374.- Cómo cambiar de banco de forma gratuita, cambiando nómina, pensión, recibos y órdenes de transferencias programadas y sin moverte de casa

Educación Financiera Y Finanzas Personales En EvitalaCrisis.com
Educación Financiera Y Finanzas Personales En EvitalaCrisis.com
374.- Cómo cambiar de banco de forma gratuita, cambiando nómina, pensión, recibos y órdenes de transferencias programadas y sin moverte de casa
374.- Cómo cambiar de banco de forma gratuita, cambiando nómina, pensión, recibos y órdenes de transferencias programadas y sin moverte de casa
/

¿Te estás planteando como cambiar de banco? ¿Crees que es un proceso complicado? El servicio cambio de banco te ayuda a cerrar tus cuentas bancarias antiguas. Desde la aprobación de la ley de traslado de cuentas de pago y de la nueva ley hipotecaria, cambiar de banco se ha convertido en un proceso ágil y sencillo, muy parecido a una portabilidad de móvil o Internet. El 25 de marzo de 2019 entró en vigor la Orden ECE/228/2019, que establece la regulación sobre el traslado de cuentas de pago.

Desde su aprobación, las entidades tienen la obligación de ofrecer el servicio de traslado de cuentas bancarias sin aplicar costes, algo que podríamos entender como portabilidad bancaria. El aumento de las comisiones y el cierre de sucursales ha provocado que el 10% de los españoles se plantee cambiar de banco este año y que el 25% piense en abrir otra cuenta bancaria, según un estudio del neobanco Nickel.

¿Qué ventajas tiene cambiar de banco?

Principalmente, es por mejora de comisiones o de intereses o por eliminar vinculaciones y, por qué no decirlo, por los regalitos, promociones, etc. Por supuesto, también pasa cuando pedimos una hipoteca y en nuestro banco de toda la vida nos dan peores condiciones.

Cómo cambiar de banco

Está publicado en el Banco de España y se trata de un servicio gratis para los clientes bancarios simplemente rellenando una documentación en el nuevo banco, ellos se encargan de todo. En algunos se puede solicitar hasta por internet, desde la app o la web del banco e incluso por email. La mayoría, a día de hoy, siguen obligándote a desplazarte hasta la oficina para entregar el documento.

Para el trámite solo tienes que facilitar a tu nueva entidad el antiguo número de tu cuenta, algunos datos personales y todos los pagos y cobros que quieras llevarte. Pasarían tu cuenta, tus órdenes de transferencia, domiciliaciones de recibos, saldo, etc. Todo lo que tú tuvieras en tu cuenta bancaria antigua pasaría a la nueva y ellos se encargarían de cerrar la cuenta. Es decir, te olvidas de todo y el banco es el responsable de todos estos trámites.

En teoría, tu nuevo banco tendrá cinco días para asegurarse de que tus pagos y transferencias se trasladan correctamente a tu nueva cuenta, aunque por ley el proceso no se alargará más de 12 días. Obviamente, la nueva cuenta tiene que estar operativa antes de iniciar el proceso.

Cómo cambiar tu nómina de banco

No tienes que hacer nada más que comunicarlo al solicitar el servicio de cambio de banco, especificando que quieres llevarte la domiciliación de tu sueldo, de esta forma el nuevo banco hará el trámite por ti. Si prefieres puedes seguir haciéndolo a la vieja usanza, dándole a tu empresa el nuevo número de cuenta en el que quieres recibir tu salario, que tampoco es que sea lo más complicado, a no ser que te pille retirado.

Cómo cambiar tu pensión de banco

En este caso con la administración hemos topado, y con el fin de ponernos las cosas «fáciles» nos añaden un trámite extra. Tienes que dirigirte a la nueva plataforma online que el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) estrenó el año pasado (llamada “Solicitud y trámites de prestaciones de la Seguridad Social”), acceder a la sección de “variación de datos” y elegir el trámite “modificar los datos bancarios y de domicilio del cobro de la pensión”. Una vez dentro, solo tendrás que rellenar los datos de tu nuevo banco, facilitar una foto de tu DNI y firmar la operación con un código que llegará a tu móvil.

Por suerte, ya hay bancos como por ejemplo BBVA que hace este trámite por ti dentro de su servicio cambio de banco, pero si es otro banco puedes preguntar por si acaso.

Como cambiar de banco tus recibos

A estas alturas ya te habrás dado cuenta de que te lo hace el banco nuevo gracias a esta ley de traslado de cuentas de pago. Por supuesto, si te gusta llamar a teleoperadores, las «musiquitas» en espera y echar una mañana, en el mejor de los casos, puedes cambiarlos a mano llamando a cada proveedor. Un planazo vamos.

No todo es tan bonito

Pero esto únicamente es en teoría porque a veces los bancos antiguos se niegan o ponen pegas, en cuyo caso deberías poner una reclamación ante el Banco de España que también es gratis para que empiecen a hacer las cosas como deben.

Los únicos casos en los que no se puede es si tienes una hipoteca o algún préstamo porque serían nuevas condiciones y esto si tendría un coste, aunque para eso ya te hablé de la cuenta instrumental.

Cómo cambiar tu hipoteca de banco (o tu préstamo)

Como te acabo de decir, esto no está incluido. El motivo es sencillo, este trámite implica el pago de unos gastos por subrogación de hipoteca (o de préstamo). Evidentemente, si estás dispuesto a pagarlos, tu nuevo banco estará más que encantado y dispuesto a hacer los trámites por ti. Solo tendrás que facilitarles los datos o documentación que te soliciten y a esperar.

Pese a tener que pagar, en ocasiones te sale a cuenta, o porque has encontrado un ofertón (recuerdo que el difunto Banesto corría con los gastos de subrogación si llevabas tu hipoteca con ellos) o porque quieres cambiar tu hipoteca de variable a fija, por miedo a la subida de los tipos de interés, o viceversa.

¿Qué errores no debes cometer al cambiar de banco?

  • No comprobar las condiciones y firmar a lo loco. Es como instalar aplicaciones y dar siguiente, siguiente, siguiente y ok sin leer. Nadie lo hace, ¿verdad? Bueno, es este caso el coste puede ser muy superior a una app, así que mucho ojito. Tenemos que leer la letra pequeña, entender las condiciones y requisitos, cobrarte comisiones fácilmente evitables, etc.
  • No cerrar tu antigua cuenta es un gran error. Mucha gente se cambia después de que el banco le haya liado alguna y con el rebote o no te acuerdas o piensas «que les den pomada». Bueno, pues esto te puede ocasionar que te cobren comisiones de mantenimiento, comisiones por no cumplir las condiciones pactadas, etc. Y esto te deja la cuenta en números rojos. Y pensarás: «a mí me van a cobrar eso de donde yo les diga». Posiblemente sea así, hasta que necesites un crédito, una hipoteca o incluso contratar algunos seguros.
  • En el lado opuesto tenemos cerrar la cuenta antes de tiempo, otro error, ya que no podrás pasar las domiciliaciones y si te dejas alguna sin pasar, te generará una deuda y pueden hasta meterte en ficheros de morosos. Una fiesta por correr demasiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba