Todos sabemos que comer en casa puede ahorrarte dinero ! Incluso si compras ingredientes caros y cocinas comidas gourmet, en la mayoría de los casos que se ahorrará dinero en casa en lugar de comer la misma comida exacta en un restaurante. Pero la frugalidad hace que nunca quisieramos comprar ingredientes caros (a excepción de una ocasión muy especial). Mantener nuestra factura de supermercado baja es el nombre del juego.

En realidad, hay 3 maneras de ahorrar dinero en tu factura de supermercado # 1 para ahorrar dinero en la compra de las mismas cosas, # 2 para ahorrar dinero mediante la compra de algo diferente y # 3 no comprar en absoluto. * Esta semana estamos viendo # 1.

Así que aquí vamos, salgamos hacia la tienda de alimentación para hacer la compra de una semana (o más) . Nos ponemos en ello y somos instantáneamente bombardeados por colores, formas, publicidad, promociones especiales. . . todo listo creado por personas que hacen su dinero pensando ¡cómo te separan a ti del tuyo! ¡10 de 10! ¡Por uno y llévese otro gratis! Los diferentes precios de diferentes marcas y diferentes tamaños. Todo es muy confuso. ¿Cómo hacer que todo tenga sentido?

Escribe ¡el Precio de todo lo importante en la lista! He escrito sobre esto antes. Pero es lo suficientemente importante como hacer un refrito-sobre todo porque los precios de los alimentos han ido en aumento y es probable que sigan aumentando de forma espectacular este verano. Saber lo que es realmente un buen precio en cada artículo, y ahorrar tanto dinero como sea posible será aún más crítico.

Una lista de precios es simplemente una lista: una lista de objetos que normalmente compras y las tiendas en donde encontrarás sus precios más bajos de las que normalmente visitas. Con esta lista, cuando dudas en un posible “trato”, serás capaz de forma rápida y sencilla de saber si realmente te ahorrarás dinero.

Pero hay un poquito más también aparte de eso. Por ejmemplo, los artículos que vienen en diferentes tamaños de latas / bolsas, etc, son difíciles de comparar. Para llegar realmente a la parte inferior del coste de un artículo, lo que necesitas saber es el precio por unidad o por kilo, metro, etc.

¿Puedes ver que hacer estas matemáticas cada vez que vayas de compras sería tedioso? No muchos de nosotros lo haremos así. ¡De ahí la lista de precios!

Cada persona tiene que encontrar el formato que le sea mas cómodo y que funcione para ellos. Algunas personas usan una hoja de cálculo en Excel y luego lo imprimen, otros mantienen un cuaderno de algún tipo, o incluso tarjetas de índice (o alguna app móvil que es lo que yo uso actualmente). Pero la información contenida en cada uno de ellos es la misma: nombre del artículo (específico) en la parte superior, las columnas de la tienda, marca, tamaño, precio, precio por unidad. (No te preocupes, hay cuadros más adelante) ¿Por qué el tamaño, precio y precio unitario? Bueno, porque normalmente anoto la marca, tamaño y precio en la tienda, y hago los cálculos por el precio por unidad en el país.

Para hacerlo simple, utiliza abreviaturas para las tiendas. En mi área utilizo los mios para entenderme. También me gusta distinguir entre un precio que es el precio de venta y el precio de todos los días. Personalmente no destaco ningún precio de venta al poner un comienzo junto a él.

Te puedo ver por ahí, sacudiendo la cabeza y pensando en todo el trabajo que implica la recopilación de toda esta información para todas las tiendas! Bien, no tiene que ser tan difícil. En este momento es probable que no tengas ni siquiera un libro de precios, y acabas de llenar tu carrito a ojo o por fuerza. Así que cualquier cosa que hagas en el libro, incluso en etapas, es una mejora para ti. Como dijo Jack el destripador, vayamos por partes y no acabemos con nosotros mismos en el proceso.

Me gusta empezar con las tiendas que sé que son casi siempre las más baratas en mi caso Mercadona y ahorro mucho. Precio por venta a precio por venta estos chicos suelen ganar sl resto de supermercados. Así que grabo todos los precios para mis artículos más comúnmente comprados en esas tiendas primero. Tu puedes hacer esto al pasear por la tienda buscando como una especie de agente de espionaje garabateando furiosamente cosas en un cuaderno, o puedes hacerlo de la manera fácil y sólo tiene que ir de compras y guardar tus recibos.

El recibo no tiene el tamaño de la unidad, por lo que habrá que ir al armario y sacar una lata y ver el tamaño. Hacer las matemáticas (0,39 euros dividido por 15,25 por ejemplo). Hago esto para cada elemento en el recibo. Cada viaje de compras puedes realizar una comprobación rápida para ver si has comprado nuevos elementos a añadir a tu lista.

Después estoy atento a mis tickets en las próximas semanas. Con esa información puedo rellenar mi página de mi libro de precios.Estos precios son los precios de venta.

Pero te voy a dejar otro pequeño secreto. Incluso eso es demasiado trabajo para mí. He llegado al punto en que sólo grabo el precio si es menos de lo que tengo que pagar en Mercadona o si ahorro mucho. Después de todo, si es más caro, ¡a quién le importa? ¡No pienso comprarlo allí!

Simplemente mira los folletos de ventas, haz los cálculos si es necesario y sólo escribe si es menor.

Ahora puedes verte en la necesidad de ir a una tienda para investigar algunas partidas específicas o revisar una tienda que no envía folletos. Una vez que te has construido el esqueleto de tu lista de precios, esto es sólo un paseo por los pasillos marcando por la marca, tamaño, etc. A veces la tienda en realidad tiene el precio por unidad que ya figuran en gramos o lo que sea en el estante. En aquellos casos que rebajan el tamaño del bote, pasa lista el precio y sólo tienes que copiar el precio unitario de la pegatina.

Y esto es todo, ¡ya tienes un libro de precios! Una vez que tienes uno, no tendrás que preguntarte si esa lata de maíz que encontraste en las tiendas de alimentación de descuento es realmente una ganga o no! **

¿Qué pasa con las ventas y cupones? Bueno, yo sólo considero el uso de cualquiera de los dos si el precio unitario termina mas barato que el precio más bajo en tu lista de precios. De lo contrario, no estás realmente ahorrando dinero!

Para más información sobre Ahorro, leer acerca de discernir entre deseos y necesidades , y comer en casa / salir menos a comer !

** Nota: Ten cuidado con los tamaños enormes. Si no se puede utilizar todos o guardar correctamente puedes terminar tirandolo a la basura. ¡Eso no es ahorro en absoluto! Un tamaño más pequeño, pero más fácil de usar en realidad puede terminar saliéndote más barato en esos casos.