Hoy os traigo 10 trucos con los que ahorrar electricidad y es que la factura de la luz ha subido más de un 60% desde el año 2007 (sin contar la de este año) y sin que esas continuas subidas hayan evitado que las compañías de luz tengan además reconocida una deuda de 28.000 millones de euros que los consumidores deberemos abonar en los próximo años.

10 trucos con los que ahorrar electricidad

De hecho, el consumidor español paga bastante más cara la electricidad que lo hacen otros consumidores europeos. Tan sólo Irlanda y Chipre cuentan con un precio por kWh más elevado.

La vida sube en medio de una crisis que está a punto de cumplir los seis añitos de edad y eso que se iba a acabar pronto. Poner remedio a esta situación o, al menos aliviarla, está en nuestras manos como siempre os digo en el Blog. Hoy os traigo unos truquillos que podemos usar en casa para ahorrar algo mas:

  1. Utilizar los comparadores online. En Internet hay bastantes páginas como tarifasdeluz.com que te ayuda a seleccionar la comercializadora que contratar para que tus facturas no te desbaraten el balance mensual.
  2. Calcular la potencia que tenemos que poner en nuestra casa. Aunque suene complicado no lo es tanto. Para calcularla debemos sumar las potencias de los aparatos eléctricos que pueden llegar a funcionar simultáneamente. A esta suma debemos añadir un pequeño margen de garantía para que no salten los plomos cuando utilicemos la lavadora, el calentador y el ordenador a la vez. Una vez conocida la potencia que necesitamos en casa, podemos acercarnos a las ofertas de las compañías que suelen ser en múltiplos de 1.100 vatios y contratar la que sea inmediatamente superior a la suma que hemos realizado para nuestra casa. Hay que contratar una potencia personalizada. Es importante ser muy cuidadoso con la suma porque si contratamos de más o de menos y queremos modificar la potencia después nos costará una ‘sanción’ monetaria. Si no sabes cómo hacer esta operación, siempre puedes echarle un ojo a alguna página web especializada que puede guiarte en esta tarea.
  3. Tarifa de bono social. Aunque parezca mentira, los consumidores también podemos sacarle partido a la liberalización del sector energético. ¿Cómo? El pasado uno de julio de 2011 se abrió la veda para que cada comercializadora fijara sus propios precios, pero también se establecieron unas tarifas fijas (TUR) y la llamada tarifa de bono social, que está pensada para abaratar el gasto de los colectivos más afectados por la crisis como pensionistas, familias numerosas y desempleados. Daros prisa por que la modificación  de la Tarifa de Último Recurso, de la que sabemos solamente su nuevo nombre (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), hace prever nuevas subidas pues dejará de ser un precio fijo para convertirse en un precio máximo.
  4. Utiliza bombillas de LED o las de bajo consumo. Sí, es cierto que las bombillas de bajo consumo son más caras que las convencionales, aunque mas baratas que las LED, pero esta inversión inicial se verá recompensada en los recibos siguientes sobre todo en nuestro negocio. Y si no lo crees, echa un ojo a la web nadamasquelaverdad en la que hacen un estudio pormenorizado sobre el uso de estas bombillas. Aunque cuesten, de media, 5 euros cada una, su vida es más prolongada que las convencionales. Según este análisis, el uso de las bombillas de bajo consumo hará que nos ahorremos, en diez años, unos 1.300 euros… casi nada. En un domicilio particular son caras y su rendimiento es muy bajo. Hay que tener en cuenta que estas bombillas que están pensadas para que duren unas 10.000 horas, pero en una vivienda no duran más allá de 1.500 a 2.000 horas, ya que les afecta mucho el encendido y apagado y más allá de 1.000 a 1.500 encendidos y apagados no duran. Además son muy contaminantes y peligrosas por el mercurio y los gases que contienen, de hecho el Ministerio de Salud Pública Británico desaconseja su utilización y da una serie de consejos de ventilación y aireación en caso de rotura de la bombilla en el interior de cualquier local o habitación. Tampoco hay una cultura de depositarlas, una vez dejan de funcionar, en un lugar de recogida o punto limpio. Por estos motivos, para nuestra casa, soy más partidario de la tecnología LED, aunque sea algo más cara.
  5. Apagar los dispositivos electrónicos, no dejarlos en ‘stand by’. Apagar la televisión desde el mando a distancia sólo la deja Hibernando, es decir, sigue consumiendo energía. Y lo mismo pasa con el DVD, el Ordenador, el Disco Duro, etc. Los aparatos eléctricos hay que apagarlos del todo, aunque cueste un poco levantarse del sofá para darle al botón o esperar unos minutos a que arranque el aparato en cuestión. Dejar enchufado por ejemplo el cargador de móvil para solo enchufar el móvil también gasta electricidad.
  6. Poner la lavadora con el agua fría y totalmente llena. Este sencillo gesto también recorta bastante nuestro gasto a final de mes, pese a que hoy en día tenemos lavadoras que lavan a “media carga“. Y no sólo eso. También es recomendable apagar la vitrocerámica un ratito antes de que esté hecha la comida, pues con el calor que se ha concentrado se termina de cocinar esa sopita o el pucherito del mediodía. Tenéis mas consejos para ahorrar en la cocina aquí.
  7. Usar el microondas en lugar del horno. Aunque no lo creáis, si utilizáis el hermano pequeño del horno de toda la vida puedes ahorrarte hasta un 70% de la electricidad necesaria. El uso de la olla a presión también es una buena fórmula de ahorro frente a las cazuelas convencionales. Tenéis mas consejos para ahorrar en la cocina aquí.
  8. Ten bien cerrada la habitación. Con la calefacción y el aire acondicionado hay que cerrar bien las ventanas y las puertas para que no se malgaste la energía. Tener unos buenos aislantes en casa ayuda por supuesto. Los mayores puntos de fuga son las ventanas y puertas pero siempre es aconsejable tener paredes con cámara de aire (si vas a construir o reformar tu casa acuérdate y ahorraras).
  9. En la cocina aleja el horno del frigorífico, pues el calor que desprende el primero obliga al segundo a gastar más energía. Tampoco metas alimentos calientes en la nevera por el mismo motivo (el calor que desprende quitara frigorías a los alimentos ya en la nevera y además a esta le costará mas enfriarlo) y mantén limpia la parte trasera del frigorífico porque la nevera gasta el 20% de electricidad del hogar. Tenéis mas consejos para ahorrar en la cocina aquí.
  10. Deja el “Termo” encendido. Si tienes un termo o termostato para el agua caliente (un depósito en el que se calienta el agua que luego utilizas para ducharte o fregar por ejemplo) tenlo siempre encendido a no ser que vayas a faltar de casa mas de 15 días. Para escapadas de fin de semana por ejemplo no interesa apagarlo pues gastará mas en volver a calentar toda el agua de lo que te ahorrarás apagándolo.

Como bonus track os traigo el Interruptor con monedas. Es curioso y no me queda del todo claro si llegará a expandirse esta iniciativa, pero de ser así, podría resultar muy útil para evitar consumos innecesarios en casa, o enseñar a los mas pequeños. Se trata de un interruptor corriente que funciona únicamente con monedas, así, cada vez que necesites encender la luz vas a tener que echar una moneda. Esta sencilla solución pone de manifiesto que este gesto conlleva un coste y que tener la luz encendida sin motivo también lo tiene. Además, las monedas se quedan en la casa, así que también sirve de hucha para ahorrar para un capricho.

Y tu ¿utilizas trucos con los que ahorrar electricidad?

Pin It on Pinterest

Share This