El amor al dinero nos detiene

Hace tres años descubrí que el amor al dinero muchas veces nos detiene en nuestro camino a alcanzar la libertad financiera.

Padre rico, padre pobre

La primera vez fueron 7.65 € los que me alejaron de encontrar el camino durante 3 meses. Resulta que vi el libro de Padre rico, padre pobre de Robert Kiyosaki y me pareció sumamente interesante lo que mencionaba en la portada “Lo que los ricos enseñan a sus hijos acerca del dinero ¡Y la clase media no!“.

Parecía ser que se trataba de la respuesta a la pregunta que me había formulado desde hace mucho tiempo, ¿Como llegar a ser rico?

Aunque también tenía mis dudas sobre si se trataba solo de una novela o una investigación donde se había entrevistado a los ricos y lo que estos enseñaban a sus hijos, no fue esa duda la que evitó, en mas de tres ocasiones y durante tres meses de mi vida, que sacara dinero de mi cartera y pagara 7.65 € para hacerme de un libro que, como descubrí 15 días mas tarde, ¡cambió mi vida!

Sino que fue el miedo de “perder” o desprenderme de 7.65 € lo que evitaba hacerme con ese fabuloso libro. Una hora después de comenzar a leer el libro, me quede en shock al descubrir todas las ideas erróneas que tenía acerca del dinero y como administrarlo.

Me di cuenta que los 7.65 € que desembolsé habían regresado a mi con una tasa de retorno incalculable. A partir de ahí, decidí que iba a comprar todos los libros de Kiyosaki conforme los fuera leyendo. Puedes leer una opinión mas detallada sobre Padre rico, padre pobre pinchando aquí.

Cashflow 101

Y lo llevé a cabo hasta que acabé con los libros en circulación en español y tuve que encargar, a través de Internet, los libros en inglés. Desde el principio quedé intrigado sobre el juego de mesa Cashflow 101, el cual promociona agresivamente en todos sus libros.

Pero al averiguar su precio ($195 dólares), regreso la personita “barata” que hay en mi, para evitar también esta vez durante aproximadamente 6 meses, el encargar ese maravilloso juego, que mas tarde también, cambió mi vida.

Esta fue la siguiente ocasión en la que el amor al dinero me detuvo en mi camino hacia la libertad financiera. A partir de esa lección, decidí que, nunca más ninguna cantidad de dinero, me iba a detener en mi camino educativo para obtener los conocimientos requeridos para alcanzar la libertad financiera.

Robert Kiyosaki

Compré todos los libros de Robert y sus asesores, así como la gran mayoría de los juegos, audios y programas educativos que ofrece. Fueron $1.838,59 dólares de ingresos pasivo para mi mentor Robert Kiyosaki.

Una vez que agoté los programas de Robert, salí a la cacería de otros autores, buscando, esperando no encontrar, a alguien mejor que el o, que se aproximara a las enseñanzas y principios descritos por Robert.

En mi cacería compré alrededor de 50 libros sobre finanzas personales de diversos autores, en su mayoría norteamericanos. Ninguno logro que lo cambiara por el buen Kiyosakicomo mi autor de finanzas personales favorito.

Después de descubrir que los principios que enseña Kiyosaki eran los suficientes para mi contexto, me dediqué a ir en búsqueda de contenido, por lo que busque libros especializados sobre inversiones en bolsa de valores, bienes inmuebles y negocios.

Fueron mas de 100 libros y no quiero calcular cuanto dinero, fue el que invertí en mi educación financiera. Finalmente, en la búsqueda de contenido, di con alguien que ponía en practica las teorías de Robert Kiyosaki y de otros muchos autores de finanzas personales y superación personal.

Y, lo mejor de todo, es que me permitía espiar en su computadora, para ver con mis propios ojos como lo hacía. Eran 97 dólares los que me separaban de conocerlo en persona y aprender de el.

Siguiendo adelante

Me armé de valor y agregué mas saldo deudor a mis deudas con las tarjetas de crédito, para conocer en persona a mi segundo mentor, el cual, por segunda ocasión en mi vida, sacudió mi manera de pensar y me hizo ver que era posible generar ingresos por medio de Internet y la bolsa de valores y, considerar el enfoque de obtener múltiples fuentes de ingresos.

En ese seminario, surgió la tercera ocasión en que el dinero me paralizó, ya que al final del evento, mi nuevo mentor, ofreció el acceso a su membresía por una cuota mensual de 97 dólares al mes. El pagar, ahora, una cuota mensual para obtener mas conocimientos de los que ya creía tener, evitó, durante unos 15 días, que no tomara acción para inscribirme en esa fabulosa área de miembros.

Finalmente tomé la decisión para, una vez mas, no volver a arrepentirme y saber que, lo que cuesta esa membresía, es insignificante comparado con los conocimientos y habilidades que adquirí para montar múltiples fuentes de ingreso.

La Semana Laboral de 4 Horas

Por último y, después de luchar contra recomendaciones de mi esposa de ya no comprar mas libros, porque, según ella, ya lo sabia todo, descubrí a otro autor de finanzas personales a la altura del buen Kiyosaki.

Me dio mi, ya acostumbrada sacudida cerebral y me vendió la idea de que existe una receta. Existe una receta y un atajo para alcanzar la libertad financiera, su nombre: Timothy Ferriss, su libro: “The 4-Hour Workweek” o en español “La Semana Laboral de 4 Horas”.

Puedes leer una opinión mas detallada sobre La semana Laboral de 4 Horas pinchando aquí.

Así que, no permitas que el amor al dinero te detenga, máxime cuando se trata de unas cantidades tan pequeñas a cambio de tanto contenido. Te aseguro que habrá un antes y un después en tu vida si lees estos libros.

Si te ha parecido interesante este breve relato, la mejor muestra de hacérmelo saber es escribiendo cualquier comentario que se te ocurra en este sitio. Contestaré con gusto todas las preguntas y dudas sobre mis mentores y los libros que, a mi juicio, me han ayudado mas en mi camino hacia la libertad financiera.

Toma acción ahora, antes de mañana a las 11 de la mañana y haz un comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *