Curso de Finanzas Personales #8: Concepto y Composición del Patrimonio Neto

Concepto y composición del patrimonio Neto


Hoy te presento el concepto y composición del Patrimonio Neto, necesario para poder entender el balance de situación y, posteriormente, realizar el análisis del balance. Si ya has visto mi lección clase sobre el Balance de Situación y el Flujo de Efectivo, recordarás que el patrimonio neto es el resultado del balance de situación.

Pero, oye, vamos a refrescar un poco la memoria y profundizar en este tema que es más importante que saber cuánto cuesta el café en el bar de la esquina.

Acceso VIP
Este contenido está únicamente disponible para los suscriptores. ¿Quieres acceder a todos los cursos y descargables para mejorar tus finanzas personales? ¡Suscríbete ahora mismo y únete a la comunidad de cracks que ya están aprendiendo y aplicando lo que enseño!
¡Suscríbete ya!

A finales de mes, y todos los meses, me paso la mañana actualizando mi patrimonio neto. Si no realizas el seguimiento y la actualización de tu patrimonio neto, te recomiendo encarecidamente que lo hagas. Es una gran manera de monitorizar el progreso general de tus finanzas.

¿Qué es el Patrimonio Neto?

Pues, básicamente, tus activos totales menos tus pasivos totales. Si esto te suena a chino mandarín, no te preocupes, ya he hablado de esto en detalle en mi lección sobre el Balance de Situación y el Flujo de Efectivo.

Los activos son cosas como dinero en efectivo en tus cuentas bancarias, acciones, cuentas de jubilación, etc. Los pasivos son cosas como tu hogar, coches, el saldo de tu hipoteca, préstamos de automóviles, tarjetas de crédito.

Tu patrimonio neto es como ese dinero que tendrías (o deberías) si vendieras todo lo que tienes, excepto la ropa que llevas puesta, y pagaras todas tus deudas. Mi patrimonio neto sería el dinero restante (o el que faltara). Vamos, que te quedas con los bolsillos llenos o vacíos, pero sin deudas ni trastos.

Determinar / Seguimiento de tu Patrimonio Neto

Para seguirle el rastro a tu patrimonio neto, lo puedes hacer con una simple hoja de cálculo o un papel. Actualízalo mensualmente o alrededor del último día del mes. También puedes hacer gráficos para ver cómo evoluciona tu patrimonio neto a lo largo del tiempo.

Inserta tus Activos

Primero, apunta todos tus bienes y coloca su valor junto a cada uno de ellos. Aquí van algunas sugerencias:

  • Para tu casa, puedes comprobar por internet o en páginas de venta de viviendas el valor de una casa similar a la tuya, o la de tu vecino, por ejemplo. En algunos bancos, si aún pagas hipoteca, a veces tienes un cuadro con el valor actual aproximado. Toma todas las ventas en tu área y determina el valor promedio por metro cuadrado para las casas que venden. A continuación, multiplica ese valor por los metros cuadrados de tu casa para obtener una estimación. También puedes llamar a una inmobiliaria o a un agente de bienes raíces local para que te digan una estimación del valor de mercado (tendrás que decirles que quieres venderla o no creo que te la den).
  • Para tu coche, usa páginas de compraventa para ver lo que vale un coche del mismo modelo, estado y fecha de fabricación que el tuyo y saca una media.
  • Para tus cuentas bancarias, simplemente revisa tus saldos en los sistemas de banca online de tus bancos.

No incluyas artículos personales como muebles, ropa, y otras cosas que serían más difíciles de valorar, por lo que acabo por dejarlos fuera, pero si conoces el precio actual, añádelo. Una vez que has enumerado los activos y sus valores, ya tienes el total de valor en virtud de los Activos Totales.

Inserta tus Pasivos

Ahora, enumera todas tus deudas. Incluye hipotecas, préstamos de automóviles, tarjetas de crédito y cualquier otra deuda que tengas con entidades financieras, familiares, amigos, etc. Pon al lado de cada deuda la cantidad que debes actualmente.

Tu patrimonio neto

Tu patrimonio neto es simplemente:

Patrimonio Neto = Total Activos – Pasivos Totales

Si tienes más deudas que bienes, tu patrimonio neto será negativo. Y sí, es tan triste como suena, pero al menos ya sabes en qué punto te encuentras y puedes empezar a mejorar.

Calcula tu Patrimonio Neto

Con toda esta información, descubrirás tu patrimonio real, y cuánto dinero disponible te queda cada mes, después de cubrir tu estilo de vida. Podrás descubrir cómo estás financieramente en tu vida y empezar a reflexionar sobre el tema y pasar a la acción para mejorar esta situación.

Pero es fundamental saber en qué punto nos encontramos. Para todo esto es crucial saber que son y en que se diferencian activos y pasivos.

Acceso VIP
Este contenido está únicamente disponible para los suscriptores. ¿Quieres acceder a todos los cursos y descargables para mejorar tus finanzas personales? ¡Suscríbete ahora mismo y únete a la comunidad de cracks que ya están aprendiendo y aplicando lo que enseño!
¡Suscríbete ya!

Ya te puse un ejemplo práctico de un cálculo del Patrimonio neto, que te puede ayudar a verlo más claro.

Una aclaración: Aunque a nivel contable una casa es un activo (con un valor de 200.000 € por ejemplo), si la casa no está pagada no podemos decir que “mi patrimonio* es de 200.000 €”. Lo que tendríamos es un pasivo (hipoteca) por valor de 200.000 €. Y aunque la casa esté pagada, luego hay que venderla.

Que hay gente que tiene la falsa seguridad de tener un gran patrimonio teniendo una vivienda en propiedad, pero la venta de una casa no es un proceso inmediato. Para un repaso detallado, puedes ver la clase anterior sobre el balance de situación y el patrimonio neto.

¿Cuánto debe ser tu valor neto?

Realmente no hay respuesta correcta o incorrecta en cuanto a lo que debería ser tu valor neto. Hay muchas maneras y muchas opiniones diferentes acerca de cómo determinarlo. La fórmula que yo uso es la del libro The Millionaire Next Door de Thomas J. Stanley y William D. Danko.

Basado en El Millonario de la puerta de al lado para determinar lo que debe ser tu valor neto, uso lo siguiente:

Objetivo Patrimonio Neto = (tu edad * Tus ingresos anuales antes de impuestos) / 10

Si no has leído este libro, necesitas hacerlo. Es otro de los libros que cambió mi vida.

El Millonario de la puerta de al lado

¿Te has preguntado alguna vez cómo logran los millonarios alcanzar el éxito financiero sin heredar fortunas o ganar la lotería? La respuesta está a la vuelta de la esquina, literalmente. “The Millionaire Next Door” revela los secretos mejor guardados de los millonarios anónimos que viven entre nosotros. Este libro no solo te enseñará a pensar como ellos, sino que te guiará paso a paso para que puedas construir tu propia fortuna, independientemente de tu punto de partida.

Deja de soñar con la libertad financiera y empieza a alcanzarla con estrategias comprobadas y accesibles. En “El Millonario de la puerta de al lado”, descubrirás que la verdadera riqueza no se trata de vivir ostentosamente, sino de vivir sabiamente. Aprende cómo administrar tus ingresos, invertir inteligentemente y evitar las trampas financieras que mantienen a muchos atrapados en la carrera de la rata. No esperes más para transformar tu vida financiera. Tu futuro financiero te lo agradecerá.

Estrategias para Aumentar tu Patrimonio Neto

1. Aumenta tus Ingresos

Obvio, ¿no? Incrementar tus ingresos es una de las formas más directas de aumentar tu patrimonio neto. Aquí te dejo algunas ideas:

  • Negociar un aumento de sueldo: No tengas miedo de pedir lo que mereces. Investiga los salarios del mercado para tu puesto y prepárate para argumentar por qué mereces un aumento.
  • Emprender: Considera iniciar un negocio secundario que puedas manejar en tu tiempo libre.
  • Inversiones: Aprende sobre inversiones en acciones, fondos de inversión, bonos o inmuebles para que tu dinero trabaje para ti.

2. Reduce tus Deudas

Reducir tus deudas es crucial para mejorar tu patrimonio neto. Aquí te dejo algunas tácticas:

  • Paga las deudas con mayor interés primero: Esto te ahorrará más dinero a largo plazo.
  • Consolida tus deudas: Considera agrupar tus deudas en una sola con una tasa de interés más baja.
  • Evita nuevas deudas: Limita el uso de tarjetas de crédito y préstamos innecesarios. Si haces la segunda, pero no haces esta, estarás en peores problemas que cuando empezaste, por eso siempre digo que refinanciar las deudas debería ser ilegal.

3. Aumenta tus Activos

Parecido al primero pero con matices. Los activos son la clave para un patrimonio neto saludable. Aquí tienes algunas ideas para incrementar tus activos:

  • Invierte en inmuebles: Las propiedades tienden a aumentar de valor con el tiempo y hay formas de hacerlo muy sencillas.
  • Diversifica tus inversiones: No pongas todos tus huevos en una sola cesta. Invierte en una variedad de activos para minimizar riesgos.
  • Educación y habilidades: Invierte en tu educación y habilidades para incrementar tu valor en el mercado laboral.

4. Controla tus Gastos

Reducir tus gastos es una manera efectiva de mejorar tu flujo de efectivo y, por ende, tu patrimonio neto:

  • Presupuesto: Crea un presupuesto y cíñete a él. No te preocupes que en la última clase lo vemos.
  • Reduce gastos innecesarios: Identifica y elimina gastos que no te aportan valor. Ya te he dado algunos ejemplos de gastos hormiga, fantasmas y vampiro, pero seguro que en la siguiente clase del Control de Ingresos y Gastos verás alguno más.
  • Ahorro automático: Configura transferencias automáticas a tu cuenta de ahorros para asegurar que ahorras regularmente. Porque automatizar tus finanzas te permitirá pensar menos y ahorrar más.

En resumen…

Conocer y mejorar tu patrimonio neto es una de las mejores formas de asegurar tu bienestar financiero a largo plazo. Recuerda, esto no es una carrera de velocidad, sino una maratón. La consistencia es clave.

Recuerda, el patrimonio neto es como tu puntuación en un videojuego de finanzas. No importa si ahora mismo estás en nivel 1, lo importante es seguir jugando y mejorar. Sigue aprendiendo, ajustando y mejorando tu estrategia, y pronto estarás subiendo de nivel. ¡Ánimo y a por todas!

¿Mantienes tu patrimonio neto? Si es así, ¿qué herramientas utilizas? ¿Con qué frecuencia lo actualizas y de qué forma determinas si estás en el camino correcto? Cuéntanoslo en los comentarios. ¡Nos vemos en la siguiente lección!