¿Conoces las diferencias entre una tarjeta de crédito y una de débito?

Normalmente con el video lo suelo dejar, pero hoy os voy a ampliar mas información para que quede todo mas completo.

Tarjetas de Crédito y Débito al desnudo

¿Por que la gente tiene Tarjetas de Crédito?

Las respuestas a esta pregunta suelen ser de lo mas variado pero la única razón válida y verdadera es que la gente tiene tarjetas de crédito por que no tiene dinero. Otros tienen dinero, pero les han convencido que tienen que tener tarjetas, que es bueno tenerlas. Por norma general el que tiene dinero, tiene tarjetas de Débito.

¿Por que los Bancos ofrecen Tarjetas de Crédito?

Por que es un negocio fantástico. Todo lo que prestan lo hacen de un 12 a un 25 % de interés. Además en España, si tienes una deuda, y no la puedes pagar, te embargan todo. Aquí no es como en Estado Unidos, que te declaras en Bancarrota y ya está (no es tan simple, pero para entendernos). No te van a prestar mas dinero, pero la deuda no la pagas tu, y puedes rehacerte.

Responsabilidad Universal

Consiste en que cualquier deuda se cubre con todos los activos, presentes o futuros con lo cual para el banco no hay riesgo, siempre o casi siempre acabarán cobrando y además con intereses de demora (ya os hablaré otro día de ellos, pero que sepáis que muchas veces podemos recuperarlos).

¿Cómo funcionan las Tarjetas?

Hay de dos tipos y aunque os hablo de ello en el vídeo trataré de ampliaros la información.

Tarjetas de Débito

Son, básicamente, un acceso o una llave a nuestra cuenta bancaria. Puedes sacar de un cajero o pagar con ella. Si hay dinero en tu cuenta pagas y si no hay no puedes pagar. Se cobran en el momento o a mes vencido como os comento en el vídeo, aunque en este caso funcionan mas como una tarjeta de crédito.

Tarjetas de Crédito

No necesitas tener dinero en tu cuenta bancaria (realmente si para que te la concedan, pero tampoco tanto). Puedes, inmediatamente, acceder a un crédito o a una línea de crédito, y cuanto mas “chula” sea la tarjeta, más crédito dispondrás.

¿Cómo Funciona?
  • Podemos pagar lo que queramos, hasta el límite que tengamos. A final de mes te llega el recibo. Si lo pagas ya está. Sería como una Tarjeta de Débito a mes vencido, y nuestra deuda queda saldada sin intereses. Bueno, solo te cobraría la comisión de mantenimiento, que cuanto mas “chula” sea la tarjeta mayor será. Si no tengo para pagar, no pasa nada. Me dejan fraccionarlo o pagarlo a plazos. Esto funcionaría con el sistema francés, como las hipotecas. La cuota sería la letra de la hipoteca, el número de meses o plazos es el número de pagos o plazos de la hipoteca. El interés está puesto de forma que nos cobrarán de un 14 a un 25 % Anual.
  • La peor opción es pagar el mínimo cada mes. Ahora lo mas interesante es saber cuanto dinero me ha costado y cuanto acabaré pagando. Os muestro un ejemplo.

Gasto de mi tarjeta de crédito 3.000 €, los dueños de la tarjeta me dejan un 19 % de interés anual, que está muy bien en los tiempos que corren. Si me dejo una cómoda cuota de 60 €, tendría que estar pagando 8 años y 3 meses. Al final la cantidad pagada por esos 3.000 € sería 5.940 €. Casi el doble de lo que me prestaron. Pero lo peor no es esto.

El problema es que según pagas, sueles tener el dinero disponible, y vas gastando otra vez este dinero que se sigue sumando, teniendo en cuenta que lo primero que pagas son intereses.

¿Por que los Supermercados, grandes cadenas y/o Centros Comerciales ofrecen Tarjetas de Crédito?

Por que ganan mas con la financiación que con lo que venden. Por ejemplo, compras una chaqueta que vale 40 €, la financias y acabas pagando 50 €, 10 € mas.

Otro ejemplo son las casas de coches. Si cogemos un balance de cualquiera de ellas, Seat, Citroen, Ford, etc, verás que el departamento financiero de la empresa aporta a las ganancias totales entre el 20 y el 40 %, de hecho, cuando vas a comprar un coche, muchas veces te sale mas caro si lo pagas al contado que a crédito.

Así que mucho cuidado con creer que nos están haciendo un favor la próxima vez que nos ofrezcan pagar a crédito. Por eso os digo siempre que primero hay que generar los flujos (de efectivo) y luego ya nos podemos dar los lujos. Recuerda además que un crédito es un pasivo, y por norma general deuda mala, a no ser que lo paguen nuestros clientes, en cuyo caso se transforma en deuda buena, pero esto no suele ser la norma cuando hablamos de las tarjetas de crédito, por el tipo tan alto que tienen de interés.

Pin It on Pinterest

Share This