Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Qué cambia con la nueva bombona de butano?

¿Sabías que la bombona de butano tradicional ha sido reemplazada por una nueva versión más moderna y ligera? Pues sí, desde hace unos meses, las antiguas botellas de gas de 12,5 kg han dejado de fabricarse y se han sustituido por unas nuevas de 12 kg. Estas nuevas bombonas tienen algunas ventajas, pero también algunos inconvenientes que debes conocer si quieres ahorrar en tu factura del gas.

Así que si quieres saber la realidad sobre todos estos cambios sigue leyendo y verás lo que hay detrás de esas ventajas para los consumidores y usuarios de gas butano.

Ventajas de la nueva bombona de butano

Las nuevas bombonas de butano son más fáciles de transportar y manejar, ya que pesan unos 2,5 kg menos que las antiguas. Además, tienen un sistema de seguridad que evita fugas y explosiones, y un indicador de nivel que te permite saber cuánto gas queda en la botella. Todo esto suena muy bien, ¿verdad? Que majos son los de las petroleras que miran por nuestra seguridad.

Inconvenientes de la nueva bombona de butano

Pero hay una pega: el precio. Y no sólo por que haya subido sino porqué nos la han colado una vez más y el gobierno de turno (que si hubiera habido otro habría pasado lo mismo), se lo permite.

Las nuevas bombonas de butano no tienen el precio regulado por el gobierno, como sí lo tenían las antiguas. Algo similar a lo que pasa con el precio de la factura de la luz con el pvpc, Simó que en esta ocasión, al ser menos los afectados, no ha tenido tanta repercusión mediática.

Esto significa que cada distribuidor puede poner el precio que quiera, y en muchos casos, este precio es mucho más alto que el de las viejas botellas. De hecho, se han llegado a ver diferencias de hasta 5 € entre una bombona y otra, dependiendo del lugar donde la compres.

Consejos para ahorrar en tu factura del gas

¿Qué puedes hacer para evitar este sobrecoste? Pues lo primero es comparar precios entre los distintos puntos de venta, y elegir el más barato. También puedes optar por otras alternativas al gas butano, como el gas natural o el propano, que pueden resultar más económicos a largo plazo. Y por supuesto, puedes seguir algunos consejos para reducir el consumo de gas en tu hogar, como aislar bien las ventanas, usar ollas a presión o apagar la llama cuando no la necesites.

En resumen…

Como ves, la nueva bombona de butano tiene sus pros y sus contras. Lo importante es que estés informado y sepas cómo sacarle el máximo partido a tu dinero. Espero que este post te haya sido útil y te ayude a ahorrar en tu factura del gas. Si quieres saber más sobre este tema, te invito a ver el vídeo y escuchar el podcast que he preparado para ti antes de esta actualización, donde te cuento mi experiencia al encontrarme con este cambio.

Ten en cuenta que las cantidades que menciono en el vídeo y el podcast están desactualizadas y corresponden al precio anterior de la bombona de butano ya que los grabé cuando me encontré este “maravilloso” cambio.

Si te ha gustado o te has cabreado como yo, compártelo con tus amigos para que sepan la realidad sobre los precios y los cambios. Es una pena como juegan con nosotros. Y déjame un comentario con tu opinión, estés o no de acuerdo con la mía.

☕️ Invítame a un café: https://paypal.me/invitameauncafe

#Bombona #Butano #Repsol

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio