Frank Venegas

Frank Venegas

Hoy en nuestra sección, Casos de Éxito, quiero hablaros de un caso que me ha llamado poderosamente la atención. Y es que este tipo de casos o situaciones, máxime en estos tiempos de crisis que estamos viviendo, son los que nos tienen que servir para lograr un impulso mayor o mejor. La verdad es que rara vez los medios de comunicación, la propia escuela, etc, nos hablan de este tipo de situaciones en los que un golpe de suerte pueden proporcionarnos todavía una suerte aun mayor. Todo depende de lo que hagamos con el, con ese “premio“.

Vamos a ver el caso de uno de los empresarios de origen latino de mas éxito en Estados Unidos. Frank Venegas tenía una empresa manufacturera del acero y facturaba anualmente mas de 100 millones de dólares. Pero lo importante no es esto, sino como empezó, por que puede hacernos ver que muchas veces cuando nos enfrentamos a la decisión de si utilizar ese “premio” ahora o posponer ese disfrute, de obtener ese placer inmediato o retrasarlo para, quizá obtener el doble mañana, la mayoría de las personas prefieren esa gratificación inmediata.

Voy a contaros la historia de Frank Venegas para ver si así mediante el modelado, del que os he hablado otras veces, vemos al menos otra forma de hacer las cosas que puede reportarnos mucho mas. Este empresario y su esposa vivían en el año 79 en Detroit, Michigan y el trabajaba para una empresa, precisamente, manufacturera de acero. Un día sucedió algo que cambió literalmente el rumbo de su vida. Frank ganó un Cadillac (un coche) en una rifa organizada Asociación de Constructores de Viviendas.

Hasta aquí, como veréis, todo puede ser atribuido a la suerte y lo verdaderamente importante no es lo que les sucedió sino lo que hicieron con este Golpe de Suerte. De camino a casa Frank y su mujer decidieron que mejor que quedarse con el automóvil, usarían este golpe de suerte como semilla de algo aun mayor, así que pusieron un anuncio en el periódico para venderlo y unos días mas tarde lo habían vendido y tenían en su poder 12.000 dólares. Y con este capital comenzaron a montar su empresa.

Hoy en día esta empresa se llama Ideal Group, una compañía que se dedicaba a plataformas de Acero y que en 2003 tuvo unas ventas por mas de 100 millones de dólares. Actualmente Ideal Group fabrica y distribuye cosas como productos barrera para protección y proporciona servicios de construcción.

¿Pensáis que su éxito fue cuestión de suerte? Pues si Frank Venegas hubiese empezado a disfrutar de su nuevo y flamante Cadillac inmediatamente, no hay duda de que su vida hubiera sido diametralmente distinta, no sabemos si mejor o peor, pero desde luego distinta. No obstante ambos, su esposa y el, entendieron los beneficios de ese aplazamiento de la gratificación en pos de una meta o un logro mucho mayor a largo plazo. Esta decisión, no solo le ha permitido jugar un papel de liderazgo en su comunidad, sino que le ha facilitado convertirse en uno de los empresarios latinos mas ricos de Estados Unidos.

Vamos a quedarnos con esta historia para que nos sirva de modelo, de ejemplo, para que muchas veces analicemos que hacemos con aquellos premios o golpes de suerte que nos encuentran, y si aplazamos la gratificación o en cambio nos centramos en disfrutarlo en el momento. Espero que esta historia os sirva de estimulo, o de ayuda ya que me ha parecido muy llamativa. Frank Venegas colabora ayudando a su comunidad devolviendo lo que, según el, esta le ha proporcionado.