como-ahorrar-dinero-en-tus-vacaciones-sin-salir-de-la-ciudad

Cómo ahorrar dinero en tus vacaciones sin salir de la ciudad

¿Te gustaría pasar unas vacaciones diferentes sin tener que viajar lejos? ¿Quieres aprovechar al máximo tu tiempo libre sin gastar mucho dinero? Si la respuesta es sí, te propongo algunas ideas para disfrutar de unas vacaciones sin salir de la ciudad.

Hoy muchos empiezan su periodo estival, y con él llegarán las esperadas vacaciones para gran parte de la población. La mayoría ya tienen planes, pero los rezagados de última hora han aumentado, a lo que se suma que durante estos últimos años la crisis no nos permite salir de viaje tanto como quisiéramos.

Además, está claro que no todos tenemos el mismo poder adquisitivo, por lo que no todo el mundo puede irse de vacaciones todos los años. Incluso hay quien solamente quiere descansar y no agobiarse con viajes, otros solo lo hacen en verano, … Hay muchas razones por las que no poder o querer salir de vacaciones. Pero no por ello debemos encerrarnos en casa esperando los días para volver al trabajo. Hay muchas alternativas low cost para pasar las vacaciones sin salir de la ciudad.

Sobre todo hay que divertirse, ahorrar dinero y explorar nuestros alrededores, pues las vacaciones de Navidad son únicamente una vez al año y no debemos desperdiciarlas.

Visita los lugares más emblemáticos de tu ciudad

A veces nos olvidamos de lo que tenemos cerca y nos perdemos la oportunidad de conocer mejor nuestra propia ciudad. Por eso, una buena idea es visitar los lugares más emblemáticos de tu ciudad, esos que quizás solo has visto en fotos o que hace mucho que no visitas. Puedes hacer un recorrido por los museos, los monumentos, los parques, las iglesias o los edificios históricos que más te interesen. Seguro que descubres cosas nuevas y aprendes más sobre la historia y la cultura de tu ciudad.

Para ahorrar dinero en estas visitas, puedes aprovechar las ofertas y los descuentos que hay disponibles. Por ejemplo, puedes buscar cupones o tarjetas que te den acceso a varios lugares o actividades por un precio reducido. También puedes consultar las páginas web o las redes sociales de los sitios que quieres visitar para ver si tienen alguna promoción especial. O puedes ir a los lugares en horarios menos concurridos o en días festivos para ahorrar dinero.

Hay municipios que organizan belenes vivientes, otros solo belenes de gran vistosidad, algunos hacen concursos, etc. Todas estas actividades suelen ser gratuitas y no suelen requerir reservar plaza, aunque en algunos si no vamos con tiempo corremos el riesgo de quedarnos fuera. Infórmate porque probablemente en tu ciudad se lleven a cabo este tipo de actividades. Si no, prueba en alguna ciudad cercana.

Prueba actividades nuevas y divertidas

Otra forma de pasar unas vacaciones sin salir de la ciudad es probar actividades nuevas y divertidas que te hagan salir de la rutina. Puedes apuntarte a un taller de cocina, de baile, de pintura o de lo que más te guste. También puedes practicar algún deporte que nunca hayas hecho, como escalada, patinaje o golf. O puedes animarte a hacer algo más aventurero, como un paseo en globo, una ruta en kayak o un salto en paracaídas. Lo importante es que te diviertas y que vivas experiencias diferentes.

En verano también hay ayuntamientos de muchas ciudades que en época estival aprovechan para realizar actividades al aire libre, normalmente por las noches (para no pasar calor), como proyecciones de películas, espectáculos, excursiones al campo, talleres para niños… La mayoría son actividades gratuitas y como en el caso de las navidades, no requieren inscripción previa.

También hay centros comerciales que organizan eventos navideños o bien hacen pases de actuaciones o animatronics, que harán las delicias de pequeños y no tan pequeños. En Madrid un conocido centro comercial recibe multitud de visitas para ver estas actuaciones y son totalmente gratis. También están las visitas a Papa Noel o a sus majestades los Reyes Magos de Oriente o su infinidad de pajes, donde los mas pequeños de la casa podrán entregar sus cartas y conocer en persona a tan insignes personajes.

Si nos gusta leer podremos aprovechar el montón de tiempo libre que tendremos yendo a la biblioteca. Es un lugar calentito, gratuito y puedes pasarte la tarde viendo una película, descubriendo libros asombrosos, o incluso sacarlos de allí y llevárnoslos a casa o a la cafetería mas cercana para acompañarlo de un chocolate caliente… ¿no suena genial? Viviremos aventuras a precio reducido y obtendremos las mejores ideas. Un libro es un mundo aparte.

También podemos investigar por la zona y acudir a la montaña (o a la playa, si es el caso) buscando zonas de esquí, senderismo, pesca, etc. En Alcoy, por ejemplo, hay una piscina en plena montaña, a unos 500 metros por encima de la ciudad (aunque esta es mas una actividad para el verano). Estás en medio de la montaña,  y es más barata que las piscinas de dentro de la ciudad. También se puede recurrir a ríos que hayan cerca, y pescar o pasar un rato en contacto con la naturaleza, bien abrigados por supuesto.

Aprovechando el viaje podemos buscar un camping cercano, y pasar allí un par de noches con los amigos. Es posible que termines con dolor de espalda por dormir en el suelo, pero hay rutas increíbles para salir por la noche a la montaña. Es recomendable ir acompañados por un guía, aunque conozcamos la zona, pues seguramente descubramos zonas nuevas e interesantes. El precio, como las demás opciones, es reducido.

Incluso si conocemos muy bien la zona podemos pedir un permiso especial al ayuntamiento y acampar donde queramos, sin necesidad de una zona de pago.

En definitiva, podemos salir de casa en vacaciones sin que nos cueste casi dinero, en algunos casos, ni siquiera es necesario coger el coche. Con todo el dinero que nos ahorramos, podemos incluso visitar algún parque temático cercano, un parque de atracciones o ir a un concierto, y nuestro bolsillo no lo notará tanto como otros años.

como-ahorrar-dinero-en-tus-vacaciones-sin-salir-de-la-ciudad

Para ahorrar dinero en estas actividades, puedes buscar opciones gratuitas o de bajo costo que se ofrezcan en tu ciudad. Por ejemplo, puedes participar en eventos culturales, deportivos o solidarios que se organicen en tu barrio o en tu comunidad. También puedes intercambiar tus habilidades con otras personas que quieran aprender lo que tú sabes o enseñarte lo que tú quieres aprender. O puedes usar tu creatividad e inventar tus propias actividades con lo que tengas a mano.

Si quieres aprovechar tus vacaciones para crear fuentes de ingresos alternativas que complementen tu nómina, tu pensión, tus rentas o tu fuente de ingresos principal, te recomiendo que leas este artículo: Aprovecha las VACACIONES de verano para crear fuentes de ingresos alternativas.

Disfruta de la gastronomía y el ocio de tu ciudad

Una de las mejores cosas de las vacaciones es poder disfrutar de la gastronomía y el ocio de tu ciudad. Puedes aprovechar para ir a comer o a cenar a ese restaurante que siempre has querido probar, o para degustar los platos típicos de tu región. También puedes ir al cine, al teatro, a un concierto o a una exposición que te llame la atención. O puedes relajarte en un spa, en una piscina o en un parque temático. Hay muchas opciones para pasarlo bien y desconectar del estrés diario.

Para ahorrar dinero en estas salidas, puedes planificar con antelación y comparar precios entre las distintas opciones. Por ejemplo, puedes reservar con antelación los lugares o las actividades que requieran cita previa y aprovechar los descuentos por compra anticipada. También puedes buscar ofertas especiales para grupos, familias o estudiantes.

O puedes optar por opciones más económicas como ir a comer al mediodía en lugar de por la noche, ir al cine entre semana en lugar de los fines de semana o ir a un spa público en lugar de uno privado.

Aprovecha las ofertas y los descuentos

Si quieres pasar unas vacaciones sin salir de la ciudad sin gastar mucho dinero, puedes aprovechar las ofertas y los descuentos que hay disponibles. Por ejemplo, puedes buscar cupones o tarjetas que te den acceso a varios lugares o actividades por un precio reducido. También puedes consultar las páginas web o las redes sociales de los sitios que quieres visitar para ver si tienen alguna promoción especial. O puedes ir a los lugares en horarios menos concurridos o en días festivos para ahorrar dinero.

También puedes ahorrar dinero en tus vacaciones si evitas financiarlas con tarjetas de crédito o préstamos. Es mejor que ahorres con antelación el dinero que necesitas para tus vacaciones y que lo gastes con prudencia. Si quieres saber cómo evitar financiar unas vacaciones, te invito a leer este artículo: Cómo evitar financiar unas vacaciones.

¿Y si no hay ganas de salir de casa…?

Cambiando un poco el chip, puede que nos apetezca quedarnos en casa. Bien calentitos y con una taza de caldito siempre a mano, no hay nada igual. En Internet podemos encontrar multitud de opciones para pasar el tiempo, gastar dinero sólo si nos apetece y pasarlo bien en compañía. Además, también se pueden realizar actividades caseras para no estar todo el día delante de la pantalla.

Una vez conectados a Internet, si no estamos muy familiarizados con el ordenador, siempre podemos buscar cursillos gratuitos para soltarnos un poco. También podemos recurrir a algún amigo o familiar para que nos cuente cómo funciona Internet y que nos enseñe a navegar. En el caso de tener ya conocimientos de sobra, podemos probar a crear nuestro propio blog, comprar en páginas de subastas, buscar ofertas, jugar online (hay juegos de todo tipo, desde los típicos minijuegos en flash, como juegos de rol multijugador o juegos de vestir muñecas), participar en foros sobre temas que nos interesen…

Si nos apetece realizar actividades en casa podemos invitar a algunos amigos a casa y ponernos a cocinar en grupo. Ya que será temporada, se podrá probar a hacer recetas fáciles de asados, o ir experimentando con lo que tenéis en la nevera para hacer la cena de Nochebuena o Nochevieja. Podéis hacer concursos de cocina, y que el que peor cocine invite a los demás a cenar donde éstos deseen. Recuerda que ayer te dimos consejos para ahorrar cocinando si te gusta esta opción.

No hay ganas de fiesta… ¿entonces qué? Fácil, sesión de cine en casa, con palomitas y después siesta incluida… No suena nada mal, ¿verdad?  También se puede aplicar a series, ahora que tenemos tantas y tan buenas opciones. Por la televisión últimamente dan muy buenas series que nadie debería perderse.

Puede que ya empecemos las primeras excursiones por el metaverso o las visitas a una ciudad sin salir de casa. Se que nunca será lo mismo. Pero en función de los recursos que tengamos disponibles asi tendremos que aprovechar.

Planifica tu agenda y disfruta al máximo

Para pasar unas vacaciones sin salir de la ciudad lo más importante es planificar tu agenda y disfrutar al máximo. Puedes hacer un calendario con las cosas que quieres hacer cada día y reservar con antelación los lugares o las actividades que requieran cita previa. También puedes dejar algún espacio para la improvisación y para adaptarte a las circunstancias del momento. Lo esencial es que hagas lo que más te apetezca y que te lo pases bien.

Para ahorrar dinero en tu planificación, puedes establecer un presupuesto y ajustarte a él. Por ejemplo, puedes fijar una cantidad máxima que quieres gastar cada día y llevar un control de tus gastos. También puedes buscar alternativas gratuitas o de bajo costo para reemplazar las opciones más caras. O puedes ahorrar en transporte usando el transporte público, la bicicleta o caminando.

Otra forma de ahorrar dinero en tus vacaciones es cambiar las fechas de las mismas. Si puedes elegir cuándo tomarte tus vacaciones, puedes optar por temporadas bajas o medias, cuando los precios son más bajos y hay menos gente. Así podrás disfrutar más de tu ciudad y gastar menos dinero. Si quieres saber cómo ahorrar cambiando las fechas de las vacaciones, te sugiero que leas este artículo: Ahorrar cambiando las fechas de las vacaciones. Solo necesitas tener ganas de disfrutar y aprovechar todo lo que tu ciudad te ofrece.

Así que no lo dudes más y prepara tus vacaciones sin salir de la ciudad. En fin, con este artículo te doy humildes consejos para que paséis las Navidades aprovechando el tiempo y pasándolo bien por un bajo coste. Como ves, no hace falta irse muy lejos para pasar unas vacaciones diferentes y divertidas. ¡Ya me contarás si has puesto en práctica alguna de estas actividades! Y a ti, ¿Se te ocurre alguna otra? ¿Hay algo que hagas que quieras recomendar a la tribu de Evita la Crisis?


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *