como-liderar-tu-vida-y-mejorar-tus-finanzas-personales

Cómo liderar tu vida y mejorar tus finanzas personales

Suscríbete en tu podcatcher o app de pódcasts favorita:

¿Te gustaría tomar el control de tu vida y dejar de perder el tiempo? ¿Quieres aprender a aplicar hábitos que cambien tu situación financiera para mejor? Pues has llegado al lugar correcto.

En este artículo voy a compartir contigo lo que he aprendido sobre cómo liderar tu vida y mejorar tus finanzas personales o las de tu negocio. No se trata de teoría, sino de acción. No se trata de pensar en “ya lo haré” o “mañana”. Se trata de actuar AHORA.

En la vida hay dos tipos de individuos. Los que se quejan y los que hacen cosas. De los primeros hay más. Muchos más. Porque es mucho más fácil abrir la boca y quejarse que coger tus pies, tus manos y tu cabeza y hacer cosas. Ya sabes, para que pasen cosas.

¿Estás preparado para empezar a hacer cosas? Pues sigue leyendo y descubre cómo puedes cambiar tu vida con estos consejos prácticos.

Por qué es importante tomar acción para cambiar tu situación financiera

Muchas veces nos quedamos estancados en nuestra zona de confort, pensando que las cosas van a mejorar por sí solas o que ya encontraremos la solución más adelante. Pero lo cierto es que si no hacemos nada, nada cambia. Y si seguimos haciendo lo mismo, seguiremos obteniendo los mismos resultados.

Ya lo decía Einstein: no podemos esperar resultados distintos haciendo las mismas cosas. Hay que cambiar las cosas. Y para cambiar las cosas, hay que tomar acción.

La parálisis por el análisis: un obstáculo para tu progreso

Uno de los principales enemigos de la acción es la parálisis por el análisis. Consiste en quedarse paralizado por el exceso de información, de opciones o de miedo. Es pensar demasiado y hacer demasiado poco.

La parálisis por el análisis nos impide avanzar, nos hace perder oportunidades y nos genera frustración. Nos hace creer que no estamos preparados, que no sabemos lo suficiente o que no es el momento adecuado.

Pero la realidad es que nunca vamos a estar 100% preparados, nunca vamos a saberlo todo y nunca va a ser el momento perfecto. Lo único que podemos hacer es empezar con lo que tenemos, aprender sobre la marcha y adaptarnos a las circunstancias.

Cómo pasar de la intención a la acción: consejos prácticos

Para superar la parálisis por el análisis y pasar de la intención a la acción, te recomiendo que sigas estos consejos:

  • Define tu objetivo: ¿qué quieres conseguir? ¿Cómo quieres mejorar tu situación financiera? Sé específico, medible, alcanzable, relevante y temporal (SMART). Por ejemplo: quiero ahorrar 5000 euros en un año para invertirlos en un fondo indexado.
  • Divide tu objetivo en tareas: ¿qué pasos tienes que dar para lograr tu objetivo? ¿Qué acciones concretas tienes que realizar? Haz una lista de tareas ordenadas por prioridad e importancia. Por ejemplo: hacer un presupuesto mensual, reducir gastos innecesarios, buscar fuentes de ingresos extra, abrir una cuenta de inversión, etc.
  • Establece un plazo: ¿cuándo quieres alcanzar tu objetivo? ¿Cuánto tiempo te vas a dar para completar cada tarea? Asigna una fecha límite a cada tarea y comprométete con ella. Por ejemplo: hacer un presupuesto mensual antes del 15 de octubre, reducir gastos innecesarios antes del 31 de octubre, etc.
  • Empieza por lo más fácil: ¿qué tarea te resulta más sencilla o más motivadora? Empieza por ahí y ve avanzando poco a poco. No te agobies por lo que te queda por hacer, sino que celebra lo que ya has hecho. Por ejemplo: hacer un presupuesto mensual puede ser más fácil que buscar fuentes de ingresos extra.
  • Busca apoyo: ¿con quién puedes contar para ayudarte o animarte en tu camino? Rodéate de personas que compartan tus objetivos o que ya los hayan conseguido. Pide consejo, feedback o ayuda cuando lo necesites. Por ejemplo: puedes unirte al foro de finanzas personales o leer mi blog.

Cómo aplicar los hábitos que te he enseñado para mejorar tus finanzas personales

Si has seguido mis vídeos y mi blog, sabrás que te he enseñado una serie de hábitos que pueden cambiar tu vida financiera. Son hábitos sencillos, pero poderosos, que te ayudarán a tomar conciencia, a tomar medidas y a crear fuentes de ingresos alternativas o complementarias.

Si no has visto mis vídeos, no te preocupes, porque te voy a hacer un resumen de lo más importante. Y si quieres profundizar más, te invito a que los veas en mi canal de YouTube, donde encontrarás muchos más consejos y recursos para mejorar tus finanzas personales.

Toma conciencia de tu situación actual

El primer paso para mejorar tus finanzas personales es tomar conciencia de tu situación actual. Muchas veces pensamos que sabemos cómo estamos, pero no es así. No tenemos idea de cuánto ganamos, cuánto gastamos, cuánto ahorramos o cuánto debemos.

Para tomar conciencia de tu situación actual, te recomiendo que hagas lo siguiente:

  • Haz un balance de tus ingresos y gastos: registra todos los ingresos y gastos que tienes durante un mes. Puedes usar una hoja de cálculo, una app o un cuaderno. Lo importante es que seas honesto y no te dejes nada. Así sabrás cuánto dinero entra y sale de tu bolsillo cada mes.
  • Haz un balance de tus activos y pasivos: registra todos los activos y pasivos que tienes. Los activos son aquellos bienes o derechos que te generan ingresos o aumentan su valor con el tiempo. Por ejemplo: una casa, una acción, un libro, etc. Los pasivos son aquellos bienes o derechos que te generan gastos o disminuyen su valor con el tiempo. Por ejemplo: una hipoteca, un préstamo, un coche, etc. Así sabrás cuál es tu patrimonio neto o la diferencia entre lo que tienes y lo que debes.
  • Haz un balance de tus hábitos financieros: analiza cómo te comportas con el dinero. ¿Eres ahorrador o gastador? ¿Inviertes o dilapidas? ¿Planificas o improvisas? ¿Te educas o te ignoras? Así sabrás qué aspectos tienes que mejorar o cambiar para alcanzar tus objetivos financieros.

Toma medidas para cambiar o mejorar tu situación

El segundo paso para mejorar tus finanzas personales es tomar medidas para cambiar o mejorar tu situación. Una vez que has tomado conciencia de dónde estás, tienes que decidir a dónde quieres ir y cómo vas a llegar.

Para tomar medidas para cambiar o mejorar tu situación, te recomiendo que hagas lo siguiente:

  • Reduce tus gastos: revisa tus gastos y elimina o reduce aquellos que no sean necesarios o que no te aporten valor. Por ejemplo: suscripciones que no usas, servicios que no necesitas, compras impulsivas, etc. Así podrás ahorrar más dinero cada mes y destinarlo a otros fines más importantes.
  • Aumenta tus ingresos: busca formas de aumentar tus ingresos, ya sea pidiendo un aumento, buscando otro trabajo, vendiendo cosas que no usas, ofreciendo tus servicios o creando un producto. Por ejemplo: puedes dar clases particulares, vender ropa por internet, escribir un ebook, etc. Así podrás generar más dinero cada mes y acelerar el cumplimiento de tus objetivos financieros.
  • Paga tus deudas: si tienes deudas, haz un plan para pagarlas lo antes posible. Prioriza las deudas con mayor interés y menor plazo y paga más del mínimo cada mes. Por ejemplo: puedes usar el método bola de nieve, que consiste en pagar primero la deuda más pequeña y luego ir sumando ese pago a la siguiente deuda más pequeña hasta acabar con todas. Así podrás liberarte del peso de las deudas y ahorrar en intereses.
  • Crea tu “tranquicuenta”: si no tienes una “tranquicuenta”, crea una lo antes posible. Una “TranquiCuenta” es un concepto que he creado y que engloba la cuenta de imprevistos, el cojín de ahorro multiplicado y el colchón de tranquilidad. Una “tranquicuenta” te protegerá de imprevistos o situaciones difíciles. Por ejemplo: una avería, una enfermedad, una pérdida de empleo, etc. Se recomienda tener entre 3 y 6 meses de gastos fijos en una cuenta separada y accesible, aunque esto varía según la situación personal. Así podrás afrontar cualquier contratiempo sin tener que recurrir al crédito o al ahorro.

Crea fuentes de ingresos alternativas o complementarias

El tercer paso para mejorar tus finanzas personales es crear fuentes de ingresos alternativas o complementarias. Una vez que has tomado medidas para cambiar o mejorar tu situación, tienes que crear fuentes de ingresos que te permitan diversificar, multiplicar y escalar tu dinero.

Enfoca tus esfuerzos en generar nuevas fuentes de ingresos. Reducir gastos está bien, pero aumentar ingresos es mucho mejor. La contención del gasto tiene límites, la expansión de los ingresos, no.

La mejor forma de aumentar tu tasa de ahorro es ganando más dinero y creo honestamente que es una posibilidad que está al alcance de casi todo el mundo.

No te estoy diciendo que sea fácil, solo que es posible.

Para crear fuentes de ingresos alternativas o complementarias, te recomiendo que hagas lo siguiente:

  • Crea un blog: un blog es una página web donde puedes publicar artículos sobre un tema que te apasione o que domines. Un blog te permite compartir tu conocimiento, ayudar a otras personas, generar tráfico y monetizar tu contenido. Por ejemplo: puedes crear un blog sobre aquello de lo que más sabes o que más te gusta.
  • Crea un canal de YouTube: un canal de YouTube es una plataforma donde puedes subir vídeos sobre un tema que te guste o que sepas hacer. Un canal de YouTube te permite mostrar tu personalidad, enseñar algo, entretener o informar a tu audiencia y ganar dinero con la publicidad o las colaboraciones. Por ejemplo: puedes crear un canal de YouTube sobre deportes, películas y series, tu profesión, tu pasión, etc.
  • Crea un podcast: un podcast es un programa de audio que puedes grabar y distribuir por internet. Un podcast te permite expresarte, comunicarte, entrevistar a expertos o compartir experiencias con tu público y obtener ingresos por patrocinios o donaciones. Por ejemplo: yo tengo mi podcast sobre finanzas personales, educación financiera, inversión, ahorro, etc.
  • Crea un ebook: un ebook es un libro digital que puedes escribir y vender por internet. Un ebook te permite plasmar tu conocimiento, resolver un problema, ofrecer una solución o contar una historia a tus lectores y obtener beneficios por cada venta o descarga. Por ejemplo: puedes crear un ebook de ficción o de no ficcion para posicionarte como experto en algún tema que domines.
  • Crea un curso online: un curso online es un producto formativo que puedes crear y vender por internet. Un curso online te permite transmitir tu saber, enseñar una habilidad, guiar un proceso o facilitar un aprendizaje a tus alumnos y obtener ingresos por cada inscripción o suscripción. Por ejemplo: yo he creado mi academia online sobre finanzas personales, educación financiera, inversión, ahorro, etc.

Cómo seguir aprendiendo y creciendo en el ámbito financiero

El cuarto y último paso para mejorar tus finanzas personales es seguir aprendiendo y creciendo en el ámbito financiero. No basta con aplicar los hábitos que te he enseñado, sino que tienes que mantenerlos y mejorarlos. Además, tienes que estar al día de las novedades, las tendencias y las oportunidades que ofrece el mundo financiero.

Para seguir aprendiendo y creciendo en el ámbito financiero, te recomiendo que hagas lo siguiente:

  • Lee libros, blogs, revistas o podcasts sobre finanzas personales: hay muchos recursos gratuitos o de bajo coste que puedes aprovechar para ampliar tus conocimientos y habilidades financieras. Por ejemplo: puedes leer el libro Padre Rico Padre Pobre de Robert T. Kiyosaky, seguir mi blog Evitalacrisis.com o escuchar mi podcast de Educación Financiera y Finanzas Personales.
  • Asiste a cursos, talleres, seminarios o webinars sobre finanzas personales: hay muchas opciones para formarte de forma presencial u online sobre temas relacionados con las finanzas personales. Por ejemplo: el mejor ejemplo que se me ocurre es mi propia academia de cursos de educacion financiera y finanzas personales, pero hay mil opciones, de pago y gratuitas.
  • Participa en comunidades, foros, redes sociales o eventos sobre finanzas personales: hay muchos espacios donde puedes interactuar con otras personas interesadas o expertas en finanzas personales. Por ejemplo: puedes participar en nuestro foro de educación financiera y finanzas personales.

En resumen…

En este artículo te he mostrado cómo puedes liderar tu vida y mejorar tus finanzas personales con cuatro pasos sencillos pero efectivos:

  • Toma conciencia de tu situación actual
  • Toma medidas para cambiar o mejorar tu situación
  • Crea fuentes de ingresos alternativas o complementarias
  • Sigue aprendiendo y creciendo en el ámbito financiero

Estos pasos te ayudarán a tomar el control de tu dinero y de tu vida, a aplicar hábitos que te harán más rico y feliz, y a aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo financiero.

Espero que este artículo te haya sido útil y que te haya animado a actuar AHORA. Recuerda que el tiempo es oro y que cada día cuenta.

No lo dudes más y empieza a liderar tu vida y mejorar tus finanzas personales hoy mismo. Si te ha quedado alguna duda o simplemente quieres comentarme algo puedes hacerlo aquí abajo en los comentarios. ¡Te espero!

#Liderazgo #Acción #AcciónMasivaImperfecta


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *