Hoy os voy a enseñar cómo controlar el gasto en cinco minutos al mes. Puedes pensar que es imposible, pero estoy aquí para deciros que se puede controlar el gasto fácilmente. El primer paso para hacerlo es saber lo que gastas. ¿Tiene sentido? Puedes conseguir tener el gasto controlado en menos de cinco minutos al mes. Ah… y eso incluye pasar tres minutos haciéndote una buena taza de café o te.

Es fácil, toda la información que necesitas te le envía cada mes tu banco. Si nos fijamos en el estado de tu cuenta bancaria, te dirá exactamente cuánto has gastado. Echemos un vistazo a un ejemplo.

En el estado de cuenta bancaria se muestra las extracciones totales del mes. Eso, es la cantidad de dinero que gastaste. Es muy sencillo y elegante si lo tienes en cuenta. Todos tus retiros en cajeros automáticos se reflejan en el extracto. Cada vez que pagues una factura (incluso tus cuentas de tarjetas de crédito), el dinero sale de tu cuenta corriente. Todo está bien a mano en el extracto.

Ahora, con el fin de obtener una imagen clara de tus gastos, ve hacia atrás en los últimos 12 o 24 meses de extractos de cuenta bancarios. Crea una hoja de cálculo que muestre el mes en la columna A y los retiros totales para ese mes en la Columna B. A continuación, agrega el total y lo divides por el número de meses que estás mirando. Eso te dice lo que gastaste en promedio, por mes durante ese período de tiempo. También hay herramientas online que nos facilitan esto automáticamente, pero eso es otra historia y ya os hablaré de ello mas adelante.

La belleza de este sistema es que es fácil y simple y hace imposible que te mientas a ti mismo. Me encanta. No hay argumento con el número de cuenta de resultados. Eso es lo que gastas. Periódicamente. Por supuesto, si tienes distintas cuentas corrientes y mueves el dinero de una a otra durante el mes, puedes hacer que este sistema sea menos fiable. Y, por cierto, mi experiencia me dice que cuanto más cuentas corrientes tengas, menos control tendrás, Por lo que lo mejor puede ser unificarlas.

Tener este número es muy potente. Lo he visto hacer milagros con personas que juraron que no sabían cómo parar de gastar dinero. Funciona porque la gente tiene la media de lo que han hecho hasta ahora en su mentes. Antes de que usen la tarjeta de crédito o saquen del cajero, se dan cuenta de que eso va a hacer que ese número suba, y no les gusta.

Si tus gastos son demasiado altos siempre puedes Tomar medidas, y si tienes deudas puedes usar los distintos trucos que os he ido dando a lo largo del Blog y en el canal de Youtube.

¿Utilizas algún sistema como este? ¿Por qué o por qué no?

Pin It on Pinterest

Share This