Nuevo timo: cuidado con el SMS del banco

Con el auge de la tecnología, los ciberdelincuentes están encontrando nuevas formas de aprovecharse de las víctimas desprevenidas. Una de las últimas estafas que ha golpeado al mundo bancario es el uso de mensajes SMS enviados por los bancos a nuestros móviles. Estos mensajes están destinados a mantenernos informados de nuestras actividades bancarias, pero también pueden ser utilizados por delincuentes para obtener acceso a nuestra información personal.

Es importante estar alerta y mantenerse un paso por delante de los estafadores. En este artículo, exploraremos la nueva estafa que involucra mensajes SMS bancarios y discutiremos algunos consejos para ayudarte a protegerte.

Nuevo timo: cuidado con el SMS del banco

Los bancos ofrecen un servicio muy útil para sus clientes: enviar un SMS al móvil informando cuando se realiza una transacción con la tarjeta de crédito, así como la cantidad cargada. Aunque esta herramienta es muy útil para aumentar la seguridad en la utilización de tarjetas, parece que también ha sido aprovechada para planear un nuevo tipo de estafa a los consumidores.

Se trata de una variante del smishing, una técnica donde se envían mensajes de texto por SMS con una URL maliciosa para suplantar la identidad de un banco, mayoritariamente el Banco Santander o el BBVA. Estos mensajes de texto intentan que los usuarios introduzcan sus datos bancarios o contraseña para acceder a una página web falsa, que aparentemente permanece al banco. Esta URL maliciosa puede contener también malware que intenta robar información, como contraseñas y tarjetas de crédito.

Es importante tener en cuenta que los bancos no envían nunca mensajes de texto con enlaces a páginas web o URLs. Si recibes algún mensaje de este tipo sospechoso, no te fíes ni accedas a las URLs indicadas. Además, si recibes un mensaje de texto solicitando información bancaria o contraseñas, no lo facilites. Para evitar ser víctima de un smishing, te recomiendo que verifiques la URL antes de hacer clic en el enlace.

Además, debes asegurarte de que la URL comience siempre con «https://» para evitar suplantaciones de identidad. Si tienes alguna duda, contacta con tu banco para verificar el origen del mensaje. La Oficina de Seguridad de la Información (OSI) también recomienda que estés atento a los mensajes de texto que parezcan ser sospechosos y que los borres sin abrir para evitar caer en una estafa. Así que, si recibes algún mensaje con una URL maliciosa, aléjate de él y no caigas en fraudes de smishing.

Nuevo timo: cuidado con el SMS del banco

¿En qué consiste?

¿Ha recibido un SMS fraudulento de tu entidad bancaria? Si es así, ¡cuidado con este mensaje! Está circulando un nuevo sistema de seguridad web fraudulento que pretende obtener los datos bancarios de los clientes a través de un SMS para realizar una compra con tarjeta. En concreto, se envía un SMS informando sobre una operación que no existe, una compra con la tarjeta con la que se ha cargado una cantidad de dinero y se ofrece un número de teléfono para contactar en caso de duda.

Y, como es lógico, el usuario que recibe un SMS con el importe de una compra que no ha realizado se encuentra con que le solicitan los datos de su tarjeta, número, fecha de caducidad y CVS para confirmar que, efectivamente, se trata de un error. Es importante que sepas que, si has recibido un SMS como este, no llames al número facilitado. Esta práctica es muy común entre los bancos, y se trata de una forma de prevenir el fraude bancario.

Por eso, si recibes un SMS con esta información, lo mejor es que te pongas en contacto directo con tu entidad financiera para confirmar si se trata de una operación verdadera o fraudulenta. En concreto, si el SMS ha sido enviado por Caixabank, puedes activar el nuevo sistema de seguridad web para evitar fraudes bancarios. Así, podrás comprobar si has realizado alguna operación o no desde tu cuenta bancaria. Recuerda que nunca hay que proporcionar los datos bancarios a nadie desconocido.

Así mismo, es necesario que revises la seguridad de tu tarjeta para prevenir cualquier intento de robo de identidad. Te recomiendo que te mantengas alerta y más precavido con los SMS que recibas de tu entidad bancaria. ¡Cuidado!

¿Qué hacer cuando se recibe un mensaje de texto sospechoso?

Cada vez más, la seguridad de nuestras cuentas bancarias, tarjetas de crédito y credenciales de acceso se ve amenazada por el uso de mensajes de texto (SMS) que suplantan ser de nuestro banco o alguna otra entidad financiera. Estos mensajes pueden intentar recopilar información confidencial, como nombres de usuario y contraseñas para robar tus fondos. Por lo tanto, si has registrado el servicio de mensajes para el teléfono móvil, como otro elemento de seguridad, lo estás haciendo bien.

Pero debes tener cuidado y si te avisan de un cargo que no has realizado. No llames al teléfono que aparece en el mensaje. Llama directamente a la oficina de tu banco o al número de contacto que aparece en el reverso de tus tarjetas de crédito. Nunca llames al número que aparece en el SMS: es un ejemplo de “phishing” telefónico para obtener esos datos personales. Por lo tanto, si recibes un SMS que dice que un cargo se ha realizado en tu cuenta y no lo reconoces, ten mucho cuidado.

Si has sido víctima de un intento de fraude, el mejor consejo es bloquear inmediatamente tu cuenta y notificar a tu banco. Es importante saber que los bancos nunca solicitan información personal a través de mensajes de texto. Por lo tanto, si recibes un mensaje sospechoso, no abras ningún enlace y desconfía de cualquier mensaje que te solicite credenciales de acceso o que ofrezca la activación de una nueva tarjeta de crédito a través de formularios online.

Como prevención, siempre es buena idea comprobar si has sido víctima de un intento de fraude. Esto se puede hacer realizando una búsqueda rápida en Google para ver si hay algún aviso sobre el SMS que has recibido recientemente. Si no encuentras nada en línea, es posible que se trate de un intento de fraude.

Por último, la Oficina de Seguridad del Internauta recomienda que, si no has sido víctima de un intento de fraude, es recomendable mantener los códigos de verificación y los mensajes de confirmación relacionados con tu cuenta en un lugar seguro. Esto hará que sea más difícil para los delincuentes informáticos acceder a tu información.

Para más información

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio