Saltar al contenido

¿Que son los CFDs?

¿Que son los CFDs?

Los CFDsContratos por Diferencia (Contracts For Difference), son un tipo de productos derivados financieros. Son acuerdos donde se intercambia la diferencia de valor de cierto activo entre el momento de la apertura y el cierre del contrato. Los CFDs permiten beneficiarse de las fluctuaciones de precio de los productos subyacentes sin necesidad de ser titular de los mismos. Los CFDs le dan acceso a todos los beneficios dinerarios. Cuando decimos productos derivados, nos referimos a derivados de las acciones de toda la vida. Otros productos derivados, son las opciones (te sonarán más como “stock options”) o los futuros, por ejemplo.

¿Cómo funcionan los CFDs?

Imaginemos que queremos invertir al alza en una acción española. A nuestro broker le mandamos la orden de que nos compre la acción “x” a un precio”y”. La única diferencia entre los CFDs y la contratación normal es que con los CFDs no necesitamos adquirir los títulos sino comprar el CFD. Si acertamos recibiremos el diferencial ganado, y si fallamos tendremos que pagarlo, pero no es necesario que tengamos físicamente las acciones en cartera para poder obtener en nuestra cuenta el efecto de su movimiento en el mercado de valores.

Por este motivo, un CFD es un contrato o acuerdo entre dos partes para intercambiar la diferencia entre el precio de compra y el de venta de acciones u otros productos bursátiles. Los CFDs no requieren el desembolso íntegro del nominal de la operación, por lo que con menos conseguimos mas. Funcionan mediante un sencillo sistema de garantías, que nos abre más posibilidades en nuestra operativa bursátil, sobre todo para el trading intradiario.

Si al final de la sesión el inversor no vende su CFD, el intermediario financiero le aplicará una tasa de interés que generalmente, suele ser (por ejemplo, Euribor o LIBOR) más un incremento o diferencial (tiempo Días efectivos/360 o Días efectivos/365). Como el intermediario es quien posee realmente las acciones, es un dinero que tiene inmovilizado y no puede obtener ningún rendimiento, por ese motivo por cada día que el inversor no venda su CFD se le aplicarán estos intereses.

¿Por qué querrías operar con CFDs en lugar de hacerlo con acciones?

Las principales ventajas que se pueden encontrar en la operativa con los CFDs son seis:

  1. Permiten apalancamiento, lo que permite obtener mucha mas rentabilidad a sus inversiones en bolsa. Al operar con CFDs solo es necesario desembolsar el importe exigido como garantía. Generalmente un 10% del valor efectivo de la operación como deposito de garantía (ratio de apalancamiento de 10 a 1). Pero ojo, es MUY importante tener en cuenta que en caso de operar con un producto apalancado el ratio de apalancamiento se obtiene igualmente con las pérdidas en caso de que el resultado de la operación sea negativo. Os recomiendo invertir con dinero de prueba para ver esto bien pues al principio es complicado.
  2. Accedes a mercados diferentes a través del mismo producto. Además de haber CFDs de acciones españolas, los hay de acciones americanas y otros países. Pero es que, también los hay de índices mundiales, de futuros de materias primas, etc. Tienes acceso a especular a la vez con subyacentes tan variopintos como por ejemplo: Microsoft, BBVA, S&P500, oro, crudo, aceite de soja, bono alemán, euro frente al dólar, etc.
  3. Tienen la misma liquidez que las acciones puesto que las operaciones de compra-venta se realizan sobre las horquillas del contado.
  4. Tienen liquidaciones diarias. Una liquidación diaria significa que al cierre de cada sesión se la abonarán o cargarán en su cuenta los beneficios o pérdidas de su posición abierta. Por decirlo de otra manera nos “pondremos al día” con el precio de cierre oficial del mercado.
  5. Se pueden abrir posiciones cortas (que utilizamos para ganar dinero cuando la Bolsa baja), así puedes ser rentable tanto en las subidas como en las bajadas.
  6. No tienen vencimientos, por lo tanto no necesita renovaciones para mantener su inversión.

¿Cuáles son los inconvenientes de operar con CFDs?

El apalancamiento y las liquidaciones diarias son armas de doble filo. Ante una bajada repentina de las bolsas puede provocar que al habernos apalancado debamos pagar mucho más dinero del que en realidad tenemos provocando que debamos asumir unos costes que nuestro bolsillo no se puede permitir. O puede provocar que el inversor se quede sin liquidez, por tanto, le obligarían a salir del mercado y seguramente en el peor momento. Además sin ninguna posibilidad de poder permanecer hasta que sus acciones volvieran a subir. El apalancamiento en el tema de la bolsa, puede convertirse en un inconveniente si no usamos los stops de protección.

Otro de los inconvenientes son los intereses diarios que hay que pagar por mantener abierta nuestra posición. Esto puede provocar que los intereses sean mayores que las ganancias o sean muy similares, provocando de esta manera, que nuestra inversión neta sea inferior a la esperada.

Más información:
CFDs contratos por diferencias
CFDs de Eurodeal (Mejores Opiniones)