Mi casa es enorme, como muchos sabréis. Esto no es tan bueno como suena, pues es una casa vieja con mucho por hacer, pero esto hace que tenga muchas habitaciones prácticamente utilizadas como trasteros. Cada vez que limpio una, encuentro tesoros que creía perdidos y cosas que ya me son totalmente inservibles pero que para otras personas pueden suponer un uso aun válido. Algunas cosas las dono para el tercer mundo o para gente necesitada, otras las vendo en tiendas de segunda mano o en ebay. Esto me sirve para fomentar la generosidad y devolver una parte al universo, con las donaciones, y para sacar un pequeño dinero por cosas que de otra forma terminarían en la basura. Este dinero lo puedes reinvertir en esa misma tienda de segunda mano en algún “chollo” dejado allí por otra persona como yo, o bien para pagar alguna deuda o darte algún capricho.

La primera vez que entré en una de estas tiendas vi muchas cosas que me llamaron la atención, pero tienes que tener cuidado, pues puedes acabar con la basura de otra gente que lo único que hará será cubrirse de polvo en tu desván. Hay que tener claro si lo que ves o vas a comprar es realmente un chollo. Después de descartar varios objetos finalmente encontré un chollo, y en esta tienda fue donde compre mi primer tensiómetro y fonendoscopio por el equivalente ahora a 18 euros, algo que realmente me pareció un chollo en esos tiempos.

En estas tiendas sueles encontrar de todo, desde tecnología hasta ropa para Niños, ropa para señora, ropa para hombres, zapatos, muebles, cristalería, utensilios de cocina, libros, pequeños electrodomésticos de cocina, telas, labores manuales, obras de arte, pasando por instrumentos musicales o equipaciones de ski. Todo suele tener una garantía, mucho menos que los dos años, pero suele estar revisado y cumplir perfectamente. Solo recuerda comprobar antes de llegar a la caja si realmente necesitas o vas a utilizar lo que tienes en las manos.

En esta época de necesidad en muchos casos podemos encontrar objetos de mucha calidad a un muy buen precio, y es mas que recomendable invertir algo de tu tiempo en visitar este tipo de tiendas. Si no compras nada podrás igualmente vender objetos que de otra manera solo se amontonarían en tu casa o en el vertedero mas cercano.

Me podría haber pasado todo el día en esta tienda de segunda mano, pero estaba limitado por el tiempo y el dinero. Definitivamente volveré algún día pese a que me pilla algo lejos de casa, sin embargo. Nuestra casa necesita algunos muebles y nos vendría bien algo de obra en las paredes, también.Y ahora sé donde me voy a comprar lo necesario!

Si alguna vez asomaste tu nariz en una tienda de segunda mano para mirar o comprar (yo lo hice varias veces antes de comprar finalmente), dale una oportunidad. Sí, hay un montón de basura. Pero piensa en ella como una búsqueda del tesoro. Nunca se sabe cuándo vas a encontrar tu diamante entre el carbón.

¿Haces compras o vendes en tiendas de segunda mano? ¿Por qué o por qué no?

Pin It on Pinterest

Share This