¿Buscas negocios con poca inversión y alta rentabilidad? Entonces, el post de hoy es para ti. Muchísima gente, cuando pensar en mejorar sus finanzas personales, se plantean iniciar su propio negocio. Buscan alguna forma para ganar dinero en Internet, pero se centran en negocios online. Y hacen bien, personalmente, sabes que lo recomiendo.

De hecho, siempre te recomiendo empezar creando tu propio blog. Un blog, que vas a utilizar como base de operaciones. No es, necesariamente, ganar dinero con un blog, aunque, a la larga, acabarás haciéndolo. Es más bien una plataforma. Tu propio canal de comunicaciones. Tu propia marca personal.

Pero, sobre todo las personas más mayores o, no muy habituadas a la red de redes, no lo ven factible o creen que será lento. Ya te adelanto que es un error. No obstante, si no quieres crear un blog de momento pero, te interesa montar un negocio online, voy a darte algunos consejos hoy.

La forma más rápida de iniciar un negocio, ya sea online o del tipo tradicional, es una franquicia. Las franquicias te lo dan todo hecho. El modelo de negocio, el sistema de venta, información relacionada, pautas de éxito, etc. Además, tienes el éxito prácticamente asegurado. La principal barrera para cualquier emprendedor a la hora de montar un negocio con franquicia es la inversión inicial. Y no sólo te hablo de la inversión en la franquicia, sino también del local, permisos, etcétera.
Por eso te quiero hablar hoy de como montar una franquicia barata sin local como tu propio negocio online independiente.

¿Buscas negocios con poca inversión y alta rentabilidad?

Es la oportunidad de tener tu propio negocio

Pero, estarás pensando que esto es ciencia ficción. Pues déjame decirte que te estás equivocando. Se trata de un nuevo modelo de negocio que está pegando bastante fuerte. Elimina las barreras de entrada de la franquicia tradicional pero mantiene todos sus beneficios. Incluso algunos más.

Un ejemplo sería montar una franquicia de inmobiliaria. De esta forma, podrías aprovechar la amplia oferta existente, tanto de pisos, casas y demás, como de locales comerciales. Esto tiene muchas más ventajas.

La principal es que no tienes que empezar tu negocio desde cero. Además, existen franquicias corporativas, en las que todos los participantes aportan y reciben beneficios en función de lo aportado. De esta forma, todos los miembros arrimar el hombro en la misma dirección y por el mismo “ente”. Pero cada uno tiene un negocio individual independiente.

Empezarías con una cartera de clientes, con un montón de propiedades compartidas y con publicidad, acompañamiento y acuerdos más que interesantes. Y, como en todas las franquicias, con la formación necesaria para potenciar tu negocio online y ganar dinero de manera consistente.

Suena mucho más interesante que empezar de cero ¿verdad? No tendrías que empezar a captar viviendas o propiedades, sin tener un nombre, sin tener experiencia, sin tener ni idea, etcétera. No tendrías que empezar a buscar clientes sin saber que les vas a vender.

Estarías en el mercado de los emprendimientos rentables. Sin duda, se trata de uno de los mejores negocios con poca inversión. Pero que puedes conseguir una alta rentabilidad. Todo fruto de tu trabajo, pero sin empezar en solitario y desde cero. Sólo tú pones el límite.

¿Habías oído hablar de este tipo de franquicia? ¿Te parece interesante? ¿Conoces algún otro modelo de este tipo? Cuéntamelo en los comentarios y dime qué te parece.