Saltar al contenido

Modifica tus hábitos y ahorra dinero

Siempre que vamos a realizar la compra de un producto o a consumir algún tipo de servicio, la pregunta que asalta nuestra cabeza es: ¿dónde puedo comprarlo al mejor precio? Obviamente siempre buscamos el ahorro para que nuestro bolsillo esté más tranquilo, con más motivo en la crisis que estamos viviendo. Para lograrlo, conviene modificar una serie de hábitos de consumo que nos conducen al derroche. Aunque a lo largo del blog te he dado consejos para ahorrar hoy te voy a hablar de 5 hábitos que pueden ahorrarte dinero.

1.- Sé organizado

modifica-tus-habitos-y-ahorra-dineroLa organización es la base de todo, especialmente si se trata de ahorrar. Coge papel y boli u ordenador y manos y escribe tus gastos ordenados de menor a mayor. Lo mejor es hacerlo en una hoja de cálculo, pero eso es a gusto del consumidor. Una vez ordenados e identificados tus hábitos de gasto, será mucho más sencillo identificar los gastos evitables. Generalmente, se trata de ropa o tecnología, aunque puede pasar que se te rompa el ordenador, entonces lo mejor es acudir a webs como MasCupon para adquirir uno nuevo mediante ofertas.  Recuerda apuntar todos tus gastos por pequeños que sean. Y anota por lo menos los gastos de un mes completo para tener una visión mas global.

2.- Pequeñas metas

se-organizadoMás vale objetivos reales que puedas cumplir a largo plazo, que grandes metas inalcanzables por el momento. Márcate metas diarias como coger menos taxis y más autobuses, no tirar tanta comida… Existen aplicaciones móviles como Fintonic, de los que ya te he hablado en el blog, que te ayudan a conseguir estos pequeños objetivos diarios. Puedes establecer competiciones entre los miembros de tu unidad familiar para que ahorréis entre todos y que encima sea como un juego.

3.- Hobbies = ingresos

En este caso, más que ahorrar se trata de ganar dinero extra. Siempre te digo que ahorrar es importante, pero mas importante es ganar mas dinero. Todos tenemos un don; manualidades, escribir, decorar… puedes poner manualidades en venta, apuntarte a concursos de escritura, ayudar a decorar escaparates modo freelance, etc. Es una manera de ganar dinero sin hacer grandes esfuerzos, ya que estás trabajando en lo que te gusta. Si tienes tiempo, te recomiendo que explotes esta opción. Si buscas a lo largo del blog tienes bastantes ejemplos e ideas de trabajos que podrías empezar mañana mismo.

4.- Ajusta tu presupuesto

hobbies-ingresosEste es el punto que debes cumplir sin excusas. Después de elaborar la lista de gastos, tienes que intentar recortarlos en la medida de lo posible. Debes ser estricto contigo mismo para ajustarte al presupuesto que establezcas para ese mes por ejemplo. Lo ideal es fijar presupuesto para los dos meses siguientes, a largo plazo. Si buscas en el blog la palabra presupuesto verás distintas formas de hacerlo de manera sencilla.

5.- Caza oportunidades

ajusta-tu-presupuestoLa mejor manera para saber dónde y cómo ahorrar es estar atento a las oportunidades que veas para mantener lleno el bolsillo. Por ejemplo, si observas que gastas mucho en comer fuera de casa, puedes proponer organizar comidas con familiares o amigos en casa de manera periódica. Luego podéis jugar a algún juego de mesa, karaoke, o cualquier plan que se te ocurra sin gastar mucho dinero. Podéis organizar estos eventos cada día en una casa diferente. Incluso también podéis poner como un concurso y el mejor anfitrión será invitado por los otros el día que salgáis fuera.

Por otro lado, la jornada partida hace que en ocasiones comamos fuera de casa. Procura llevarte un termo de café y la comida de casa, en este caso, ahorrarás bastante y lo notarás cuando llegues a fin de mes. Además podrás utilizar los ratos libres que ahorrarás al no ir al restaurante o al bar y no tener que esperar a que te sirvan para dedicarlo al punto 3 y trabajar en tu propio negocio.

A la hora de seguir todos estos pasos, es importante que estés realmente dispuesto a cumplirlos. Piensa que es mejor dar pequeños pasos a corto plazo, que proponerte algo difícil de lograr a largo plazo, ya que te costará más esfuerzo. Lograr los pequeños objetivos te animará a avanzar mientras que si te pones metas inalcanzables solo lograrás desanimarte.