Como evitar fraudes habituales por internet

Cómo evitar fraudes habituales por internet

Desde hace ya bastante tiempo, proliferan en Internet cierto tipo de correos electrónicos fraudulentos que se dan por verdaderos y/o institucionales de diversa índole, avisándonos de ingresos en nuestra cuenta o de compras que no hemos realizado. O diciéndonos que nos han entrado en nuestra cuenta, ya sea bancaria, de PayPal o similares. Incluso de Facebook. La imaginación de estos delincuentes no tiene límite, de forma que puedes esperarte cualquier cosa además de estos ejemplos que te expongo.

Algunos individuos se dedican a hacerse pasar por empresas intermediarias de pago, como PayPal, para hacerse con las claves y tener total acceso a nuestros bancos virtuales e información confidencial. A estos actos delictivos se les conoce como Phishing (que consiste en suplantar la identidad de estas entidades) y a los delincuentes que utilizan estos métodos se les conocen con el nombre scamers (estafadores).

Los estafadores online se están volviendo cada vez más sofisticados en sus intentos de engañar a las víctimas desprevenidas para que entreguen su información personal y su dinero. Con la prevalencia de la banca y las compras en línea, nunca ha sido más importante estar al tanto de los diversos tipos de fraude en Internet y cómo evitarlos. En este artículo, discutiremos los diversos tipos de fraude en Internet y proporcionaremos consejos sobre cómo protegerte de convertirte en una víctima.

También exploraremos los recursos disponibles para aquellos que han sido afectados por el fraude en internet. Por lo tanto, comencemos a aprender cómo mantenerte seguro en línea y evitar ser víctima de un fraude en Internet.

Como evitar fraudes habituales por internet

El mundo digital de hoy está lleno de riesgos y amenazas potenciales, y desafortunadamente, el fraude en Internet es un problema muy común. De hecho, se estima que casi 2 millones de personas son víctimas de fraude en Internet cada año. Con el aumento de la banca por internet, las compras online y otras actividades en línea, los estafadores online son cada vez más sofisticados. Como resultado, es fundamental estar al tanto de los fraudes más comunes que existen en Internet y en cómo evitarlos.

Ya te hablé el otro día de casos de fraude por mensajes de texto SMS y a lo largo de este blog encontrarás más artículos relacionados. Pero tenemos que estar atentos en todo momento, al comprar en páginas los ciberdelincuentes siempre están al acecho, así que aprende varios métodos y sabrás cómo evitar estafas cuando pagues por un producto.

Phishing

El tipo más común de fraude en Internet es el phishing. Esto es cuando un estafador envía un correo electrónico, a menudo fingiendo ser de una organización legítima como un banco, en un intento de robar información personal como nombres de usuario, contraseñas y detalles de tarjetas de crédito. Fíjate bien en la dirección de correo del remitente para ver que sea la real, porque estos emails pueden contener enlaces a sitios web maliciosos y malware. Lo mejor es desconfiar y así evitar las estafas más comunes.

Siempre tienes que fijarte porque estas páginas fraudulentas se hacen pasar por páginas fiables, así que comprueba siempre las direcciones web y que incluyan el “HTTPS”. Intentarán llevarnos a un enlace donde nos llevará a una web fantasma, con la intención de robar nuestras claves “password” y operar con total libertad para dejarnos las cuentas bien limpias. Este enlace lo veremos como si fuera el enlace para entrar en PayPal, por ejemplo.

Pero si pasamos el puntero del ratón por encima de dicho enlace, veremos que la dirección es otra bien distinta. Para ver ese detalle, solo tenemos que fijarnos en el enlace real que, casi todo navegador, nos muestra en la parte inferior, así como hacen los principales gestores de correo o webmail. La mejor manera de evitar las estafas de phishing es estar atento cuando se trata de correos electrónicos, fijarnos bien en los correos que nos envían, poniendo especial atención en varios detalles para detectar los fraudes.

Si un correo electrónico parece sospechoso, no hagas clic en ningún enlace ni abras ningún archivo adjunto. Si no estás seguro de la legitimidad de un correo electrónico, ponte en contacto con la organización directamente o elimínalo. Aunque estos scamers son muy listos, ya que nos mandan un correo con los mismos logos que nuestros bancos virtuales y todo muy bien detallado. Pero si nos fijamos es fácil detectar el fraude.

Malware

Otro tipo de fraude a tener en cuenta es el malware. El malware es un tipo de software malicioso que puede dañar los ordenadores, robar información confidencial y realizar un seguimiento de la actividad del usuario. El malware se puede instalar cuando un usuario visita un sitio web peligroso, descarga un archivo o ejecuta un programa infectado. Es importante asegurarte de que tu equipo tenga instalado un software antivirus actualizado para protegerte del software malicioso.

Como evitar fraudes habituales por internet

También es importante asegurarte de que las páginas web que utilizas sean seguros y utilicen protocolos seguros al transmitir información. La seguridad en internet es algo que no debes descuidar si quieres evitar disgustos. Busca el “HTTPS” en la barra de direcciones y asegúrate de que el sitio web esté utilizando cifrado, como SSL o TLS. Esto asegurará que tu información esté encriptada y no pueda ser interceptada por terceros.

Finalmente, al hacer pagos online, asegúrate de que estás usando un método de pago fiable y seguro. Trata de evitar el uso de tarjetas de débito, ya que son vulnerables al robo. Si es posible, utiliza un método de pago seguro como PayPal o un servicio que ofrezca autenticación de dos factores. Al seguir estos consejos, puedes ayudar a protegerte contra el fraude en Internet y proteger tus datos personales. Estate atento y mantente informado, y puedes ayudar a minimizar los riesgos que plantean los estafadores.

Paypal

Este es un ejemplo habitual de este tipo de estafas. El correo que recibimos muestra un correo como nos puede mandar PayPal (en el ejemplo que estamos siguiendo, recordad que puede ser cualquier banco, tienda online, mensajería, red social, etc.). Un mensaje con su logo incluido y muy bien detallado.

Pero cuando pasamos el ratón por encima del enlace, vemos que, en la barra de debajo del navegador, nos manda a otro enlace totalmente diferente a la empresa PayPal (www.paypal.com). Nos mandarán un mensaje donde nos dice que si no verificamos nuestra cuenta en un corto periodo de tiempo será anulada. De este modo nos entrarán las prisas y entraremos en su juego. Aquí es donde debemos empezar a sospechar, pues PayPal o cualquier otra operadora virtual, nunca nos mandará este tipo de mensajes.

Solo nos mandará mensajes informativos de nuestros movimientos, pagos, etc. Ante la duda siempre entrar en la página oficial y poneros en contacto directamente con ellos, mediante formulario de contacto o por teléfono y, nunca, por ningún teléfono o medio de contacto que ponga en ese email, pues podría ser también fraudulento.

A la hora de comprar un producto, la mayoría de las tiendas ofrecen varios métodos de pago. Si dudamos, PayPal es garantía de satisfacción, pues puedes solicitar el reembolso si ves un comportamiento anómalo y los sitios web fraudulentos no lo suelen incluir, ya que PayPal suele dar la razón a la potencial víctima y devolverle el dinero con lo que los estafadores perderían el tiempo.

Acude a la fuente

Siempre acudir a la web oficial, escribiendo la dirección en vuestro navegador. O, en el caso del banco mira en tu correspondencia. Estas mismas empresas, como paypal, nos dejan bastante claro que no debemos de desvelar claves de acceso ni a sus propios empleados cuando nos registramos en ellas.

Muchas veces, cuando vamos a cobrar una comisión de nuestros sistemas de afiliados, por ejemplo, algunas empresas solo hacen el paso del dinero mediante transferencia bancaria directamente y no por algún intermediario como paypal.

Entonces, tenemos que fijarnos en algunos detalles para realizar una operación segura. Por ejemplo, cuando hacemos un movimiento de fondos, siempre nos llevará a otra ventana donde, en la dirección de la esta nueva página, podemos ver la siguiente URL: «https://».

Esta «s» nos dice que estamos en un lugar seguro. También suele haber un pequeño candado cerrado en la parte inferior de los principales navegadores, que nos indica que estamos en un lugar fuera de peligro.

Hasta en redes sociales

También te he puesto un post explicando un timo habitual en Facebook y otras redes sociales. Puedes verlo, junto con fotos de ejemplo, pinchando aquí. Los productos van cambiando, pero el esquema, es el mismo en compras por internet.

Recomendaciones para evitar fraudes habituales por Internet

Debemos de estar siempre por encima de estos fraudes y no dejarnos engañar. Afortunadamente, hay pasos que puedes tomar para protegerte del fraude en Internet común y evitar estafas. Estos son algunos consejos para evitar estafas online:

  • En primer lugar, asegúrate de que únicamente estás visitando webs de confianza y solo dar a conocer tu información personal a sitios fiables. Busca sitios web con protocolos seguros, como HTTPS, y siempre verifica la URL antes de ingresar cualquier información.
  • En segundo lugar, ten cuidado con los correos electrónicos y mensajes que te piden que hagas clic en los enlaces o introduzcas tu contraseña. Si es de una compañía de buena reputación, no deberían pedirte esta información.
  • En tercer lugar, ten mucho cuidado al realizar pagos en internet. Utiliza siempre un método de pago seguro, como PayPal, y asegúrate de introducir los datos de pago en un sitio web seguro.
  • En cuarto lugar, al introducir contraseñas u otros datos confidenciales, asegúrate de que la página web que estás utilizando, tiene activo el cifrado. Esto significa que los datos están codificados, por lo que no pueden ser leídos por nadie más.
  • Utiliza claves distintas y a ser posible con letras y números. Nunca tu nombre, números familiares como fechas de nacimiento, etc.
  • Usa filtros anti-spam en tu correo.
  • Gestiona varias cuentas de correo y reparte los registros entre unas y otras con claves diferentes en cada una.
  • Revisa periódicamente tu cuenta bancaria. En un plazo de 20 días podemos rechazar un recibo que no nos parece correcto. Además, es algo fundamental para cuidar nuestras Finanzas Personales.
  • Cuando nos interesa una web nos informaremos primero por foros, amigos con experiencia, etc.
  • Por último, ten en cuenta el malware. El malware es un tipo de software malicioso que se puede utilizar para robar información personal o incluso tomar el control de tu ordenador. Siempre asegúrate de tener las últimas actualizaciones de seguridad instaladas en tu ordenador y emplea un software antivirus fiable.

Para terminar, utiliza siempre el sentido común (tanto en Internet como en la vida real, nadie regala nada) el cual nos dará libertad para movernos de forma segura por Internet. Al seguir estos pasos, puedes ayudar a garantizar que permanezcas seguro en la red de redes y protegerte del fraude común en Internet.

También puedes echar un vistazo al artículo ¿Qué es el SCAM? El fraude a la última.


Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *