como-invertir-en-la-bolsa-de-valores

Cómo invertir en la bolsa de valores desde cero si eres principiante

¿Te gustaría invertir tu dinero en la bolsa de valores, pero no sabes cómo hacerlo? ¿Te preguntas cuánto dinero necesitas para empezar a invertir y qué productos te convienen más? ¿Quieres aprender los conceptos básicos de la inversión bursátil y evitar los errores más comunes?

Si has respondido si a alguna de estas preguntas, este artículo es para ti. En él, te explicaré todo lo que necesitas saber para empezar a invertir en la bolsa de valores de forma sencilla y rentable.

Yo también fui un novato en esto de la inversión. Ninguno de mis padres sabía cómo invertir en el mercado de valores, y tampoco me lo enseñaron en el colegio. Tuve que aprender todo por mi cuenta, así que sé cómo te sientes. ¿Por dónde empiezo? ¿Qué debo invertir? ¿Cómo lo estoy haciendo? Hay muchas preguntas.

En este artículo, voy a tratar de hacerlo lo más fácil posible para que sea comprensible a alguien que esté empezando en el mundo de la inversión. Te voy a mostrar qué es invertir en la bolsa de valores y cómo funciona, cuánto dinero necesitas para empezar a invertir, qué estrategia de inversión te recomiendo, qué productos debes elegir y cómo comprarlos.

Además, te voy a dar algunos consejos prácticos y recursos útiles para que puedas seguir aprendiendo y mejorando tus inversiones. Así que sigue leyendo y descubre cómo puedes hacer crecer tu patrimonio con la bolsa de valores.

¿Qué es invertir en la bolsa de valores y cómo funciona?

Antes de entrar en materia, vamos a repasar brevemente qué es invertir en la bolsa de valores y cómo funciona.

Invertir en la bolsa de valores significa comprar y vender acciones u otros activos financieros que cotizan en el mercado bursátil.

Las acciones son partes del capital de una empresa que se pueden comprar y vender libremente en la bolsa. Al comprar acciones, te conviertes en propietario de una parte de la empresa y tienes derecho a recibir una parte de sus beneficios, llamados dividendos (parte de los beneficios que reparte la empresa) o participar en las juntas generales..

El precio de las acciones varía según la oferta y la demanda, es decir, según lo que los inversores estén dispuestos a pagar por ellas. El objetivo de invertir en la bolsa de valores es comprar acciones cuando su precio es bajo y venderlas cuando su precio es alto, obteniendo así una ganancia o plusvalía.

Para poder comprar y vender acciones, necesitas abrir una cuenta con un broker, que es una entidad financiera autorizada para intermediar entre los inversores y el mercado. El broker te permite acceder a la bolsa, ejecutar tus órdenes de compra y venta, custodiar tus acciones y cobrarte unas comisiones por sus servicios.

Existen diferentes tipos de brokers, según el tipo de inversión que quieras hacer, el nivel de asesoramiento que necesites, las comisiones que cobren y los productos que ofrezcan. Por eso, es importante que elijas el broker que mejor se adapte a tu perfil y a tus objetivos.

¿Cuánto dinero necesitas para empezar a invertir en la bolsa?

Esta es una pregunta muy frecuente entre los principiantes. Y la respuesta es: depende.

Depende de tu capacidad de ahorro, de tu objetivo financiero, de tu estrategia de inversión y de tu nivel de riesgo.

No hay una cantidad mínima o máxima si quieres invertir en bolsa. Puedes empezar con 100 € o con 10.000 €. Lo importante es que inviertas solo el dinero que no necesites a corto plazo y que puedas asumir el riesgo de perder.

Lo ideal es que tengas un fondo de emergencia con al menos 3 o 6 meses de gastos antes de empezar a invertir (yo recomiendo dos años). Así podrás hacer frente a cualquier imprevisto sin tener que tocar tus inversiones.

También es recomendable que tengas claro cuál es tu objetivo financiero: qué quieres conseguir con tu inversión y cuándo lo vas a necesitar. Por ejemplo, si quieres ahorrar para tu jubilación, tu horizonte temporal será de largo plazo. Si quieres ahorrar para comprar una casa, tu horizonte temporal será de medio plazo.

En función de tu objetivo financiero, podrás elegir una estrategia de inversión más o menos agresiva, es decir, con más o menos riesgo. A mayor riesgo, mayor rentabilidad potencial, pero también mayor posibilidad de pérdida. A menor riesgo, menor rentabilidad potencial, pero también menor posibilidad de pérdida.

Si quieres saber más sobre cuánto dinero necesitas a la hora de invertir en bolsa, te recomiendo que leas este artículo: Cuánto dinero necesitas para empezar a invertir en bolsa, en el que trato el tema en detalle.

¿Cómo empezar a invertir en la bolsa hoy mismo paso a paso?

Ahora que ya sabes qué es invertir en la bolsa de valores y cuánto dinero necesitas para empezar a hacerlo, vamos a ver cómo puedes empezar a hacerlo hoy mismo. Estos son los pasos que debes seguir para empezar a invertir en bolsa:

  1. Define tu objetivo financiero: qué quieres conseguir con tu inversión y cuándo lo vas a necesitar. ¿Para qué quieres invertir en bolsa? ¿Qué quieres conseguir con tu dinero? ¿Cuánto tiempo estás dispuesto a esperar? Estas preguntas te ayudarán a establecer tu objetivo financiero, que debe ser específico, medible, alcanzable, realista y temporal.
  2. Determina tu perfil de riesgo: ¿Qué nivel de riesgo estás dispuesto a asumir? ¿Cómo reaccionas ante las pérdidas? ¿Qué grado de volatilidad toleras? Estas preguntas te ayudarán a determinar tu perfil de riesgo, que puede ser conservador, moderado o agresivo.
  3. Elige tu estrategia de inversión: cómo vas a efectuar la compraventa de tus acciones u otros activos financieros. ¿Qué tipo de inversor quieres ser? ¿Qué criterios vas a seguir para elegir tus inversiones? ¿Qué rentabilidad esperas obtener? Estas preguntas te ayudarán a elegir tu estrategia de inversión, que puede ser pasiva o activa, de valor o de crecimiento, de renta fija o variable, etc.
  4. Selecciona tu producto de inversión: ¿Qué producto se adapta mejor a tu objetivo, perfil y estrategia? ¿Qué ventajas y desventajas tiene cada uno? ¿Qué requisitos y costes implica? Estas preguntas te ayudarán a seleccionar tu producto de inversión, que puede ser acciones, fondos de inversión, fondos indexados, ETFs, derivados financieros, etc.
  5. Escoge tu broker: qué entidad financiera te ofrece las mejores condiciones para acceder al mercado bursátil y ejecutar tus órdenes. ¿Qué bróker te ofrece las mejores condiciones para invertir en el producto que has elegido? ¿Qué comisiones cobra? ¿Qué mercados y productos ofrece? ¿Qué seguridad y garantías ofrece? Estas preguntas te ayudarán a escoger tu broker, que debe ser fiable, regulado, transparente y competitivo.
  6. Abre una cuenta con tu broker: Para abrir una cuenta en el broker que hayas elegido (yo utilizo varios, pero te recomiendo MyInvestor o indexa capital para fondos indexados y DeGiro para acciones individuales y ETF’s), tendrás que rellenar un formulario con tus datos personales, financieros y fiscales. También tendrás que verificar tu identidad y firmar un contrato con las condiciones del servicio.
  7. Transfiere dinero a la cuenta del broker: Para poder invertir en bolsa, tendrás que transferir dinero desde tu cuenta bancaria a la cuenta del broker. El importe dependerá del producto que quieras comprar y del mínimo que exija el broker.
  8. Ejecuta tus órdenes de compra y venta. Para comprar o vender un producto en el mercado bursátil, tendrás que ejecutar una orden indicando el nombre del producto, la cantidad, el precio y el tipo de orden. El broker se encargará de transmitir tu orden al mercado y confirmarte su ejecución.
  9. Controla y revisa tu inversión: Una vez que hayas empezado a invertir en bolsa, tendrás que controlar tus inversiones periódicamente para ver cómo evolucionan y si se ajustan a tu objetivo, perfil y estrategia. También tendrás que hacer ajustes o cambios si es necesario.
como-invertir-en-la-bolsa-de-valores

Siguiendo estos pasos, podrás empezar a invertir en la bolsa hoy mismo, con cualquier cantidad de dinero. Eso sí, recuerda que invertir en la bolsa implica unos riesgos y que no hay garantía de obtener beneficios. Por eso, te recomendamos que te informes bien antes de invertir, que seas prudente y que inviertas solo el dinero que no necesites a corto plazo.

¿Dónde invertir en los mercados financieros?

Llevo más de 18 años invirtiendo y he cometido los errores que trato de evitarte, así que créeme cuando te digo que no comiences con acciones individuales. Como inversor novato, yo te recomendaría que comiences con los fondos de inversión cotizados (ETFs), o fondos de inversión y, para empezar, fondos indexados. Te voy a explicar brevemente cómo funciona cada uno, pero tienes más información en los enlaces:

  • Acciones: Cada acción representa una parte de la propiedad de una empresa. Por ejemplo, si compras 100 acciones de apple (AAPL), eres dueño de una pequeña parte de Apple Inc. Al comprar acciones, te conviertes en accionista de la empresa y puedes obtener beneficios por dividendos o por plusvalías. Las acciones son un producto muy líquido, es decir, que se pueden comprar y vender fácilmente. Sin embargo, también son muy volátiles, es decir, que su precio puede cambiar mucho en poco tiempo. También existen otros productos financieros como podrían ser las acciones fraccionadas.
  • Fondos de inversión o Mutuos: son productos que agrupan el dinero de varios inversores y lo invierten en una cartera diversificada de activos, como acciones, bonos, materias primas, etc. Al comprar un fondo de inversión, te conviertes en partícipe del fondo y puedes obtener beneficios por la rentabilidad de la cartera. Los fondos de inversión son un producto muy diversificado, es decir, que reparten el riesgo entre muchos activos. Sin embargo, también tienen unos costes elevados, como las comisiones de gestión o de depósito.
  • Fondos indexados: son un tipo de fondo de inversión que replica el comportamiento de un índice bursátil, como el IBEX 35 o el S&P 500. Al comprar un fondo indexado, te conviertes en partícipe del fondo y puedes obtener beneficios por la rentabilidad del índice. Los fondos indexados son un producto muy sencillo, es decir, que no requieren mucha gestión ni conocimiento. Además, tienen unos costes muy bajos, ya que no cobran comisiones de gestión ni de depósito.
  • ETFs: son un tipo de fondo de inversión que cotiza en bolsa como una acción. Al comprar un ETF, te conviertes en partícipe del fondo y puedes obtener beneficios por la rentabilidad de la cartera. Los ETFs son un producto muy flexible, es decir, que se pueden comprar y vender en cualquier momento del día. Además, tienen una gran variedad de temáticas y sectores para elegir. Sin embargo, los fondos cotizados en bolsa también tienen unos costes asociados, como las comisiones del broker o los impuestos.
  • Derivados financieros: son productos que derivan su valor de otro activo subyacente, como una acción, un índice o una divisa. Al comprar un derivado financiero, no adquieres el activo subyacente sino un contrato que te da el derecho o la obligación de comprarlo o venderlo en el futuro a un precio determinado. Los derivados financieros son un producto muy apalancado, es decir, que te permiten invertir más dinero del que tienes. Sin embargo, también son muy arriesgados, es decir, que puedes perder más dinero del que tienes. Los derivados financieros son un producto solo apto para inversores expertos y con un alto perfil de riesgo.

Como ves, hay muchos tipos de productos para invertir en bolsa, y cada uno tiene sus pros y sus contras. Para elegir el más adecuado para ti, debes tener en cuenta tu situación personal, tu objetivo financiero, tu horizonte temporal y tu tolerancia al riesgo.

Si eres principiante, te recomiendo que empieces por productos sencillos, diversificados y de bajo coste, como los fondos indexados o los ETFs. Estos productos te permiten invertir en bolsa de forma fácil, segura y rentable a largo plazo.

Si quieres saber más sobre estos productos y cómo invertir en ellos, te invito a que leas este artículo: 296.- Los Fondos Indexados, la INVERSIÓN más “segura” a largo plazo. Conceptos básicos, Qué son, Cómo funcionan.

Estrategia de inversión para principiantes

La estrategia que creo que es mejor para los nuevos inversores es construir una cartera diversificada de fondos indexados o ETFs gestionados pasivamente. Por ejemplo, si tienes 6.000 €, podrías dividirlos en partes iguales entre un fondo o ETF que replique el índice S&P 500, que agrupa las 500 empresas más grandes de Estados Unidos, y otro que replique el índice MSCI World, que agrupa más de 1.600 empresas de 23 países desarrollados. Así, tendrías una exposición global a los mercados de renta variable, con un bajo coste y un bajo riesgo.

Los fondos indexados o ETFs gestionados pasivamente son aquellos que siguen el comportamiento de un índice bursátil, como el Ibex 35, el Eurostoxx 50 o el Nasdaq 100. Su ventaja es que no requieren de un gestor activo que decida qué acciones comprar o vender, sino que replican la composición y el peso de cada acción en el índice. De esta forma, se ahorran los costes de gestión y se obtiene una rentabilidad similar a la del mercado.

Los fondos indexados o ETFs de gestión pasiva son una forma sencilla y eficiente de comenzar a invertir en bolsa, ya que te permiten diversificar tu inversión entre cientos o miles de empresas de diferentes sectores y países, reducir el riesgo de elegir mal las acciones y aprovechar el crecimiento a largo plazo de los mercados.

En resumen…

En este artículo hemos visto cómo invertir en la bolsa de valores. Hemos visto que:

  • La inversión en bolsa de valores significa comprar y vender acciones u otros activos financieros que cotizan en el mercado bursátil.
  • La cantidad de dinero que necesitas para invertir en la bolsa de valores depende de tu capacidad de ahorro, tu objetivo financiero, tu estrategia de inversión y tu nivel de riesgo.
  • Para aprender a invertir en la bolsa de valores, debes definir tu objetivo financiero, determinar tu perfil de riesgo, elegir tu estrategia de inversión, seleccionar tu producto elegido, escoger tu broker, abrir una cuenta con tu broker y comprar tus acciones u otros activos financieros.
  • Como inversor novato, te recomiendo que comiences con los fondos de inversión cotizados (ETFs), o fondos de inversión y, para empezar, fondos indexados. Así podrás construir una cartera diversificada de fondos indexados o ETFs gestionados pasivamente, con un bajo coste y un bajo riesgo.

Piérdele el miedo a la inversión en bolsa; es mucho más peligroso no invertir. La bolsa crece al compás del mundo y el mundo es cada año un lugar mejor. Eso si, invierte con más cabeza que corazón.

Ganar pasta invirtiendo está bien, pero es más importante aprender a no perderla. Preserva tu capital y nunca des por hecho que serás capaz de recuperar el dinero perdido.

Espero que este artículo te haya sido útil y que te haya animado a empezar a invertir en bolsa desde cero. Recuerda que invertir en acciones es una forma de hacer crecer tu patrimonio a largo plazo, pero también implica unos riesgos y requiere una formación y una disciplina. Por eso, te recomiendo que te informes bien antes de invertir, que seas prudente y que inviertas solo el dinero que no necesites a corto plazo.

Si tienes alguna duda o comentario sobre este artículo, déjamelo aquí abajo. Estaré encantado de ayudarte. Y si te ha gustado este artículo, compártelo con tus amigos y familiares. Así me ayudas a difundir la cultura financiera y a mejorar la vida de más personas.

¿Quieres saber más sobre cómo invertir en bolsa? Haz clic aquí y descubre los mejores recursos para aprender y mejorar tus inversiones.

También te puede interesar leer estos artículos:


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *