La DEUDA nueva real en TARJETAS de CRÉDITO en ESTADOS UNIDOS en junio casi el DOBLE de lo previsto

La deuda nueva real en tarjetas de crédito en estados unidos en junio ha sido casi el doble de la previsión de la reserva federal (la FED) y si la inflación, la subida de los precios y la amenaza de la recesión que viene, ha influido mucho en esto y posiblemente las también un poco las vacaciones. Pero no tenemos que caer en el error de tratar de mantener nuestro nivel de vida a base de préstamos.

Porque estamos siguiendo el plan del banco, que te dan una tarjeta de crédito y muchos puntos y muchas millas y muchas ventajas, porque saben que al final vas a caer y vas a meterte en deudas y es lo que a ellos les interesa. Ya veíamos la subida de los tipos de interés de hace unos días y posiblemente sigan subiendo. Y, aunque el Banco Central Europeo, no suele ser tan agresivo, se espera llegar al 3 %.

Así que trata de recortar, que sé que todo está carísimo, pero no podemos adquirir deuda porque todavía no ha llegado lo peor.

Aprovechar las caídas del mercado bajista

Muchos estamos felices viviendo este mercado bajista (felices de poder comprar barato, no por la situación), pero también debemos tener en cuenta una cosa. Lo que ocurre en los mercados financieros acabara trasladándose a la economía real y eso puedo suponer que caída en la fuente de ingresos, ya sea por despidos, reducción de subvenciones o paro o pensiones,… sin contar con la ya sabida inflación.

Es decir, lo que pasa en los mercados no es independiente de lo que pasará en la economía real y más aún con la FED buscando con fuerza la recesión, aumento del desempleo, caída del sector inmobiliario… y en definitiva, desaparición del efecto riqueza. No se vive igual una crisis siendo cigarra que siendo hormiga (como somos aquí la mayoría o deberíamos), no es lo mismo vivir a dos nóminas de la indigencia o tener patrimonio como para pegarte años, feliz de la vida.

La época actual

Al final todo está manipulado, y lo que valía antes, pues no vale ahora. Como la frase de rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras. La situación que estamos viviendo ahora es nueva, porque en los años 70, cuando había inflación, se podía acceder a la vivienda de otra forma y el empleo era de otra forma igualmente. En la época de 2008, la vivienda pegó un bajonazo y hubo mucho paro.

De momento no hay mucho desempleo y la vivienda está en máximos históricos con un máximo en alimentación, energía, transportes,… el empleo es precario, con muy malas condiciones y muy mal pagado. Algún día la economía y las empresas tendrán que aprender que todos los años no podemos conseguir más que años anteriores y hasta que no nos desglobalicemos, este tipo de crisis serán más constantes.

Todos los países manipulan la economía y los números. Lo que los diferencia es el apoyo o no a la creación de riqueza: I+D público o privado, pero que exista y genere patentes e industria, facilidad y atracción de empresas y talento. Por eso existe el Dumping Fiscal. La manipulación al final, si no la cubre la economía real, lleva a la quiebra.

En los 70 la productividad iba al alza y ahora va a la baja, esa es la gran diferencia. Una cosa es que baje la productividad total y otra muy diferente las condiciones. Hoy no se trabaja 14 horas picando a mano en la mina. Herramientas diferentes mejoran la calidad de vida por mucho que lloremos por precios y salarios. Sin incremento de productividad, lo único que se refleja es la devaluación de la moneda, que es la estanflación que llevamos décadas sufriendo silenciosamente.

Hasta ahora se ha disimulado con productos baratos y calidad a la baja, pero no queda mucho donde rascar ya. El gran ejemplo son las tiendas que empezaron «todo a 100 pesetas» luego todo a 1 euro, luego fueron tiendas chinas y ahora entras y todo está carísimo. ¡Pero muy caro! Pero ese proceso deflacionario, aunque vaya a seguir por la propia naturaleza humana, se puede ver bastante frenado por el hecho de que la inclusión de China en el proceso de la globalización ha sido un revulsivo brutal.

Tras China no hay sustitutos con esa cantidad de población y capacidad de trabajo para seguir abaratando costes.

Si buscas en el blog encontrarás un montón de artículos que te permitirán ahorrar dinero y recortar gastos, porque se puede, aunque sea difícil, protegerte de esta recesión y aprender sobre finanzas personales, así que manos a la obra.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *