realizada. Pueden ser fijas o variables, dependiendo del bróker y del activo subyacente. Algunos brókers no cobran comisiones, pero tienen spreads más altos.
  • Los impuestos: son los tributos que tienes que pagar por las ganancias obtenidas con los CFDs. Dependen de la legislación de cada país y del tipo de inversor. En general, las ganancias por CFDs se consideran rendimientos del capital mobiliario y se integran en la base imponible del ahorro.

Brókers regulados y fiables para operar con CFDs

Para operar con CFDs es imprescindible contar con un bróker autorizado y regulado por las autoridades competentes. Esto te garantiza la seguridad y la transparencia de tus operaciones, así como la protección de tus fondos y tus derechos como inversor. Algunos de los brókers más populares y fiables para operar con CFDs son:

  • eToro: es uno de los brókers más conocidos y utilizados para operar con CFDs. Te ofrece una plataforma intuitiva y fácil de usar, con una gran variedad de activos subyacentes, incluyendo acciones, divisas, materias primas, índices, criptomonedas y ETFs. Además, te permite copiar las operaciones de otros traders exitosos a través de su sistema de trading social. eToro está regulado por la Comisión del Mercado de Valores de Chipre (CySEC), la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA) y la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC).
  • Plus500: es otro de los brókers más populares y confiables para operar con CFDs. Te ofrece una plataforma sencilla y eficiente, con más de 2.000 activos subyacentes, incluyendo acciones, divisas, materias primas, índices, opciones y criptomonedas. Además, te ofrece herramientas de análisis técnico, gráficos avanzados y alertas de precios. Plus500 está regulado por la Comisión del Mercado de Valores de Chipre (CySEC), la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA), la Autoridad Monetaria de Singapur (MAS) y la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC).
  • Admiral Markets: es otro de los brókers más reconocidos y confiables para operar con CFDs. Te ofrece una plataforma profesional y potente, con más de 4.000 activos subyacentes, incluyendo acciones, divisas, materias primas, índices, bonos y criptomonedas. Además, te ofrece herramientas de análisis fundamental y técnico, noticias del mercado y formación gratuita. Admiral Markets está regulado por la Comisión del Mercado de Valores de Estonia (EFSA), la Autoridad de Conducta Financiera del Reino Unido (FCA), la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC) y la Comisión del Mercado de Valores de Chipre (CySEC).

Estos son solo algunos ejemplos de brókers regulados y fiables para operar con CFDs. Antes de elegir un bróker, es importante que compares sus características, condiciones y reputación, así como que pruebes su plataforma con una cuenta demo. Y recuerda que en estas cuentas no se tienen en cuenta las comisiones.

Aspectos a tener en cuenta cuando operas con CFDs

Operar con CFDs puede ser una forma divertida y rentable de invertir en los mercados financieros, pero también implica riesgos que tienes que conocer y gestionar adecuadamente. Algunos aspectos a tener en cuenta cuando operas con CFDs son:

  • El apalancamiento: el apalancamiento es una herramienta que te permite operar con más dinero del que tienes disponible en tu cuenta, lo que aumenta tus posibilidades de obtener beneficios mayores con una inversión menor. Sin embargo, también implica un mayor riesgo de pérdidas que pueden superar tu capital invertido. Por eso, es importante que uses un apalancamiento moderado y acorde a tu nivel de experiencia y a tu perfil de riesgo.
  • La gestión del riesgo: la gestión del riesgo es el conjunto de estrategias y herramientas que utilizas para limitar tus pérdidas potenciales y proteger tu capital invertido. Algunas herramientas básicas son los stops loss o los take profit, que te permiten cerrar automáticamente una posición cuando se alcanza un nivel determinado de pérdida o beneficio. Otras herramientas son el análisis técnico y fundamental, que te permiten identificar las tendencias y los factores que influyen en el precio de los activos subyacentes.
  • La formación: la formación es el proceso de adquirir los conocimientos y las habilidades necesarias para operar con CFDs de forma segura y rentable. La formación implica estudiar los conceptos básicos del mercado financiero, los tipos de activos subyacentes, las plataformas de trading, las estrategias y los sistemas de operación. También implica practicar con una cuenta demo antes de pasar a una cuenta real.
  • La psicología: la psicología es el estudio del comportamiento y los procesos mentales de las personas. La psicología es un factor clave para operar con CFDs, ya que influye en tus decisiones y tus emociones como inversor. Algunos aspectos psicológicos que tienes que tener en cuenta son la confianza, la disciplina, el autocontrol, la paciencia y la perseverancia. Estos aspectos se pueden mejorar con la práctica, la experiencia y el aprendizaje.

En resumen…

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta cuando operas con CFDs. Operar con CFDs puede ser una forma de aprovechar las oportunidades que ofrecen los mercados financieros, pero también implica riesgos que tienes que conocer y gestionar adecuadamente. Por eso, es importante que cuentes con una buena formación, una buena gestión del riesgo y una buena psicología. Así, podrás operar con CFDs de forma segura y rentable.

Espero que este artículo te haya servido para entender mejor qué son los CFDs y cómo puedes operar con ellos. Si tienes alguna duda o comentario, puedes dejarlo abajo y te responderé lo antes posible. Y si te ha gustado el artículo, compártelo con tus amigos y familiares que también estén interesados en el mundo de los CFDs. ¡Gracias por leerme!


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *