✅ Cómo ahorrar dinero: 💲 15 Consejos prácticos para mejorar tus Finanzas Personales

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Quieres ahorrar dinero este año? Si es así, estás en el lugar correcto. Hoy te voy a contar 15 consejos prácticos que puedes implementar hoy mismo para ahorrar dinero y mejorar tus finanzas personales. ¿Te imaginas cómo cambiaría tu vida si lograras ahorrar más dinero cada mes? Podrías aumentar tu colchón de tranquilidad, pagar tu coche, hacer ese viaje que siempre has querido o simplemente disfrutar de más libertad financiera. Espero que te ayuden a superar la cuesta de enero y a encarar el nuevo año con unas finanzas personales saneadas y que el hábito del ahorro se convierta en parte de tu día a día.

Antes de comenzar, es importante destacar que para lograr un ahorro efectivo es fundamental cambiar nuestros hábitos de consumo y tener una actitud proactiva y comprometida con nuestro bienestar financiero. Además, es crucial tener en cuenta que no todas las opciones que presento aquí serán adecuadas para todas las personas, por lo que te recomiendo analizar cada caso particular y aplicar solo aquellos consejos que se ajusten mejor a tus necesidades y posibilidades. Estas estrategias te permitirán analizar tus gastos, identificar las áreas donde puedes ahorrar y comenzar a aplicar cambios en tu comportamiento financiero.

Es algo que sabemos que tenemos que hacer, pero no nos paramos a hacerlo. Así que, como siempre te digo, tienes que entrar en acción. Entra en acción hoy, antes de mañana a las 11 de la mañana. Empieza a aplicar estos 15 consejos, o los que a ti te resuenen, los que te suenan más contigo con tu forma de ser, y vas a ver cómo empieza a cambiar tu economía familiar. Cuanto más consejos apliques, mejores resultados vas a obtener. Pero con que apliques uno ya me doy por satisfecho. ¡Comencemos!

Líbrate de las Deudas con el Método de la Bola de Nieve

La primera y más importante estrategia para ahorrar dinero es eliminar tus deudas. Los pagos mensuales de deudas son el mayor obstáculo a la hora de ahorrar dinero. De hecho, te roban tus ingresos. Por eso, la primera recomendación es librarte de las deudas. Una de las formas más efectivas es utilizar el método de la bola de nieve. Consiste en pagar tus deudas en orden, desde la más pequeña a la más grande. Puede parecer complicado, pero es una cuestión de cambio de comportamiento. En cuanto tus ingresos no estén atados a estos pagos mensuales de la deuda, podrás usarlos para progresar hacia otros objetivos.

Planifica tus Comidas y Reduce Gastos en Alimentación

La mayoría de los que se ponen a elaborar un presupuesto se dan cuenta de que gastan muchísimo todos los meses en alimentación. Para ahorrar dinero en este apartado, una opción es planificar tus comidas cada semana o llevar un inventario de la despensa antes de ir a comprar. Todo esto te va a ayudar a evitar que gastes en exceso y que derroches comida, comida que al final acabamos tirando porque se nos caduca en la nevera o se nos caduca ahí en el armario. También piensa en reducir tu consumo de comida basura o de aperitivos, que suelen elevar los presupuestos.

Así que si tú reduces todos estos gastos, vas a tener la misma calidad de vida, porque la mayoría de la alimentación que tenemos la vas a poder seguir aplicando.

Cancela las Suscripciones que no Utilizas

Es probable que estés pagando por varias suscripciones como Netflix, Disney, HBO, Amazon Prime, Spotify, el gimnasio y muchas otras que están de moda. Si no las usas de forma habitual, ¡cancela! Si de verdad echas de menos alguna, te vuelves a suscribir. Además, seguramente te puedas aprovechar de alguna oferta de estas de entrada, pero solo si se ajusta a tu nuevo presupuesto.

Compra Productos de Marca Blanca

En la mayoría de los casos, lo único mejor que tienen los productos de marca es la publicidad. Los medicamentos genéricos, los alimentos básicos, los productos de limpieza y los de papelería de marca blanca cuestan mucho menos que sus competidores de marca conocida y te dan el mismo servicio. Comprar productos de marca blanca es una excelente estrategia para ahorrar dinero.

Cancela la Televisión de Pago

Los precios de la televisión de pago siguen creciendo. De hecho, la cuota mensual de este tipo de servicios puede llegar hasta los 100 euros, lo que supone más de 1000 euros al año. Cancelar la televisión de pago puede ser una buena forma de ahorrar dinero. Pero hay una buena noticia, y es que este tipo de servicios no son la única manera de ver tus programas favoritos hoy en día. Puedes averiguar cómo puedes ahorrar una gran cantidad de dinero mediante alternativas como las aplicaciones de las propias cadenas o incluso los servicios de streaming, como las suscripciones que hemos visto antes.

Ya te conté como reducir tu gasto en plataformas de streaming de forma legal sin privarte de ninguna.

Automatiza tus Ahorros

Muchas veces no ahorramos porque cuando nos ponemos a ello ya no nos queda dinero. Una forma efectiva de ahorrar dinero es hacerlo de manera automática, por eso, es importante automatizar tus ahorros. Configura tu cuenta bancaria para que cada mes transfiera fondos automáticamente desde tu cuenta corriente a una cuenta de ahorro diferente, o configura los ingresos de tu cuenta para transferir automáticamente el 10 % de cada salario que entre en tu cuenta a tu cuenta de ahorro. De esta manera, ahorrarás sin tener que pensarlo demasiado, evitarás gastar el dinero que podrías ahorrar y podrás ver crecer tu dinero de forma constante.

Cómo ahorrar dinero: 💲 15 Consejos prácticos para mejorar tus Finanzas Personales

Gasta de forma inteligente los ingresos adicionales o inesperados

Cuando recibas un bonus en el trabajo, una herencia, una devolución de impuestos, asegúrate de darle un buen uso. Por ejemplo, te será más rentable usar esos fondos para devolver tus créditos o para devolver esas deudas de las tarjetas de crédito en lugar de acumularlo. Si no tienes deudas, utiliza sus ingresos adicionales para acumular para tu colchón de tranquilidad.

Reduce tus gastos de energía

Puedes ahorrar en tus gastos de energía haciendo cosas fáciles. Puedes darte duchas más cortas, arreglar las tuberías que goteen, lavar la ropa con agua fría en lugar de agua caliente, usar bombillas LED, apagar los electrodomésticos cuando no los estés usando, poner la lavadora y el lavavajillas a plena carga, instalar interruptores con atenuación o volumétricos de estos que detectan el movimiento y se encienden las luces y se apagan cuando no lo detectan. También puedes reducir tu consumo de agua y gas si usas dispositivos de bajo flujo y sellas las ventanas y puertas para evitar fugas de aire.

Si lo consideras dentro de tu presupuesto, también puedes hacer una inversión inicial para comprar aparatos nuevos que sean más eficientes desde el punto de vista energético.

Cancela las suscripciones de correo electrónico

Los que te mandan publicidad por correo electrónico son muy buenos en lo que hacen. Conocen la irresistible tentación de una oferta o de un cupón exclusivo. Así que, si no puedes resistirte a comprar cuando ves una oferta especial o cupones, puedes pulsar el enlace de cancelar suscripción que encontrarás al final del mensaje de cada correo electrónico. Tendrás menos tentaciones para gastar y encima tu bandeja de entrada estará menos saturada. Así, no recibirás más correos electrónicos que te tienten a comprar y evitarás gastar dinero en cosas que realmente no necesitas.

Pide prestado en lugar de comprar

Si necesitas algo que no vas a utilizar habitualmente, como una podadora de árboles, una herramienta, un libro o una batidora, pídesela prestada a un amigo o vecino en lugar de comprarla. De esta manera, no tendrás que gastar dinero en algo que solo usarás una vez. De esta manera, ahorrarás dinero y también evitarás tener objetos innecesarios ocupando espacio en tu hogar.

Prepara la comida en casa

Según un estudio reciente, los hogares pueden llegar a gastarse varios miles de euros al año al comer fuera de casa. Comer fuera de casa varias veces por semana puede parecer algo inocuo en el momento, pero puede resultar en un gasto muy elevado al final del mes. Cocinar en casa es más barato que comer fuera. Puedes ahorrar mucho dinero en alimentos si preparas tus comidas en casa en lugar de comer en restaurantes o pedir comida para llevar. Además, también puedes asegurarte de que tus comidas sean más saludables y nutritivas la mayoría de las veces.

Pregunta por descuentos

Siempre pregunta por descuentos cuando compres algo, nunca estarás seguro hasta que preguntes. La próxima vez que compres entradas para el cine, museo o evento deportivo, pregunta si hay descuentos especiales para grupos, personas mayores, miembros del ejército, estudiantes, etc. Si no preguntas, es posible que te pierdas algunos descuentos que podrías aprovechar. Muchas veces hay descuentos que no se ven a simple vista.

Aprovéchate de tu plan de pensiones

Si tienes un plan de pensiones, asegúrate de aprovecharlo al máximo. Habla con un asesor financiero para saber cuáles son tus opciones. Eso sí, espera hasta que hayas saldado todas tus deudas, excepto la hipoteca, ya sabes, y tener ahorrado tu colchón de tranquilidad. Recuerda que recomiendo ahorrar para tu jubilación después de tener un fondo de emergencia de entre uno y dos años.

Reduce tu factura del móvil

Si la factura del móvil rivaliza contra el presupuesto mensual de alimentación, ha llegado la hora de empezar a recortarla. Puedes ahorrar en tu factura del móvil eliminando extras como planes de datos, seguros de móviles, garantías innecesarias y no tengas miedo de regatear con tu compañía o incluso cambiar de proveedor. Es probable que requiera un poco de esfuerzo, un poco de persistencia, de investigación, pero te aseguro que el ahorro merece la pena.

Congela tus gastos

No compres nada que no sea esencial durante una semana o incluso si puedes, un mes. Arréglatelas preparando comidas con los alimentos que ya tengas en casa, evitando tiendas a las que suelas ir a comprar de forma compulsiva y niégate a cualquier cosa que no sea una necesidad básica.

Sigue tirando del hilo

Como hemos visto en este artículo, ahorrar dinero es más fácil de lo que parece. Con solo identificar nuestros gastos innecesarios y aplicar algunos consejos prácticos, podemos empezar a mejorar nuestras finanzas personales y alcanzar nuestros objetivos de ahorro. Además, hoy en día existen muchas alternativas más económicas a los servicios tradicionales, como las aplicaciones de streaming o los productos de marca blanca. Así que, no esperes más y comienza a aplicar estos consejos para empezar a ahorrar y mejorar tu calidad de vida.

Estos son solo algunos de los consejos prácticos que puedes aplicar para ahorrar dinero y mejorar tus finanzas personales. Recuerda que cada pequeño cambio que hagas puede marcar la diferencia, ahorrar no tiene que ser difícil, solo requiere un poco de disciplina y perseverancia. ¡Buena suerte! Te dejo, a continuación, los enlaces que comento en el episodio:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio