Como pagar menos impuestos legalmente en España

Como pagar menos impuestos legalmente en España

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Qué si hay formas legales de pagar menos impuestos en España? ¡Pues las hay! Si quieres reducir tu cuota impositiva, has venido al lugar correcto. Fuera de España tienes opciones como hablamos en el artículo del Dumping Fiscal. En este artículo, te explicaré cómo ahorrar en impuestos de manera legal en España, en qué consisten la elusión fiscal y la evasión fiscal, así como algunos trucos y consejos para que puedas aprovechar al máximo los beneficios fiscales y al mismo tiempo cumplir con tus obligaciones.

No hay nada mejor que poder ahorrar dinero gracias a una buena planificación y beneficiarte y deducirte todo lo posible. ¡Sigue leyendo para descubrir los trucos para ahorrar y consejos que te ayudarán a pagar menos impuestos en tu próxima declaración!

Diferencias entre Elusión Fiscal y Evasión Fiscal

¿Sabías que existen diferencias entre elusión fiscal y evasión fiscal? La elusión fiscal es una forma legal de evitar pagar el Impuesto sobre el Patrimonio, el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF), el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) y otros impuestos. Es una forma de aprovechar al máximo los beneficios fiscales y los métodos legales para disminuir la cantidad de impuestos que tienes que pagar.

Por otro lado, la evasión fiscal es una forma ilegal de evitar pagar impuestos, como por ejemplo, no declarar ingresos o ganancias o aprovecharse de las deducciones fiscales de manera incorrecta. Es algo muy grave y que puede tener graves consecuencias.

La elusión fiscal consiste en utilizar estrategias legales para disminuir la base imponible. Lo que significa que, cuando menor sea la base imponible, menos impuestos tendrás que pagar. Para disminuir la base imponible hay varias opciones habituales, como ahorrar en un plan de pensiones, aprovechar las deducciones fiscales o invertir en la vivienda habitual. Suelen ser las que aprovechan los ricos y que la clase media desconoce o no aprovecha.

Por ejemplo, ahorrar en un plan de pensiones te permite disminuir tu base imponible, ya que los aportes que hagas al plan serán deducibles de tu IRPF. Esto significa que el dinero que aportas al plan de pensiones no se contabilizará a la hora de calcular tu impuesto, lo que te permitirá pagar menos impuestos. Además, también puedes disminuir tu base imponible mediante el aprovechamiento de las deducciones fiscales.

Estas deducciones son una cantidad de dinero que puedes deducir de la cantidad que debes pagar en impuestos, lo que te permitirá pagar menos impuestos. Por ejemplo, si tienes un plan de pensiones, puedes aprovechar la deducción del IRPF para poder deducir una parte de tus aportaciones al plan de pensiones de tu declaración de la renta. Pero esto no es tan bonito como parece. Lo han reducido hasta un punto que casi deja de aplicar.

Por otro lado, la evasión fiscal es una forma ilegal de evitar pagar impuestos, como por ejemplo, no declarar ingresos o ganancias o aprovecharse de las deducciones fiscales de manera incorrecta.

Como pagar menos impuestos legalmente en España

Cómo pagar menos impuestos legalmente

¿Quieres pagar menos impuestos de forma legal? Está claro que todos queremos ahorrar impuestos, así que aquí te presento 10 trucos para pagar menos impuestos, más 3 extras para si eres autónomo o trabajador por cuenta propia. ¿Sabías que puedes deducir los gastos en guarderías, educación, transporte público, ayuda doméstica, instalación de ahorradores de agua o energía, alquiler, etc.?

  1. ¿Cuánto desgrava un plan de pensiones? Como sabrás, la Ley 12/2022 ha cambiado recientemente para este 2023, modificando los planes de pensiones ocupacionales complementarios a la pensión de jubilación, los promovidos por empresas, cooperativas o incluso por grupos de autónomos. Para adaptarse a estos cambios, también se han modificado los límites de cotizaciones, deducciones y otros conceptos que modifican la tributación de estos planes de pensiones y seguridad social. En este sentido, el cambio más importante es el límite a aportar a planes de pensiones. Para 2023, estas cotizaciones podrás aportar a tu plan hasta un máximo de 1.500 euros, ampliables a 10.000 euros, siempre y cuando se respeten los porcentajes y coeficientes de cotización de empresa y trabajador. Por otro lado, el límite también se puede fijar en el 30% de los ingresos netos del trabajo y/o actividades económicas y, al aplicar una u otra cantidad, siempre se tendrá en cuenta la menor de ellas. Este año, las reglas también cambian para los trabajadores por cuenta propia (si eres autónomo). En este caso, el límite de aportaciones a estos planes es de hasta un máximo de 5.750 euros. Se les seguirá aplicando el límite general de 1.500 euros. De todas formas, tener planes de pensiones puede no interesar a todos los contribuyentes. No es recomendable para los que obtienen ingresos exclusivamente por rentas, productos bancarios o ganancias derivadas de la transferencia de activos, ya que este tipo de rentas no se ven reducidas al contribuir al plan de pensiones.
  2. Deducción por vivienda habitual. Otra forma de aprovechar los beneficios fiscales y disminuir la cantidad de impuestos que tienes que pagar es invertir en tu vivienda habitual. Al hacer esto, podrás aprovechar los beneficios fiscales que ofrece el Estado, como la deducción por adquisición de vivienda habitual, la deducción por rendimiento de vivienda habitual y el poder aplicar la deducción por alquiler de vivienda. Algo que no cambia en la declaración de la Renta 2023 es que si has comprado tu vivienda antes de 2013, puedes deducir un 15% de lo pagado para la compra de la vivienda, hasta un máximo de 9.040 euros (o 18.080 si lo pagas con tu pareja y declaras por separado). Las comisiones de cancelación anticipada cobradas por algunas entidades también son deducibles dentro de los 9.040 euros. Por lo tanto, lo que es fiscalmente interesante es amortizar de forma anticipada una cantidad que alcanza ese límite para aprovechar al máximo la deducción. No olvides que, cumpliendo ciertos requisitos, puedes deducir para obras de eficiencia energética de la vivienda, realizadas en 2022 en tu vivienda habitual o en otra de tus propiedades en alquiler para vivienda, que reduzcan la demanda de calefacción y refrigeración o mejoren el consumo de energía primaria no renovable o la calificación energética. Recuerda que para poder deducir en la próxima declaración de la renta deberás contar con un certificado de eficiencia energética previo a los trabajos y uno posterior con una fecha límite del 31 de diciembre de 2022.
  3. Una opción que podrías considerar es cambiar parte de tu salario por un salario en forma de beneficios en especie. Un salario en especie consiste en recibir algunas partes de tu salario como parte de los servicios y productos que tu empleador te ofrece. Esta es una excelente manera para que puedas pagar menos impuestos. Algunas retribuciones, como el seguro de salud para el trabajador, su cónyuge y sus hijos; cheques de comida; cheques de transporte y guardería, están exentos del Impuesto sobre la Renta (IRPF). Ahorras dinero al no tener que pagar por ciertas cosas y, además, tu sueldo es menor, por lo que hacienda se lleva menos tajada. Ya te hablé más a fondo de los salarios o retribuciones en especie, por si quieres más información.
  4. Aprovecha las deducciones autonómicas. Si tienes gastos por cuidado de niños, educación, transporte público, ayuda doméstica, instalación de dispositivos de ahorro de agua o energía, renta, etc., puedes aprovechar esta iniciativa legal para reducir tu factura de impuestos. Es muy importante asegurarte primero de cuáles son las deducciones fiscales a las que tienes derecho, que varían según cada comunidad autónoma, y luego ponerlas en práctica. Muchas de las deducciones autonómicas se otorgan siempre y cuando el contribuyente no supere ciertos límites de ingresos. Si excedes estos límites, puedes reducir tu renta, teniendo gastos deducibles o solicitando salarios exentos con el objetivo de poder aplicar la deducción.
  5. Revisa tus gastos laborales. Si pagas cuotas sindicales, colegios profesionales o si has tenido un litigio laboral y has pagado honorarios de abogados y procuradores, estos gastos se deducen de la renta de trabajo, lo que hace que pagues menos por ellos. Sin embargo, es fundamental tener en cuenta que, para que estas deducciones sean efectivas, hay que proporcionar pruebas de los gastos realizados.
  6. Compensar las pérdidas y ganancias es otra de las formas de ahorrar en tu próxima declaración de renta. Esto significa que puedes materializar cualquier pérdida que hayas acumulado con tus inversiones de este año para compensar con tus ganancias. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esto no funciona con todos los bienes y activos. Por ejemplo, las donaciones de bienes que generan pérdidas o retornos de capital negativos no se permiten en el IRPF. Si deseas compensar pérdidas, es mejor vender el bien y donar el dinero obtenido con la venta. Además, si vendes acciones o fondos de inversión con el propósito de compensar la pérdida generada por la venta este año, debes esperar dos meses para volver a comprarlos (o comprar otro fondo de inversión similar). Si no lo haces, no podrás compensar la pérdida hasta que los vuelvas a vender. Por último, recuerda que la próxima declaración será la última en la que podrás compensar el saldo de pérdidas pendientes de 2018.
  7. ¿Sabías que haciendo donaciones a organizaciones sin ánimo de lucro como ONGs, fundaciones y otras entidades puedes pagar menos impuestos? Si, es cierto. Si das donaciones a entidades sin ánimo de lucro puedes deducir un 80% de los primeros 150 euros de la donación y un 35% de los que superen esa cantidad. Si es la tercera vez que donas a la misma entidad y cada donación ha superado o igualado la anterior, el porcentaje de deducción aumenta al 40%. La ley incentiva a las personas a que apoyen a las mismas causas con regularidad, para esto, el año que viene, tu donación puede ser aún mayor y tendrá una deducción incluso mayor para cubrir tus impuestos. Ahora que ya sabes cómo pagar menos impuestos haciendo donaciones, no hay excusa para no hacerlo. Si el año que viene decides donar, recuerda que el beneficio fiscal depende de la cantidad y de la entidad a la que estás donando. ¡Y no olvides que tu ayuda es muy importante para la causa!
  8. ¿Estás a punto de cumplir 65 años y estás pensando en vender o donar tu vivienda habitual? Si estás cerca de cumplir los 65, te interesará esperar hasta que cumplas esa edad para hacerlo. Si vendes la vivienda y está a nombre de los dos cónyuges, ambos deben ser mayores de 65 años, ya que de lo contrario solo la ganancia que corresponde al cónyuge que cumple esa edad quedaría exenta. La exención se puede aplicar, aunque ya no residas en la vivienda habitual, siempre que hayan pasado como máximo dos años desde la transmisión.
  9. ¿Eres un propietario de viviendas de alquiler? Si es así, ¡puedes tomar ventaja de tu situación fiscal! Si eres un propietario de una propiedad de alquiler, hay algunos gastos relacionados con el alquiler que se pueden aplicar. Estos gastos incluyen el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), gastos de publicidad, comisiones de agencias inmobiliarias, seguros, gastos comunitarios, reparaciones y conservación, intereses de préstamos para la compra o mejora de la propiedad, etc.
  10. Utiliza la figura del cónyuge. Si estás casado, es posible usar la figura del cónyuge a la hora de tributar. El cónyuge puede ser uno mismo, siempre que haya rentas por parte del otro miembro de la pareja. De esta forma, se puede tributar con menos impuestos.

Ahorrar en la renta si eres autónomo

  1. Elige el régimen fiscal adecuado. Si eres autónomo, tienes la opción de elegir entre el régimen general de la Seguridad Social o el régimen de trabajadores autónomos. El régimen de trabajadores autónomos ofrece una mayor flexibilidad a la hora de tributar, ya que el importe de las cotizaciones a la Seguridad Social se calcula en función de los ingresos del autónomo.
  2. Aprovecha los gastos deducibles. Existen numerosos gastos deducibles a la hora de tributar. Estos gastos pueden ser desde los gastos de viaje profesional hasta los gastos de publicidad. Por tanto, asegúrate de registrar todos los gastos deducibles para poder compensar las pérdidas.
  3. Usa el régimen de módulos. Este régimen fiscal se emplea para los contribuyentes que realizan actividades esporádicas, como el alquiler de vivienda, y permite tributar con menos impuestos.

Ahora que ya conoces estos 10 trucos para pagar menos impuestos (más 3 para autónomos), ¡empieza a ahorrar! Para ello, es vital que guardes todas las pruebas de los gastos deducibles (recibos de pagos de cursos, justificantes de donaciones…) para evitar posibles problemas. Aprovecha estos consejos para disfrutar de unas tasas de impuestos más bajas y conseguir un mejor futuro financiero.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *