288.- El ahorro mental vs el ahorro físico. Empieza a ahorrar HOY mismo

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Te gustaría mejorar tu salud financiera y alcanzar tus metas? ¿Te gustaría tener un colchón de seguridad para imprevistos, para emergencias o para oportunidades? ¿Te gustaría invertir tu dinero y hacerlo crecer con el tiempo? ¿Te gustaría vivir la vida que quieres?

Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, este episodio es para ti. Porque hoy te voy a enseñar el método del ahorro mental y el ahorro físico, que te ayudará a ahorrar dinero de forma fácil y efectiva.

Bienvenido al episodio de hoy, en el que exploraremos la diferencia entre el ahorro físico y el ahorro mental y te explicaré cómo este hábito puede ayudarte a empezar a ahorrar dinero hoy mismo. Es mucho más sencillo de lo que piensas, pero también mucho más efectivo de lo que podrías imaginar.

Este método se basa en la diferencia entre el ahorro mental y el ahorro físico. El ahorro mental es el que haces cuando crees que estás ahorrando, pero en realidad no lo estás haciendo. Por ejemplo, cuando pagas con puntos en el supermercado, cuando compras algo rebajado o cuando te invitan a algo. El problema es que ese ahorro no se refleja en tu cuenta bancaria, sino solo en tu mente.

El ahorro físico es el que haces cuando conviertes el ahorro mental en ahorro real. Por ejemplo, cuando te ahorras 15 euros pagando con puntos, te guardas esos 15 euros en otro apartado de tu cartera. Lo mismo con la rebaja y con la invitación. Así, consigues ahorrar dinero de forma efectiva y no solo de forma imaginaria.

¿Quieres saber cómo aplicar el método del ahorro físico desde hoy mismo? Pues sigue leyendo o escuchando este episodio hasta el final.

Empieza a ahorrar hoy mismo

El primer consejo que te voy a dar es el más importante de todos: empieza a ahorrar hoy mismo. Sí, has leído bien. No esperes a mañana, ni al próximo mes, ni al próximo año. Empieza hoy mismo a apartar un porcentaje de tus ingresos para el ahorro. ¿Qué porcentaje? Pues lo ideal sería un 10%, pero si no puedes llegar a ese nivel, empieza con lo que puedas: un 5%, un 3%, un 1% o incluso un euro. Lo fundamental es que empieces y que lo hagas todos los meses.

¿Por qué es tan importante empezar a ahorrar hoy mismo? Porque el ahorro es la base de tu salud financiera. El ahorro te va a permitir tener un colchón de seguridad para imprevistos, para emergencias o para oportunidades. El ahorro te va a permitir pagar tus deudas más rápido y ahorrar en intereses. El ahorro te va a permitir invertir tu dinero y hacerlo crecer con el tiempo gracias al interés compuesto. El ahorro te va a permitir alcanzar tus metas financieras y vivir la vida que quieres.

El ahorro también te va a permitir tener un colchón de tranquilidad o fondo de emergencia. El colchón de tranquilidad te va a dar seguridad y libertad, porque sabrás que puedes mantener tu nivel de vida sin depender de nadie ni de nada.

Convierte el ahorro mental en ahorro físico

El siguiente consejo que te voy a dar es el siguiente: convierte el ahorro mental en ahorro físico. ¿Qué significa esto? Significa que cada vez que te ahorres dinero por cualquier motivo, lo guardes en otro apartado de tu cartera o lo transfieras a tu cuenta de ahorros. Así, conseguirás ahorrar dinero de forma efectiva y no solo de forma imaginaria.

En el episodio hablamos de las ventajas de ambos tipos de ahorro y de cómo empezar. ¿Cómo puedes hacer esto? Pues hay varias formas, pero la más sencilla y divertida es usar un sistema de sobres o botes. Consiste en tener varios sobres o botes etiquetados con diferentes conceptos de ahorro mental. Por ejemplo:

  • Ahorro por pagar con puntos
  • Ahorro por comprar algo rebajado
  • Ahorro por recibir una invitación
  • Ahorro por encontrar una oferta
  • Ahorro por cancelar una suscripción
  • Ahorro por devolver algo
  • Ahorro por no comprar algo

Cada vez que te ahorres dinero por alguno de estos conceptos, mete ese dinero en el sobre o en el bote correspondiente. Por ejemplo, si te ahorras 15 euros pagando con puntos, mete esos 15 euros en el sobre o en el bote de “Ahorro por pagar con puntos”. Lo mismo con la rebaja, con la invitación, con la oferta, etc.

Al final de cada mes, cuenta el dinero que tienes en cada sobre o en cada bote y súmalo. Te sorprenderá ver la cantidad de dinero que has ahorrado sin darte cuenta. Luego, transfiere ese dinero a tu cuenta de ahorros o inviértelo en lo que quieras.

Este sistema te va a ayudar a convertir el ahorro mental en ahorro físico de forma fácil y divertida. Además, te va a hacer más consciente de tus hábitos de consumo y de las oportunidades de ahorro que se presentan cada día.

Y además…

Exploraremos las diversas formas en que puedes ahorrar dinero y construir tu seguridad financiera y cómo utilizarlos mejor para tus propios objetivos financieros. Además, te proporcionaré los enlaces a los recursos relacionados de los que hablo en el pódcast, para que puedas ponerte manos a la obra de inmediato. Así que, ¡empecemos y exploremos el poder del ahorro!

En resumen…

Estos son solo algunos consejos para empezar a ahorrar hoy mismo con el método del ahorro físico. Hay muchas más formas de hacerlo, lo importante es que seas constante y que lo hagas todos los meses.

Recuerda que el ahorro es la base de tu salud financiera y que te va a permitir tener un cojín de seguridad, un colchón de tranquilidad, invertir tu dinero y alcanzar tus metas financieras.

Espero que te haya gustado este episodio y que te haya servido para inspirarte y para motivarte. Muchas gracias por escuchar este episodio y por formar parte de esta comunidad. Nos vemos en el próximo episodio. Hasta entonces, recuerda: empieza a ahorrar hoy mismo con el método del ahorro físico. ¡Te aseguro que no te arrepentirás!


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *